Cambio salario por felicidad

Ibon Linacisoro. Director de Interempresas04/12/2012
foto

4 de diciembre de 2012

El 64% de los españoles sacrificaría parte del salario por ser más feliz en el trabajo. Es una de las conclusiones de un estudio reciente que dice también que casi el 78% de los trabajadores está contento con su empleo y que el 96% de los empleados creen que si fueran más felices en su trabajo rendirían más. Lo primero es lo primero y desde aquí trasladamos a los autores del estudio nuestras felicitaciones por el esfuerzo que ha debido suponer encontrar a suficientes empleados como para realizar el estudio.

Esto de los estudios hay que pensarlo bien. Vamos a ver, si el 78% está contento y el 96% piensa que rendiría más si fuera más feliz, quiere decir que muchos de los que están contentos aspiran a estar más contentos. Lo cual es bueno. Si por algo nos caracterizamos los humanos es por la permanente búsqueda de la felicidad. Algunos la buscan en dilucidar, de una vez por todas, si había o no un buey y un burro en el Nacimiento y si los Reyes Magos eran andaluces, y otros la buscarán en la cola del INEM. Lo sorprendente de este nuevo estudio es que, contra todo pronóstico, son muchos los que cederían parte de su salario por felicidad, algo que sitúa al actual homo sapiens en otra dimensión. Porque, no nos engañemos, por el motivo que sea, hemos ido evolucionando hacia un tipo de homo poco sabio, un ser que ha buscado la felicidad en la opulencia. Y ahora, cuando la soga nos aprieta el cuello, resulta que cederíamos parte de nuestro salario para ser más felices. ¡Pero qué cosa más bonita, por dios! Yo lo que haría con ese dinero que sobra es invertirlo en un pisito en el pueblo, que ahora están baratos. Luego taparía unos agujerillos y me pegaría el gustazo de un viaje a un resort de esos en los que puedes tomarte un cocktail de colores metido en la piscina.

Vivimos en el filo de la navaja. A la izquierda el abismo del desempleo y las empresas quebrando. A la derecha, una pared con clavos ardiendo. Y en el propio filo, su peligro intrínseco. En Estados Unidos las cuchillas son los segundos objetos más peligrosos para los genitales humanos. Allí, tras analizar los más de 140.000 casos que acudieron a los servicios de emergencias del país entre 2002 y 2010 por daños en sus partes íntimas, han determinado que el objeto más peligroso es la bicicleta, seguida de cuchillas, tijeras y cortauñas. A continuación vienen las cremalleras, las caídas y patinazos en el baño, las pelotas de baloncesto, las de baseball y voleyball y, finalmente, el esquí y el snowboard. Vamos a poner a todo nuestro equipo de investigación a conocer mejor el proceso según el cual una persona se daña los genitales con el cortauñas.

Conclusión: una persona feliz es aquella que cobra menos, que sabe vivir en el filo de la navaja sin caer ni a la derecha ni a la izquierda y que no sólo maneja el cortauñas con destreza sino que se sube la cremallera con sumo esmero.

Comentarios al artículo/noticia

#10 - MCI
08/01/2013 0:00:02
El primer concepto de la permanencia de la felicidad es paradojico pero si se antepone a un status economico. En concreto varias encuestas han demostrado que lo que mueve y conmueve al ciudadano no es el pasado inmediato medido por las oscilaciones del producto nacional bruto, sino elk aumento de SALARIO del compañero comparado con el suyo.
#9 - larrouse
02/01/2013 15:50:42
Y de ahí viene lo de ... "los tontos son más felices", recortados (en los dos sentidos) pero ... Felices!!
#8 - candido
24/12/2012 11:14:16
jejeje... hoy me has puesto una sonrisa en boca... y mira que eso se está poniendo difícil ultimamente. GRACIAS.
#7 - Carlos rodriguez
23/12/2012 10:34:12
Parto de la base de que soy una persona bastante afortunada en casi todo,pero si esto es leído por alguien que aparte de estar en la cola del paro no tenga ni para comer.... Este tipo de artículos comparando el ser feliz en el trabajo con saber vivir al filo de la navaja ,no me parecen mas que tonterías y delirios de alguien que lo tendrá casi todo, monetariamente hablando, con un puesto como para poder ser escuchado,y desperdicia eso,sin mayores explicaciones..... Seamos serios señores..... Un saludo. Carlos Rodríguez.
#6 - Sr. Yaniz
22/12/2012 17:28:48
Evidentemente algunas personas están tan desesperadas que se bajarían el sueldo no por ser más felices, sino por no perder sus trabajos que estan alimentando ahoramismo a más de una familia. Quiero pensar que si algún trabajador que cobra el 70% porque está en un ERE y le bajamos el sueldo, seguramente esté contentísimo y muy pero que muy feliz. Dejémolo como está que más palos no vamos a aguantar.
#5 - Alicia Monroy Pérez
20/12/2012 23:57:12
Excelente Ibon, es correcta tu conclusión final. Espero que muchos mexicanos podamos tener la oportunidad de ver este tipo de comentarios tan acertados en la actualidad, se me antoja pensar,que hablaste igual que un comentarista muy querido en nuestro México, Pedro Ferriz.En horabuena, y felicitaciones por tan exitosa página. Saludos cordiales.
#4 - MCI
11/12/2012 23:36:57
En la relacion felicidad-dinero habria que reconsiderar quien es mas feliz el que olvida su pasado y procura innovar e inventar su futuro o el que se aferra al pasado repitiendo su futuro .
#3 - Baunat
10/12/2012 13:52:18
Pues aunque el dinero no da la felicidad, la mayoría de las cosas que nos la dan, cuesta dinero...y sacrificar nuestros ya recortados salarios, no nos puede suponer felicidad. Mejor nos quedamos cada uno con nuestra recortada felicidad y no sacrifiquemos más los salarios, a no ser que sean los de los políticos, solo para que sean un poco más felices, nada más!
#2 - Ignacio
05/12/2012 10:39:52
Ya empiezan el bombardeo para bajar los salarios. Veremos cuál es la siguiente gota.
#1 - Sara
04/12/2012 17:38:26
La busqueda de la felicidad en el trabajo...qué cosa tan dificil...Por supuesto que renunciamos a salario por ser más felices!!! El problema es que nunca una reducción en el salario supondrá felicidad...

Nuevo comentario

Atención

Los comentarios son la opinión de los usuarios y no la del portal. No se admiten comentarios insultantes, racistas o contrarios a las leyes vigentes. No se publicarán comentarios que no tengan relación con la noticia/artículo, o que no cumplan con las condiciones de uso.