Manpower Professional analiza los resultados del estudio 'Redes sociales y empresa'

22/03/2010

23 de marzo de 2010

El pasado 18 de marzo, Dolors Poblet, directora de Manpower Professional, compartirá con los expertos en recursos humanos presentes en la feria 'Personal España' que se celebró la semana pasada en Fira de Barcelona los resultados del estudio 'Redes sociales y empresa. Cómo aprovechar el poder de los social media', en el marco de la conferencia “Reclutamiento 2.0. ¿A dónde vamos y de dónde venimos?'
Según la opinión de Dolors Poblet, “la utilización de las redes sociales en el ámbito laboral es una evidencia más de que el mundo del trabajo cambia y cada vez a una mayor velocidad. En Manpower, somos expertos en el cambiante mundo del trabajo, e innovamos cada día para sacar el máximo partido a estas herramientas en las primeras fases de difusión de ofertas y recepción de currículums, e incluso, en algunos casos, en etapas más avanzadas con la realización de algunas pruebas a través de Internet”. Poblet también argumenta que “las redes sociales te permiten llegar a mucha más gente y segmentar muy bien, dándote la posibilidad de poder llegar a grupos de personas o empresas con mensajes muy dirigidos”.
A pesar de que el uso de las redes sociales en el trabajo por parte de los empleados puede transformar el mundo laboral, la conclusión del estudio de Manpower Professional es que muy pocas empresas españolas están aprovechando el poder de las nuevas tecnologías. El estudio revela que sólo el 10% de las empresas españolas cuentan con una política formal sobre el uso de las redes sociales como Facebook, LinkedIn, o Twitter en el trabajo. A nivel mundial, la cifra se incrementa hasta el 20% y en América, hasta el 29%. En Europa, destaca el hecho de que, en el Reino Unido, el 22% de las empresas ya disponen de sus propios códigos de conducta sobre el uso de las redes sociales, contrastando con el escaso 2% de Francia.
Con el aumento de popularidad de las redes sociales, los empleados están eliminando sus distinciones entre el uso laboral y el personal, con lo que se está redefiniendo el propio sentido del trabajo. Es importante que los empresarios sean capaces de adelantarse a este giro y encontrar formas de utilizar los social media para ayudar a los empleados a disfrutar de un equilibro adecuado. En este sentido, los códigos de conducta corporativa no deberían limitar las actividades creativas y de valor añadido de los empleados sino desarrollar un ambiente que fomente esos esfuerzos.
El estudio recomienda a las empresas aprovechar el poder de conectividad de las redes sociales, ya que a través de ellas se pueden mejorar y optimizar aspectos como la productividad, la gestión del conocimiento, la innovación, el marketing y las relaciones públicas o el compromiso de los empleados, entre otros. Esta investigación pone de manifiesto que para los directivos españoles el uso con más futuro para las empresas dentro de las redes sociales es la “construcción de marca”.
Con el objetivo de ayudar a las empresas a crear sus propias políticas de uso de las redes sociales, Manpower Professional aporta unos consejos sobre cómo promover su utilización dentro de la organización:
  • Motivar a los empleados a innovar. Promover el uso positivo de los social media animando a los empleados a idear nuevas formas de utilizar estas herramientas para hacer mejor su trabajo.
  • Aprovechar a los expertos internos. Animar a los empleados que habitualmente usan las redes sociales en su trabajo a compartir su experiencia, así como las nuevas ideas y las mejores prácticas dentro de la compañía.
  • Permitir que los empleados “sean los dueños” del buen gobierno corporativo. La base de cualquier red social sana es una comunidad comprometida. Es importante dejar que los empleados colaboren en el desarrollo de las directrices de la empresa y, a su vez, en hacerlas cumplir. Hay que tener en cuenta que la tecnología evoluciona muy rápidamente por lo que hay que estar abierto a que estas pautas de conducta cambien y evolucionen.