Marcas, identidad, comunicación, formación: Gestión integral de la comunicación y el conocimiento

El paro desciende en 14.100 personas en el tercer trimestre y afecta a 4,12 millones de personas

26/10/2009

26 de octubre de 2009

Según datos facilitados por el Instituto Nacional de Estadística (Ine), el paro descendió en 14.100 personas, durante el tercer trimestre del año. De hecho, el total de desempleados fue de 4,12 millones de personas, mientras que la tasa de paro se mantuvo en el 17,93%, tal y como refleja la Encuesta de Población Activa (Epa). La cifra es positiva, ya que el desempleo creció en más de 126.000 personas a lo largo del segundo trimestre  y que en los tres primeros meses del año la Epa contabilizó 802.800 parados más. En cuanto a la tasa de desempleo, esta ha pasado del 17,92% del segundo trimestre al 17,93% en el tercero, por lo que ya es la más alta desde hace ocho años.  Por sexos, en los últimos 12 meses, el paro ha crecido en 1,52 millones de desempleados (un 58,7% más), afectando más a los hombres que a las mujeres. El paro masculino aumentó en 937.300 personas en el último año, con un repunte del 69,2%; mientras que el femenino creció en 587.300 paradas, un 47,1% más.

En cuanto a la destrucción de empleo, de julio a septiembre se suprimieron 74.800 puestos de trabajo (frente a los más de 145.000 destruidos en el segundo trimestre y los más de 700.000 del primero). En consecuencia, el número total de ocupados fue de 18,87 millones de personas. A lo largo del tercer trimestre, la destrucción de empleo se concentró en los varones, con 87.600 ocupados menos (-0,8%), mientras que las mujeres crearon 12.800 puestos de trabajo (+0,1%). En el último año, la cifra de ocupados descendió en 1,47 millones de personas (-7,26%), con una caída del 9,7% entre el género masculino (1,14 millones de empleos) y un descenso del 3,8% entre el género femenino (330.500). Por grupos de edad, el desempleo aumentó entre los jóvenes de 20-24 años, con un incremento de 34.100 personas (un 5,7% más), entre los meses de julio y septiembre. En contraste, la mayor caída del paro se generó en la franja de 25 a 54 años, con 38.800 parados menos (-1,3%), seguido de los ocupados de 55 años y más, con 5.900 parados menos (-1,9%). El descenso de la ocupación, se notó, básicamente, entre los trabajadores de 25 a 29 años con la supresión de 69.000 puestos de trabajo. Entre los ocupados de 55 años y más se destruyeron 32.000 empleos. Por el contrario, entre los grupos de edad donde se creó empleo cabe citar los jóvenes de 16 a 19 años, con 22.600 ocupados más en el tercer trimestre (+11%), y los de 40 a 44 años, con 21.900 empleos más.

Los sectores de la industria y la construcción perdieron 79.800 y 71.700 puestos de trabajo, respectivamente. En agricultura, el número de ocupados también disminuyó en 49.500 personas. Por el contrario, el sector servicios fue el único que se salvó del descenso, debido básicamente al turismo y la hostelería, con la creación de 126.200 puestos de trabajo. En función del tipo de contrato, los asalariados con indefinido bajaron en 161.200 personas (-1,4%) entre julio y septiembre; mientras que los empleados temporales aumentaron en 74.500 personas (+1,9%), por lo que la tasa de temporalidad repuntó seis décimas, hasta alcanzar el 25,85%. Además, el número de autónomos creció en 13.600 durante el tercer trimestre (+0,4%), aunque  acumulan una pérdida de 375.300 trabajadores por cuenta propia  en el último año (-10,5%).

Por último, la cifra de hogares con todos sus miembros en paro se incrementó en 18.200 (+1,6%) durante el tercer trimestre. En síntesis, el número total de hogares con estas características se situó en 1,13 millones, a finales de septiembre. Por su parte, el total de viviendas con todos sus miembros ocupados se situó en 9,53 millones, finalizado el mes de septiembre, tras registrar una subida de 17.900 hogares a lo largo del tercer trimestre del año.

Finalmente, el desempleo bajó en 10 de las 17 comunidades autónomas más Melilla. Algunas registraron los mayores descensos: Baleares (-17.800 parados), Castilla y León (-14.300) y Castilla-La Mancha (-11.300). Los repuntes más sonados tuvieron lugar en Madrid, con 20.300 parados más, y la Comunidad Valenciana (+15.500). En cuanto a la creación de empleo, Baleares y Canarias ocuparon a 31.000 y 13.000 asalariados más.