Coscollola Comercial, S.L. - Inyectoras totalmente eléctricas

KM80-380EX

Inyectora eléctrica

Foto de Inyectora eléctrica
La inyectora modelo KM80-380EX de la serie eléctrica EX, cuenta con modelos con fuerzas de cierre entre 500 y 1600 kN. Esta máquina demuestra la precisión de la serie EX, así como su rapidez y su bajo nivel de ruido.

El modelo EX tiene una configuración ultra flexible debido a las 4 unidades de inyección por tonelaje y los 4 diámetros de husillos por unidad de inyección; además cuenta con la amplia y variada experiencia en plastificación de Krauss Maffei, un soporte de excelencia en ingeniería de aplicaciones y una red de servicio de apoyo en todo el mundo.

La serie EX se caracteriza por unos elevados beneficios con unos costes mínimos. Esto se aprecia en primera instancia en su balance energético. La serie EX consume menos corriente y agua de refrigeración.

Además, convence con sus tiempos mínimos de ciclo seco y con sus elevadas velocidades de inyección.

Por otro lado, todos los elementos están dispuestos de tal forma que se garantice una elevada disponibilidad, se facilite al máximo el mantenimiento y se permita un manejo cómodo de la máquina.

Asimismo, el cierre “Z” que incorporan las inyectoras eléctricas de Krauss Maffei de la serie EX es extremadamente rápido abriendo y cerrando. Sin tiempo extra para la generación de fuerza de cierre, el tiempo de ciclo seco de la KM80 EX se reduce a menos de 1 segundo.

El mecanismo de cierre tiene un movimiento directo. Sólo 8 puntos de pivote, sólo 4 brazos para movimiento y aplicación de la fuerza de cierre y muchas menos piezas móviles. Son posibles más de 7 millones de ciclos (en 9 meses de operación continua) con cero defectos.

Todo ello permite un menor mantenimiento y una alta disponibilidad.

El cierre es totalmente limpio, ya que se trata del primer cierre que trabaja sin grasa. La lubricación en aceite es encapsulada en todos los puntos de pivote y marchas, se reducen mucho las pérdidas de lubricante, el expulsor está encapsulado y las placas guiadas sin barras de sujeción, por lo tanto libre de contaminación.

Todos los principales mandos eléctricos y convertidores son enfriados mediante agua (mayor capacidad de carga y no aumenta la temperatura ambiente en las áreas de producción con aire acondicionado). Asimismo, la operación se realiza sin ruido.

La tecnología de transmisión eléctrica es más precisa que la de transmisión hidráulica. Los movimientos son más precisos y reproducibles, la proporción de rechazo y el esfuerzo en control de calidad son menores, del mismo modo que los procesos son más estables y precisos.