Equipos auxiliares para la industria del PET

14/05/2004
La división PET de Piovan, representada en España por Luiso, ha estudiado en detalle cada fase del proceso de producción desde el punto de vista económico y de las prestaciones, y puede ofrecer una gama completa de soluciones integradas que incluyen equipos auxiliares para la deshumidificación de los gránulos, cristalización, transporte, dosificación de masterbatch, colorante líquido y recuperado, granulación, refrigeración y deshumidificación del molde en todos los sectores de aplicación del material. La fase sin duda más crítica en la transformación del PET es la deshumidificación de los gránulos plásticos. Los deshumidificadores con dos torres desecantes en la versión para altas temperaturas, específicamente desarrollados para el PET, garantizan la máxima prestación en todas las fases del proceso de producción. Una atención particular se ha puesto en los circuitos y los varios componentes internos, para evitar la dispersión de calor y la infiltración en el circuito de aire húmedo proveniente desde el ambiente exterior y garantizar así la reducción del consumo energético. Sensores de punto de rocío controlan la alternancia de los ciclos de proceso y de regeneración, asegurando un control preciso de la calidad del aire de deshumidificación y también una gestión óptima de los ciclos de regeneración.
foto
Siempre en una visión de optimización del empleo de energía en fase de deshumidificación, evitando pérdidas no deseadas, Piovan ofrece el EMK (Energy Management Kit), una solución específicamente desarrollada por la sociedad para los sistemas PET (también los que ya están instalados) que permite adaptar el caudal de aire del deshumidificador según la variación de la producción efectiva de la máquina de transformación, sin afectar de ninguna manera los parámetros fundamentales para una correcta deshumidificación. Los tests efectuados por los clientes finales con prensas con 48 cavidades y una producción máxima de 550 kg/h de preformas indican un ahorro energético hasta el 38% para el proceso de deshumidificación del material. EMK es capaz de garantizar hasta el 50% menos de consumo en términos de calentamiento y hasta el 30% menos del consumo global para lo que atañe el deshumidificador.

Los deshumidificadores para PET se pueden equipar con cámaras de calentamiento eléctricas y a gas, según la disponibilidad y la conveniencia en los diferentes países. El calentamiento a gas, por ejemplo, es particularmente conveniente en Italia. En particular, en comparación con el calentamiento eléctrico, a paridad de prestaciones con funcionamiento a pleno régimen del sistema de deshumidificación PET, un grupo a gas testado recientemente permitió lograr una reducción alrededor del 80% de consumo de energía eléctrica y del 45% de consumo anual de la máquina. Las tolvas de deshumidificación están realizadas con un espesor de aislamiento de 100 mm sobre la parte cilíndrica y el cono. Su diseño particular asegura una distribución del aire y de la temperatura de manera uniforme en su interior y elimina el riesgo de estancación del material.

Las instalaciones estándar prevén una tolva de deshumidificación que alimenta directamente la máquina de transformación. En caso de necesidad de reducir la altura total del sistema, se adopta una solución del tipo “split”: una tolva primaria se instala en el suelo, mientras que la segundaria, de un volumen inferior, se coloca sobre la boca de la máquina de transformación. En este caso, una atención particular tiene que ponerse en la fase de transporte del PET desde la primera hasta la segunda tolva, para evitar dispersiones térmicas, bajadas de temperatura o la reabsorción de la humedad por los gránulos una vez que se han calentado y deshumidificado. Por esta razón, se adoptan válvulas de aspiración aisladas térmicamente, transporte de los gránulos en circuito cerrado con aire caliente y deshumidificado y contenedores de vacío aislados e instalados sobre la tolva segundaria.

Completando la gama de equipos específicos para el tratamiento del PET, la empresa ofrece el instrumento PETes AA Analyzer, que permite monitorizar el proceso de producción constantemente mediando el contenido de acetaldeido directamente en línea. El acetaldeido, que se genera durante el proceso de producción de las preformas, sobre todo a causa de un fenómeno de degradación del material fundido, tiene que ser limitado a pocas partes por millón (ppm); si estos límites son excedidos, pasa de la botella a la bebida contenida y su gran sabor a frutas sería detectado por las papilas.

El método «tradicional» de relevación de acetaldeido en las preformas más comúnmente adoptado es el sistema gascromatográfico. Todavía es un sistema relacionado con diferentes variables que contribuyen a una reducida repetibilidad de las medidas. Además el análisis tiene que ser efectuada en laboratorio por un técnico especializado. El instrumento PETes AA Analyzer permite medir el contenido de AA en las preformas de manera más simple y repetible.

Empleando este instrumento es posible efectuar la toma on-line de la sustancia y todos los productores pueden averiguar la calidad de las preformas en tiempo real y certificar cada lote de producción. Las ventajas del método consisten en la ausencia de manipulación de las preformas y en la posibilidad de efectuar esta medida de modo completamente repetitivo por personal no especializado.

VÍDEOS DESTACADOS

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

AndaltecExposólidos

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS