Coscollola Comercial, S.L. - Extrusoras para fabricación de tubos y perfiles

Krauss-Maffei QuickSwitch

Línea de extrusión de tubos

Foto de Línea de extrusión de tubos
Coscollola Comercial muestra la avanzada tecnología de Krauss Maffei Extrusion a través de una línea de extrusión de tubos, denominada QuickSwitch, capaz de cambiar la fabricación de un diámetro a otro de tubo, sin detener la producción. Dentro de un amplio rango de medidas, la línea completa se auto ajusta a la nueva dimensión de tubo seleccionada; y con una merma de apenas 2 metros de tubo; se pasa de uno a otro diámetro fácil y rápidamente, ahorrando notablemente en costos, tiempo y limitando la necesidad de stock del fabricante. Para cambiar de un diámetro de tubo a otro, el operario simplemente selecciona la nueva medida desde una lista, introduce el dato en el Sistema de control “QuickSwitch”, y presiona “Start” (Inicio). La lista de medidas disponible, contiene todos los parámetros requeridos para la producción de tubos. Una vez que la medida ha sido seleccionada, el control “QuickSwitch” ajusta todos los parámetros automáticamente, de forma precisa y siguiendo unos pasos prefijados. Diámetro externo del tubo, posición del mandril en el cabezal, hilera, producción de material, velocidad y vacío; etc... El secreto en el cabezal del sistema QuickSwitch es la hilera, del tipo ajustable. La hilera junto con el mandril forman, un perfil cónico. Cambiando la posición axial del mandril, es posible aumentar o reducir la dimensión de la hilera. El mandril está accionado por un motor eléctrico externo.

La posición del mandril y la anchura de la hilera están regulados por el sistema de control de la extrusora. Esta tecnología sirve para controlar el grosor de la pared y el diámetro del tubo extruido, con una precisión absoluta. La campana de succión es un cilindro con pequeñas perforaciones, a través de las cuales se aspira el aire del ambiente hacía dentro y se contribuye al enfriamiento del tubo. .../...

Un vacío parcial se produce en la campana de succión a través de un soplador. La fuerza de succión se puede controlar ajustando la velocidad. El calibrador es el componente clave de la línea QuickSwitch. Como unidad de calibración estándar, su función es calibrar el perfil del tubo extruido, pero a diferencia de una unidad convencional, el calibrador estándar se puede ajustar de forma progresiva a cualquier diámetro de tubo dentro de la gama de dimensiones de la línea. El calibrador se asemeja a un cilindro sólido en el interior, pero la pared del mismo, está compuesta por centenares de segmentos móviles.

Los segmentos están organizados en coronas fragmentadas y unidas entre si, una detrás de otra, en el sentido de la extrusión. Dos medias lunas forman una completa corona dimensionada. En cada caso, se posicionan coronas consecutivas con los segmentos conjuntados en forma de escalera. Esto asegura que no haya un funcionamiento continuo de los bordes en la longitud total de la bancada de calibración.

Las superficies de los segmentos individuales, forman la pared interior lisa del cilindro, que siempre tienen una geometría circular. El radio interior del cilindro flexible, se puede modificar progresivamente y con mucha precisión, con un control por microprocesador, y gracias a una rueda de ajuste con conducción motorizada externa. Cuando la rueda de ajuste gira, se expande y se contrae la guía de calibración, moviendo la posición de las coronas de segmentos, entre si.

Dentro del tanque de vacío, existe también un sistema de rodillos especiales.

Los rodillos están montados sobre muelles y cambian automáticamente de posición en cuanto hay un cambio de diámetro de tubo. La flexibilidad de los muelles depende de la gama de dimensiones de la línea, así como del peso por metro del tubo fabricado. Los rodillos que aguantan el tubo en las bañeras de pulverización también son montados sobre muelles; estudiadamente dimensionados. El sellado final del tanque de vacío se compone de varias capas, cada una formada por segmentos bajo presión de un muelle, organizados alrededor de la circunferencia del tubo. El lado de la superficie del tubo está curvado. Entre los segmentos de cada capa, hay placas en forma de cuñas que actúan como elementos para guiar. Hay cuatro capas organizadas una detrás de la otra en la dirección de la extrusión y mutuamente escalonadas para asegurar el rendimiento máximo del sellado. Para asegurar un funcionamiento óptimo del sellado, toda la punta de la unidad del sellado está sumergido en una bañera de agua. El vacío parcial dentro del tanque provoca la retención del agua dentro del sellado final, rellenando los espacios entre los segmentos y produciendo un cierre hermético. La línea de extrusión de tubo QuickSwitch es una sola y resistente unidad. Como tal, dispone también de un sistema de corte del tubo específico, con reconocimiento del diámetro en producción y ajuste del corte completamente automático.