Posicionamos su web SEO / SEM

El sector de moldes portugués también compite con el Este

Redacción PU15/05/2003

Los moldes portugueses

El sector español de moldistas no es el único que ha notado la competencia de los países asiáticos y de Europa central y oriental. Los productores portugueses también la han advertido, aunque confían que la calidad de sus productos y ofrecer servicios de valor añadido les harán mantener la hegemonía. Lo explica Joaquín Menezes, presidente de la asociación de moldistas Cefamol y del centro tecnológico Cetimfe, además de gerente de Iberomoldes.
foto
Joaquín Menezes, presidente de la asociación de moldistas Cefamol y del centro tecnológico Cetimfe
Una de las personas más influyentes de la industria moldista portuguesa, Joaquín Menezes —presidente de la asociación de moldistas Cefamol y del centro tecnológico Cetimfe—, confía plenamente en la evolución positiva de este sector en Portugal a pesar de la incertidumbre económica, ya que “los moldes son las primeras herramientas necesarias cuando se desarrollan nuevos productos, y nuestro sector industrial será el primero en recuperarse”.

Menezes asegura que aunque “advertimos un aumento de los pedidos de presupuesto”, también se ha dejado notar un aumento de competencia en el mundo, “principalmente en Asia y en los países del centro de Europa, donde los clientes van buscando precios más bajos”. Para el presidente de Cefamol, la baza de Portugal es la alta tecnología a precios competitivos, ya que en materia de precios Portugal “está en un nivel medio”.

Una forma de no perder bazas es ofrecer un servicio integral. En palabras de Joaquín Menezes, “hay varias empresas que están batallando para ofrecer no solamente moldes, sino también una parte de la ingeniería y el desarrollo de nuevos productos”, en este aspecto asegura que “hay una determinación de las empresas por desarrollar competencias en el área de la ingeniería de producto, desarrollo y prototipado”. Todo este tipo de servicios van a otorgar mayor valor añadido a los moldes.

En este campo, Menezes piensa que la distancia entre España y Portugal es muy corta y añade que “en Cataluña tenemos una relación muy estrecha con Ascamm (la asociación catalana de moldistas), muchos proyectos conjuntos y una relación personal de amistad y conocimiento”.

“Las tecnologías asistidas por láser, presentan muchos problemas de acabado y de detalle, lo que las hace relativamente inadecuadas para las necesidades de desmoldeo y de precisión que ofrecen los moldes”

Moldes rápidos

Aunque Joaquín Menezes reconoce que es muy “aventurado” adelantar acontecimientos, sí estima que el desarrollo del mecanizado de alta velocidad (MAV) tendrá más importancia en la evolución de los moldes rápidos que no el láser, ya que “las tecnologías asistidas por láser, presentan muchos problemas de acabado y de detalle, lo que las hace relativamente inadecuadas para las necesidades de desmoldeo y de precisión que ofrecen los moldes”. Para Joaquín Menezes, se está realizando un esfuerzo muy grande para aprovechar las tendencias del rapid tooling “manteniendo las tecnologías y procesos básicos de la producción de moldes como los conocemos hoy”.

Inversión constante

Menezes repasó la historia de la industria portuguesa de moldes para plástico. Un sector que nació en los años 40 de la mano de Aníbal Henriques Abrantes y que muy pronto —1957— necesitó exportar al exterior debido a la falta de mercado local.

“La principal razón del desarrollo de la industria portuguesa de moldes es la exportación, sobre todo a partir del final de los años 60, cuando quedó muy claro que el mercado estaba principalmente ahí” —explica Menezes y añade que esta necesidad de tratar con grandes multinacionales les ha obligado a invertir— “se produce una inversión constante, es casi como una enfermedad crónica, porque los fabricantes de moldes en todo el mundo son primero tecnólogos y después patrones, y su habilidad y sensibilidad para las cosas de la tecnología siempre está presente”.

Otra razón puede ser que la industria portuguesa está muy concentrada y la gente se conoce muy bien. La mayoría de las empresas, sobre todo en Marinha Grande, tienen su origen en Aníbal H. Abrantes (la empresa pionera ahora propiedad de Menezes a través de Iberomoldes). Esta firma se conoce como la universidad de los moldes y su experiencia es algo compartido entre las industrias de la zona. “Debido a esto, —añade— los procesos de cooperación entre las empresas son más ágiles y fáciles, lo que nos permite disponer de un valor añadido que la mayoría de nuestra competencia en todo el mundo no tiene”.

Peso de Estados Unidos

Menezes explica también que el descenso de las cuotas de exportacion de Estados Unidos (que han bajado del 60-70 por ciento en los años sesenta al 20 por ciento en la actualidad) es algo positivo y más “saludable” ya que una concentración excesiva de las exportaciones puede resultar peligrosa. “Actualmente, tenemos una distribución muy equilibrada, que en mi opinión es la deseable.” si bien “el plan estratégico en los Estados Unidos es el de mantener esta cuota, y aumentarla ligeramente hasta el 22 ó 25 por ciento, ya con más de eso no estaría equilibrado”.

Joaquim Menezes nos concedió esta entrevista a finales del pasado año con motivo de la la Semana Moldes Portugal

VÍDEOS DESTACADOS

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

AndaltecExposólidos

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS