Posicionamos su web SEO / SEM

La responsabilidad social, clave para un centenar de empresas vascas en China

11/11/2009

11 de noviembre de 2009

El Gaia-Clúster Teic (clúster de las Tecnologías Electrónicas, Informáticas y de la Comunicación del País Vasco), Emaús Fundación Social y la facultad de Ciencias Empresariales de Mondragon Unibertsitatea, han visitado nueve filiales de empresas vascas en China. La expedición tenía el propósito de conocer, en primera persona, la experiencia de penetración en el mercado oriental de dichas compañías y su rol como agentes de desarrollo económico, social y ambiental en el 'gigante asiático'. La iniciativa, financiada por la Dirección de Cooperación al Desarrollo del gobierno Vasco, se basa en la adopción de la responsabilidad social dentro y fuera de la Comunidad Autónoma Vasca (CAP) para impulsar impacto socioeconómico, excelencia y competitividad empresarial en países emergentes o en desarrollo. Tras la visita, los resultados obtenidos evalúan la situación estratégica de un centenar de empresas vascas localizadas en China, parte de las 600 filiales españolas ubicadas en ciudades asiáticas industriales como Shanghai, Pekín o Jiangsu. Además, en los últimos tres años, otras localidades chinas, como Kunshan, Tianjin o Hong Kong, también se han convertido en focos de empresas con matriz en la Comunidad Autónoma Vasca. Por ejemplo, compañías pertenecientes al Grupo Mondragón, Gamesa o Intercoop, Central de Compras de textil y bienes durables de Eroski.

foto
Miembros del equipo de trabajo de Gaia.

 “La inversión extranjera en China debe fomentar la sostenibilidad, la innovación, la equidad y la diversidad a través de una política multicultural que sea beneficiosa tanto para las empresas vascas como para el escenario social, político y cultural donde se implantan”, han reconocido fuentes del equipo de trabajo responsable de estas visitas. La implantación de estas filiales vascas en territorio chino forma parte de una estrategia que estudia alternativas a la crisis económica. En consecuencia, estas compañías disfrutan de una posición privilegiada, sobre todo en la cadena de suministro, gracias a la diferencia de coste de la mano de obra.

En cifras, las empresas vascas globales contabilizan unas 181 filiales productivas en el exterior, ubicadas principalmente en América (63%), Asia (18%), Europa (14%) y África (5%). Estas sucursales genran unos 15.000 puestos de trabajo en países del hemisferio sur. En ese caso, el 'gigante asiático' representa una oportunidad para el mercado español, debido a su situación económica privilegiada y liderazgo mundial.