El señor Garmendia y el imasdé

Albert Esteves, editor de Interempresas01/01/2010
foto

1 de enero de 2010

El señor Garmendia es propietario y gerente de una pequeña empresa fabricante de herramientas especiales de carburo de tungsteno, una aleación de gran dureza conocida vulgarmente como metal duro. Es un taller bien equipado, que da trabajo a veinte personas y que durante años ha gozado de la confianza de unos cuantos clientes fieles que valoraban la calidad de sus herramientas y la seriedad de la empresa en el cumplimiento de los plazos de entrega. El pequeño diferencial de precio respecto a las mismas herramientas fabricadas en el extranjero quedaba sobradamente compensado por el mejor servicio postventa y la capacidad de respuesta ante cualquier imprevisto del cliente.

Con la crisis, la empresa del señor Garmendia ha empezado a ir de mal en peor. Los pedidos disminuyeron casi de golpe y algunos de sus mejores clientes, hasta entonces cumplidores puntuales de sus compromisos de pago, comenzaron a devolver recibos y a aplazar vencimientos. Algunos entraron en concurso de acreedores y algún otro cerró un día la puerta sin más y todavía le están buscando. Como es natural, la empresa empezó a tener dificultades para pagar la nómina.

Seriamente preocupado por la situación y habiendo agotado ya sus reservas, el señor Garmendia fue a ver al señor Martínez, director de la sucursal bancaria con la que lleva trabajando toda la vida girando recibos, domiciliando pagos, descontando letras y firmando algún que otro crédito cuando hubo que renovar una máquina. Pero el señor Martínez, con exquisita corrección y expresión de grave pesadumbre, eso sí, le ha dicho que no va a poder ayudarle. Que si la falta de liquidez de la banca, que si la creciente morosidad, que si fuera por él esto estaría hecho, pero que no está en sus manos y que no sabe cuánto lo lamenta. El señor Garmendia se fue desolado.

Hace pocos días le llegó al señor Garmendia una invitación a un acto convocado por la asociación de empresarios de su comunidad autónoma cuyo lema era “soluciones para afrontar la crisis”. Y al señor Garmendia se le encendió una luz. Acudió expectante, dispuesto a aprovechar al máximo los consejos y sugerencias que iba a recibir de un deslumbrante panel de expertos economistas y altos cargos de la patronal y de la administración pública. Se llevó incluso la libreta roja que utiliza para las reuniones importantes para tomar nota de cualquier indicación relevante. La reunión fue larga. Terminó tarde.

El señor Garmendia volvió a su despacho al día siguiente y consultó sus notas en la libreta roja. Sólo había una frase: “la solución es el I+D”. Y entonces, con un rictus de tristeza, cogió el teléfono, llamó al asesor laboral y le pidió que empezara a tramitar el ERE.

Comentarios al artículo/noticia

#15 - fernando abad
08/02/2010 20:34:42
Señores, devemos admitir que el barco se hunde, llevamos muchos años remando sin ningun tipo de ayuda, mas bien sorteando todo tipo de travas de una administración casda vez mas sedienta, la ilusión y las ganas de crear no son suficientes en este temporal, la situación es insostenible, no merece la pena remar, ya que la fuerza del remolino nos arrastra al wc, demasiados años luchando, sin ocio, sin vacaciones, sin ver crecer a los hijos, pagando religiosamente impuestos, nominas, creando riqueza, muchas palmaditas en la chepa... y ahora no somos nadie, no hay puerto donde atracar, pues que le den al temporal, no voy a malgastar mas fuerzas ni perder mas horas de sueño. Me paso al bando grande, viva la pepa, a disfrutar de la familia y del tiempo libre, que son cuatro dias, que ya es hora, ganadito lo tengo, pido disculpas y compresión por abandonar al cada vez mas pequeño bando de los emprendedores y empresarios, lo siento, pero este temporal lo vere desde la ventana en compañia de mi familia.
#14 - Albino
04/02/2010 1:03:02
En que pais vivimos que no ganamos un duro, no suben los impuestos (como la vida no sube bastante)nos congelan los sueldos,quieren que nos muramos en el tajo.ya quisiera yo que Srs como Zp Herranz etc se cambiasen de ropa encualquier sitio a las 8 de la mañana y despues se pasasen el día en lo alto de un poste de alta tensión.Despues igual nos proponian la jubilación a los 95
#13 - Albino
04/02/2010 0:51:38
En que país vivimos,que el JEFE de jefes tiene una empresa de aereolineas que esta vendiendo billetes y tiene el cerrojo echado.A saber cuanto tiempo hacia que sus aviones no pasaban las revisiones de rigor, cuanto tiempo hacia que su personal no cobraba , que tipos de contratos tenia dicho personal,cuales eran las condiciones de trabajo del personal responsable de nuestras vidas,etc.Eso sí todo era hecho en aras de la competitividad.
#12 - bear
29/01/2010 14:11:39
Segun estan las cosas. El que mas aguante mas va a perder. Se esta aportando dinero para comprar la cuerda de la que nos colgaran. Hoy el empresario es un elemento a eliminar.
#11 - bcnxavier
29/01/2010 9:29:15
Es cierto que han habido una proporción de empresas que no ha reinvertido bien su dinero en epocas de bonanza, pero esto es una norma universal que afecta también a la administración personal (siempre queremos más de lo que realmente necesitamos y gastamos aveces en cosas innecesarias). Descargar de responsabilidades a la entidades bancarias con el argumento de que "haber invertido correctamente en su momento" no es un argumento de peso. Actualemente, el 98% de las empresas que siguen abiertas es por méritos 100% propios, no hay realmente ayudas reales que se ajusten a las pymes, especialmente las pequeñas empresas. En crisis anteriores, la recuperación estaba prácticamente garantizada con la recuperación de las inversiones extranjeras en nuestro territorio, apartir de ahora creo que nos podemos olvidar de esto. Si no nos preocupamos los empresarios de aquí esto se hunde, y si los bancos no abren el grifo, acabaremos hundidos más al fondo que el Titanic. Cada día que pasa España retrocede un paso. Si los bancos no colaboran a corto plazo retrocederemos a saltos.
#10 - Garmendicus honorabilis
28/01/2010 21:30:45
Yo soy otro Sr. Garmendia, y debo decir que a mucha honra, pequeño empresario, empeñado en crear empresa, en crear trabajo, en sacar adelante todo lo que me empeño en hacer, sin obtener pingües beneficios, ganando un sueldo saludable, con un precio/ hora ridiculo, cansado pero satisfecho de hacer lo que hago, es verdad que mi empresa que antes crecía y generaba empleo, ahora se encoge, y pierde empleo, pero a pesar de ello, lucho para que sobreviva, por que me pregunto...¿que pasará cuando todos los sres Garmendia abandonemos? ¿cuanto tiempo costará recobrar todos esos puestos de trabajo? En mi caso hasta 80...¿no resulta mas barato tratar de salvar miles de empresas que soportar el gasto de los parados que genera su destruccion? A mi me ha costado casi 30 años llegar hasta aqui. Si yo fuera un arbol de 30 años habria mas preocupacion...
#9 - Maria José
28/01/2010 20:20:39
Las pequeñas empresas no tienen suficiente personal para dedicarlo a innovar, porque sus innovaciones se realizan en el ámbito de cambiar sistemas operativos y programas de facturación para cumplir con la AEAT. Para poder aplicar innovación deberían ser facilitados procesos que implicaran de una manera muy simple como colaborar con nuevas ideas que surjan desde las Universidades. Que no tenga nadie que cerrar por un problema temporal de liquidez que exista una cartera de producciones para el estado o autonómia,que se gestionen para las empresas en crisis y tiendan una mano al que en un momento concreto tenga una necesidad puntual, gestionando los excesos que puedan tener otros. Interviniendo en favor de los agremiados apretando a bancos y gestionando un trato preferente a los agremiados. facilitar listados de clientes nacionales y extranjeros e intermediando en caso que al agremiado le vaya grande la exportación por ejemplo.
#8 - Raul ARG
28/01/2010 18:12:31
Hace un año un abogado amigo me dijo, si no tienes linea de descuento tendras que trabajar alcontado, pagar los materiales al contado tambien y yo pense IMPOSIBLE, hoy lo estoy haciendo y me estos sosteniendo, eso si al banco sera al ultimo que le pague mis deudas si hoy no soy fiable cuando me prestaron tampoco lo era asi que a ponerse a la cola, primero mis proveedores que son ls que me ayudaran a salir de esta situacion
#7 - Josep Mª Oliver
27/01/2010 19:57:11
La solución es bastante simple,es cuestión de pago, a 30 días empezando por el papá estado,esto generaría mas confianza por el plazo corto de cobro y los posibles morosos no harían el paquete tan grande,la confianza genera mas iniciativas mas contratación de personal mas movimiento económico etc.
#6 - Chumillas
23/01/2010 12:56:19
En respuesta a Chuma Vicuña, hay varias temas que me gustaría puntualizar: - es cierto que las entidades financieras han ido a papa estado, pero éste no ha regalado el dinero, lo ha prestado, por lo que éste debe devolverse. - no voy a descubrir nada recordando que muchas pymes de este pais en lugar de capitalizar sus beneficios en los últimos años, han vivido a todo lujo empresarial y personal, recurriendo y sosteniéndose a crédito, y ahora que hay falta de liquidez se llevan las manos a la cabeza y apuntan con el dedo a los bancos y a las cajas como únicos culpables del contexto económico que vivimos...quizas también deberían hacer un acto de reflexión. -por último, y referente al euribor y al tipo de interés. Las entidades financieras se financian en mercados internacionales, y no precisamente al euribor, y con unos plazos de 3-5 años aprox., y no a muchos más años como los créditos que conceden a pymes y particulares. Con esto no pretendo salvar a las entidades financieras ni castigar a pymes, pero si que todos los implicados tomem consciencia del contexto global, en lugar de "unilateralizar" las cr´ticas.
#5 - bcnvictor
20/01/2010 19:22:45
Está claro. La solución para una empresa que no tiene dinero es INVERTIR (lo que no tiene ni le dan los bancos/gobierno ...) Evidentemente, el ERE es inevitable, cuando no el cierre directamente. Si la empressa sale adelante, seguro que dirán que es gracias al gobierno, si la empresa cierra será culpa del empresario y si presenta el ERE para tratar de subsistir, los sindicatos se le echarán encima. Menudos gobernantes tenemos ...
#4 - Aleix Torné
12/01/2010 2:07:52
Sr Garmendia no se desanime, no entristezca, no se sienta abandonado... ya que NO ESTÁ 'SOLO'! Para su 'consuelo' sepa que hay decenas de 'Sres Garmendia' a su alrededor. Suspire y diga... "Uff! no soy el único, ni el primero". Decirlo no le va a solucionar nada, pero quizás le ayude a afrontar el ERE con menos trauma y superar las dificultades hasta el fin de la crisis. Sr. Garmendia, y 'Sres. Garmendia', la industria os necesita, no os rindáis. Lamentablemente solo puedo colaborar dando ánimos y buenas dosis de optimismo: ya queda menos crisis...
#3 - Chuma Vicuña
11/01/2010 13:54:42
Es una vergüenza la situación relacionada con las entidades bancarias. Cuando les entra diarrea, van a papá estado a que les garantice su futuro y papá estado les dice a sus socios, el resto de los mortales, que por el bien de todos hemos de garantizar la situación de los bancos para que todo siga en orden. Ahora que el Sr Garmendia necesita apoyo para seguir trabajando le dicen que no , que los bancos ya lo tienen todo bajo control pero que él lo tiene jodido. Si hubiera tenido un poco más de suerte le hubieran dado un crédito del 6,5 o 7 % cuando el euribor está donde está. El señor de las alianzas al que tanto le gustan las intervenciones, ¿por qué no interviene los bancos y fuerza la circulación del dinero y las condiciones de crédito?, evidentemente con las garantías razonables que se pedían hasta hace 6 u 8 años.
#2 - valentin
11/01/2010 13:33:02
Por mi zona, le añaden una letra mas son I+D+I.?por que no se aplican el cuento y empiezan a desarrollar sus consejos. I: investiguen la situación de las empresas, medianas y pequeñas para cobrar sus creditos.(En este pais no paga nadie(del juzgado no hablemos) nunca se encuentra al responsable.) D:Desarrollen las leyes para que no roben , con alevosia , premeditación y nocturnidad. I: Innoven una situación de confianza en toda la población para que no haya mas injusticia en el comercio diario entre empresas y particulares.
#1 - Iñaki Fernández
05/01/2010 11:59:15
Hoy en día se recurre tanto a la cantinela de la i+d y la innovación que son términos que han quedado vacíos y es así como se perciben por las empresa de pequeñas dimensiones. Y las autoridades, y en general casi todo el mundo, no sabe salirse de un discurso tan fácil como ese, y con tan poco significado detrás. Porque decir que la solución está en la i+d es tanto como no decir nada

Nuevo comentario

Atención

Los comentarios son la opinión de los usuarios y no la del portal. No se admiten comentarios insultantes, racistas o contrarios a las leyes vigentes. No se publicarán comentarios que no tengan relación con la noticia/artículo, o que no cumplan con las condiciones de uso.