Posicionamos su web SEO / SEM

¿A qué huelen las ferias?

Ibon Linacisoro, Director15/09/2004
Las ferias huelen raro. Raro, raro. Huelen a menudo a ausencia de tu entorno, muchas veces a negocios. Por la mañana a perfumes de todas las gamas y colores, por la tarde a ganas de terminar. Cada feria tiene su propio olor. Unas huelen a desesperación, otras a ilusión y nuevos proyectos, nuevos contactos, nuevos profesionales con los que huele a pedido. La K, desde luego, forma parte de estas últimas. Seguro. Es la feria que todo lo impregna si uno se dedica a esto de los plásticos. Impregna al que suministra a los transformadores porque tiene la obligación de estar allí y también al que hace piezas de plástico. Si piensa en hacer una nueva inversión o simplemente estar al corriente de lo que se puede hacer con los equipos de última generación, lo más de lo más, la apoteosis de la tecnología, está aquí, en Düsseldorf.

Por las tardes huele en esta bella ciudad alemana a Altbier, esa cerveza propia de Düsseldorf que en la Altstadt fluye con facilidad dada su característica viscosidad. Pero no sólo ahí, sino también en rincones recónditos de barrios alejados del centro, los feriantes de todo tipo se diseminan por hoteles, hotelitos, barcos y casas privadas que absorben buena parte de los miles y miles de visitantes que acuden a esta feria.

Entre los expositores huele antes a nervios, a plazos para enviar y montar todo a tiempo, pero ahora las sensaciones son diferentes. Los resultados ya no dependen de uno mismo y esto crea incertidumbre. Incluso afloran dudas fundamentales. ¿Para qué sirven las ferias? ¿Es rentable acudir a una feria de estas características? ¿A qué huelen las ferias?

Una cosa es segura, si no la ventilan va a oler 200.000 visitantes y 2.900 expositores. Un ataque feroz cuyo frente avanza por los canales de flujo de las fosas nasales para activar en el vendedor el instinto comercial.

Y siguiendo con los olores, ¿se imagina a qué olerá esa burbuja de plástico en la que una banda de música australiana se ha metido en la principal estación de Melbourne para grabar un disco con el público como testigo de todo el proceso? Durará tres semanas. El trío Regurgitator, así se llaman, estarán tres semanas ahí dentro sometidos al escrutinio público en directo, a través de Internet. Bueno, la experiencia que les proporciona el plástico es única, pero, ellos sabrán: se pierden la feria K. Y su olor, ese olor característico.

Comentarios al artículo/noticia

Nuevo comentario

Atención

Los comentarios son la opinión de los usuarios y no la del portal. No se admiten comentarios insultantes, racistas o contrarios a las leyes vigentes. No se publicarán comentarios que no tengan relación con la noticia/artículo, o que no cumplan con las condiciones de uso.

VÍDEOS DESTACADOS

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

AndaltecExposólidos

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS