Posicionamos su web SEO / SEM

Primer Congreso Mundial de Nanotecnología e Infraestructuras de Investigación

“En menos de 5 años estaremos en un mundo nanotecnológico”

Redacción Interempresas17/05/2010
La nanotecnología avanza muy deprisa. Y aunque existe todavía un desconocimiento muy generalizado, lo cierto es que sus múltiples aplicaciones ya forman parte de nuestra vida cotidiana. Desde cremas solares, raquetas, esquís, cristales antiralladuras, filtros de agua o filtros para los tubos de escape, hasta multitud de medicamentos, existen muchos productos derivados de la nanotecnología que ya se encuentran en el mercado. Según el director general del Parc de Recerca UAB, Jordi Marquet, “la nanotecnología está llamada a convertirse en poco tiempo en una tecnología de aplicación general, como la electricidad o la informática. Dada la rapidez con la que se avanza en este campo, creemos que en menos de 5 años, la nanotecnología estará presente en gran parte de los sectores industriales, desde el textil hasta el medio ambiente, pasando por sus aplicaciones médicas, energéticas o en las tecnologías de la información y la comunicación”. 

La importancia de la nanotecnología y las nanociencias en el futuro de la ciencia y de la industria es un hecho asumido por la comunidad internacional, que motiva que los Estados dediquen cada año mayores recursos a crear instrumentos de análisis que permitan avanzar hacia investigación con nanomateriales. Sin embargo, las infraestructuras necesarias son extremadamente sofisticadas y caras.

Según explica Jordi Marquet, “la nanotecnología puede llegar a ser muy cara y, por esta razón, es necesario que los diferentes gobiernos, los investigadores y la industria planifiquen y concreten hacia donde tienen que ir las inversiones. En este sentido, el congreso Gennesys reunirá a expertos, personas con capacidad de decisión política y directivos de la industria, que marcarán hacia donde irá la nanotecnología los próximos años”.


foto
Carles Miravitlles y Jordi Marquet.
Congreso Gennesys

Centenares de científicos y cargos políticos de todo el mundo participarán, del 26 al 28 de mayo, en el Primer Congreso Internacional Gennesys de Nanotecnología e Infraestructuras de Investigación. Se trata del primer evento a nivel internacional sobre este campo, que será clave en el futuro para la investigación científica de alto nivel y el desarrollo de innovaciones industriales.

Los expertos calculan que la nanotecnología generará un negocio de entre uno y tres billones de dólares en diez año Ciencia y política, un tándem necesario

La nanotecnología es un campo de las ciencias aplicadas, dedicado al control y manipulación de la materia a una escala menor que un micrómetro, es decir, a nivel de átomos y moléculas. Se trata de una tecnología multidisciplinar y, por tanto, lo único que tienen en común las diferentes disciplinas es la escala de la materia con la que trabajan, los llamados nanomateriales. Sin embargo, estas disciplinas abren las puertas a la comprensión de nuevos fenómenos y al descubrimiento de nuevas propiedades susceptibles de ser utilizables a escala macroscópica y microscópica.

Los expertos calculan que la nanotecnología generará un negocio de entre uno y tres billones de dólares en diez años. Aunque nos encontramos en los inicios de estos desarrollos, en la actualidad se calcula que los productos nanotecnológicos mueven un mercado de unos 200.000 millones de dólares en todo el mundo.

Entre las innumerables aplicaciones en la industria está la obtención de materiales más resistentes y flexibles lo que, por poner un ejemplo, tiene un impacto directo tanto en productos de deporte como las raquetas, como en la industria automovilística o de la aviación, con la posibilidad de producir vehículos más ligeros y resistentes que consuman menos carburante. Las energías renovables, la industria textil o la medicina son otros campos cuya aplicación tiene una incidencia directa en el medio ambiente y la calidad de vida de las personas.

Aunque algunas infraestructuras, como las fuentes de radiación de luz sincrotrón y de neutrones, representan inversiones millonarias, como el recién inaugurado Sincrotrón Alba con una inversión de más de 200 millones de euros, los expertos están totalmente convencidos de su necesidad.

Según Jordi Marquet, “estas inversiones están plenamente justificadas porque nos permitirán avanzar rápidamente en el desarrollo de nuevas aplicaciones para la ciencia y la industria, con un impacto directo y positivo en la sociedad y en el medio ambiente”.

España es, en Europa, un claro ejemplo de apuesta decidida por la nanociencia y nanotecnología. De hecho, este campo constituye una línea estratégica del Plan Nacional de Investigación, que lleva ya 2 años funcionando en nuestro país.

A nivel internacional, se ha vivido un rápido incremento del interés de la inversión pública y privada, especialmente en países como EE UU, Japón, China o la Federación Rusa, solo por citar algunos de los más significativos.

En la UE, sin embargo, aunque las inversiones en los programas nacionales de los Estados miembros están creciendo de forma rápida, este crecimiento se ha hecho hasta ahora por separado, siendo necesaria una política común.