Marcas, identidad, comunicación, formación: Gestión integral de la comunicación y el conocimiento

Servicio personalizado en las plantas de regeneración

Redacción PU01/08/2004
Uno de los objetivos prioritarios de Plasco es la construcción de plantas con las que poder satisfacer plenamente las exigencias particulares de cada usuario. A la experiencia que nos avala en la fabricación de extrusoras monohusillo y de plantas de lavado y regeneración se unen la proyección y elaboración de extrusoras de doble husillo corrotantes.
Plasco nació en 2001 con el objetivo de iniciar una nueva era de innovación y desarrollo dentro de un sector que necesita entenderse desde una perspectiva industrial. El fundador de la empresa, Mario Crespi, ha definido algunas medidas que facilitarán el desarrollo de nuevos proyectos que no formaban parte de la estrategia de nuestra sociedad en este sector, donde ya cuenta con una experiencia dilatada y consolidada.

Tras un periodo inicial de formación, a principios de 2002 la empresa comenzó realmente su actividad, con la producción de la línea de granulación, el suministro de extrusoras a las empresas del sector y la construcción de plantas integrales llave en mano.

Uno de los objetivos prioritarios de la actividad de Plasco es la construcción de plantas con las que poder satisfacer plenamente las exigencias particulares de los usuarios. A menudo se estudian con el cliente las soluciones que pueden ser más idóneas para cada aplicación.

En lo que respecta a nuestros productos, hemos completado la gran experiencia acumulada en el campo de la construcción de extrusoras monohusillo y plantas de lavado y regeneración, con la fabricación de extrusoras de doble husillo corrotantes para poder ampliar así la gama de productos que ponemos a disposición de nuestros clientes: una oferta indispensable para cualquier empresa que pretenda competir en el mercado internacional con productos de calidad.

En el transcurso de los dos primeros meses de actividad Plasco elaboró una gama de extrusoras monohusillo para el reciclaje de materiales termoplásticos y para la producción de tecnopolímeros y mezclas maestras, extrusoras de doble husillo corrotantes para granulación y mezclado, extrusoras para fábricas de planchas y perfil de ABS, poliestireno, policarbonato, metacrilato, polipropileno, etc. El diseño, la fabricación y verificación de todas las líneas se realiza dentro de nuestra empresa después de que otras estructuras especializadas externas sometan a control los materiales y la calidad del proceso de fabricación.

Los veinte años de experiencia en tecnología de procesos de Plasco han permitido solucionar diversos problemas de extrusión que no formaban parte de la “actividad principal” de la empresa. Asimismo, Plasco también ha colaborado en proyectos con otros fabricantes, tanto en el sector tecnológico como en el comercial, convencido de que eludir el progreso es un síntoma de temor y mediocridad.

foto
Oficinas técnicasOficinas técnicas

Extrusoras monohusillo y corrotantes de doble husillo

Las extrusoras monohusillo y corrotantes de doble husillo constituyen la “actividad principal” de la empresa y el núcleo de todas las líneas de producción. La gama Plasco engloba desde maquinaria de laboratorio hasta extrusoras con una capacidad superior a 3.500 kg/hora. El programa de producción abarca, además de la línea de regeneración, con o sin alimentación forzada, líneas de lavado (telas agrícolas, botellas de PEHD/PET, DSD), líneas de mezclado con adición de minerales (CaCO3, TiO2, fibra de vidrio), líneas de películas, planchas, perfiles y tubos.

Se ha modificado radicalmente la tipología de las plantas con respecto al modelo anterior y a través del nuevo diseño se ha intentado dar respuesta a las exigencias de innovación del mercado. Cada componente de las plantas está perfectamente revisado, mediante la aplicación de la tecnología más moderna al proceso de producción, que permite obtener un rendimiento superior y reducir el consumo energético. A modo de ejemplo, recientemente se ha logrado alcanzar un nivel de productividad de 900 kg/hora de poliestireno con un extrusor monohusillo de 130 mm de diámetro y una relación L/D de 35, lo que supera ampliamente las expectativas del cliente interesado. Este resultado, unido a la reducción del consumo energético que se ha conseguido gracias al empleo de motores de corriente alterna, ha sido decisivo para atraer la demanda de este tipo de maquinaria.

Con las extrusoras de doble husillo corrotantes pretendemos lanzar al mercado productos altamente cualificados, porque es la línea que debemos seguir para satisfacer las diferentes necesidades de los clientes. De hecho, los responsables de Plasco están convencidos de que las extrusoras de doble husillo corrotantes están destinadas a dar un impulso cualitativo a las actividades empresariales. En un análisis reciente sobre el mercado se puede observar el incremento de la demanda de este tipo de extrusoras, debido principalmente a la necesidad de tratar productos de segunda gama, procurando mantener intactas las características técnicas y mejorando su calidad mediante la adición de minerales. La presencia de nuestra empresa en este sector también demuestra su intención de ser más flexible y de fabricar máquinas con características técnicas aptas para satisfacer todo tipo de exigencias. Por ejemplo, actualmente está en proceso de diseño una línea de producción de películas de PET, en la que se utilizarán directamente los residuos procedentes del lavado de botellas, y una línea de regeneración de láminas agrícolas procedentes del lavado.

La necesidad de un mercado que sea el motor de la innovación

Está previsto presentar en el transcurso del año 2004 tres nuevas plantas con las que poder dar respuesta a las necesidades manifiestas del mercado.

Con ocasión de un simposio que se celebrará en el mes de julio en las instalaciones de Plasco, se presentará un extrusor de doble husillo corrotante de 112 mm de diámetro y una relación L/D de 40, diseñado para la elaboración de polipropileno de alta densidad y propileno aditivado, con una carga mineral máxima del 75% y una productividad de 3.000 kg/hora, aproximadamente. Esta planta incluirá un sistema de corte en cabeza, diseñado por Plasco y realizado en función de las preferencias del cliente, con el objetivo de reducir al mínimo la cantidad de “gemelos” que puedan aparecer en el producto final. En el mes de septiembre se probará una planta de regeneración de películas de PELD/HD fuertemente impresas destinada a un cliente externo, que dispondrá de una extrusora de doble husillo corrotante de 71 mm de diámetro y una relación L/D de 40. Asimismo, en este caso también se ofrecerá a los clientes interesados la posibilidad de efectuar pruebas con el propio material y de comprobar la elevada productividad y eficacia del trabajo obtenido con este tipo de plantas, que difícilmente se puede conseguir con las plantas monohusillo, salvo que realicen un consumo energético claramente superior.

Las máquinas de extrusión de doble husillo corrotante diseñadas especialmente para la regeneración han demostrado tener un consumo energético (en kW/kg) inferior a las extrusoras monohusillo en un 30%, aproximadamente, en el mismo proceso de fabricación. Los costes de inversión se amortizan en un tiempo sorprendentemente breve.

Para completar las novedades de este año, en los primeros diez días de noviembre, justo después de la feria de Dusseldorf, se presentará la línea antes mencionada, equipada con una extrusora de doble husillo corrotante de 112 mm de diámetro y una relación L/D de 40 para la elaboración de películas de PET con un espesor de entre 0,18 y 1,2 mm y una longitud neta de 1.200 mm, mediante el tratamiento directo de las virutas de material procedentes de la línea de lavado. Dichas películas se destinan posteriormente al termoconformado de recipientes.

El proceso utilizado permite evitar el uso del cristalizador y el deshumidificador, lo que permite conseguir un importante ahorro energético y económico, y mantener los valores de viscosidad intrínseca y las demás características técnicas del producto terminado.

La misma importancia que al nivel tecnológico se concede al servicio, tanto en lo que respecta al asesoramiento, donde ponemos a disposición del cliente los conocimientos y la experiencia necesaria para resolver problemas específicos, como al servicio de posventa, que garantiza la prestación de asistencia de forma eficaz y oportuna cada vez que surja una incidencia.

foto
Extrusora de doble husillo BP71L/D 36
foto
Extrusoras de una línea de soplado de películas
foto
Línea de producción de planchas de PC
foto
Extrusoras de doble husillo BP71L/D 36

Comienzos brillantes

Mario Crespi analiza los resultados obtenidos en los dos primeros años de actividad y afirma que se han cumplido las previsiones más optimistas. Este éxito es realmente importante si se tienen en cuenta las dificultades que ha afrontado el sector en este periodo. Esta tendencia tan favorable corrobora el proyecto actual de la empresa de trasladarse a un centro de producción más amplio.

Las estrategias actuales están dirigidas a mantener el crecimiento y a asegurar a la clientela, cada vez más numerosa, un servicio que colme sus expectativas.

Se puede afirmar que Plasco “ha aprendido a correr antes que a caminar”, teniendo en cuenta sus estrategias de venta, basadas en la capacidad de adaptación de la propia tipología de las plantas y de la tecnología a las necesidades de los clientes y a sus exigencias concretas. También hay que subrayar que, en estos primeros dos años, la actividad de Plasco se ha caracterizado por una clara vocación exportadora, ya que las ventas al exterior representan cerca del 80% de su volumen de negocio. En los mercados internacionales está operativa una red comercial que ha conseguido unos resultados óptimos.

En la primera fase decidió no aplicar una política comercial agresiva en el mercado italiano. Considera que los primeros resultados obtenidos en los mercados extranjeros son la mejor garantía del nivel de calidad alcanzado. De hecho, a tenor del potencial de la nueva sociedad, el mercado italiano está empezando a mostrar un creciente interés por la planta de Rescaldina (MI), que ha recibido el encargo de ofrecer soluciones personalizadas a una serie de problemas. Esta actitud “blanda” frente al mercado italiano no se ha sustentado en la adopción de una política comercial basada en el precio, propia de las nuevas estructuras que llegan al mercado, sino que ha aprovechado la garantía de calidad de las plantas ya construidas.

Asimismo, el sitio de Internet de Plasco (www.plasco.it), que se actualiza continuamente, y la presencia de la empresa en diversas revistas especializadas son los principales instrumentos de marketing en los que Plasco confía para crecer. A través de una estrategia de comunicación eficaz se pretende demostrar que el sector de la regeneración requiere la aplicación de tecnologías más eficaces, al igual que ocurre en otros segmentos del sector de los plásticos. La calidad final del producto, resultado de la aplicación de las tecnologías más avanzadas, permite al regenerador introducirse en sectores que hasta ahora no estaban relacionados con su actividad. Por lo tanto, las estrategias comerciales requieren mantener un nivel de calidad de producto muy elevado, con el objetivo de convencer al mercado de que es necesario realizar inversiones para garantizar unos resultados que respondan a las previsiones. Plasco también confía en convertir el sector de la recuperación y de la regeneración en un verdadero sector industrial.

foto
Planta llave en mano de regeneración de películas de PE/PP

VÍDEOS DESTACADOS

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

AndaltecExposólidos

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS