Posicionamos su web SEO / SEM

Industria y educación, pilares de un futuro nanotecnológico

31/05/2010

31 de mayo de 2010

Industria y Educación sentarán las bases del futuro de la Nanotecnología y la Nanociencia, según señalaron los expertos asistentes al primer Congreso Internacional de Nanotecnología e Infraestructuras de Investigación celebrado la semana pasada en Barcelona.
La industria debe caminar de la mano hacia un objetivo común para poder avanzar en el campo de la nanotecnología. Se tiene que producir un cambio en la mentalidad del sector industrial que rompa con las costumbres pasadas e innove con una forma de trabajar que aglutine a toda la comunidad. La cooperación y coordinación de todos los agentes industriales son aspectos imprescindibles para el desarrollo de la nanotecnología, ya que sin ellos será muy difícil afrontar la complejidad de esta ciencia. Por otro lado, el trabajo en equipo permitirá no sólo reducir el tiempo de investigación sino también sus costes.
En estos momentos, los principales competidores de Europa son los Estados Unidos y Asia, si Europa no mejora su competitividad difícilmente podrá dominar el mercado de la nanotecnología, por ello debe apostar fuerte por crear plataformas de excelencia y fortalecer la colaboración e innovación entre Industria, Universidades y comunidad científica. Es más, la industria debería estar presente y participar en los procesos de decisión.
Europa tiene que luchar por convertirse en un hub internacional (centro de conexiones) de la Nanotecnología, tal como ha explicado Philip Withers, Investigador de la Universidad de Manchester, que ha explicado que el futuro del sector aeroespacial pasa por el uso de la nanotecnología, ya que esta ciencia permitirá crear materiales más ligeros, flexibles y resistentes que hagan de los aviones unos aparatos más seguros.
Otro de los aspectos que han destacado los asistentes al congreso Gennesys pasa por unir la industria con el mercado y los centros académicos. Es muy importante que se cree un lazo de cooperación entre estos 3 mundos para poder ser más eficientes. En el futuro se tiene que desarrollar una estrategia que consiga que la investigación llegue a la industria, sólo así se conseguirá que el desarrollo de innovaciones repercuta favorablemente en la sociedad. Actualmente la nanotecnología se encuentra ya omnipresente en nuestra vida cotidiana: tratamientos médicos, materiales ópticos, motores eléctricos, etc.
Por ejemplo, el sector del automóvil puede beneficiarse de la nanotecnología en el sentido que esta ciencia permitirá dar con nuevas energías menos contaminantes y mejorar la producción de los coches eléctricos. Estamos hablando de unos de los sectores que más emisiones de CO2 genera y del principal consumidor de carburantes. Cambiar esta situación será posible gracias a la nanotecnología porque se podrá controlar la combustión de los vehículos haciendo que se reduzca la cantidad de emisiones nocivas y además su apuesta por la movilidad eléctrica provocará un cambio radical en el consumo de los combustibles.