Catalana de Polímers duplica su producción de PET

01/11/1997
Pasa de 35.000 a 70.000 T/año




La empresa Catalana de Polímers ha puesto en marcha una nueva línea de producción en continuo de PET, con una capacidad actual de 35.000 T/año aunque llegará hasta los 85.000 T/año el año que viene. La capacidad productiva de PET de la compañía se sitúa en estos momentos en 70.000 T/año y se configura como una de las plantas más modernas de Europa.



A principios del pasado mes de octubre se inició la puesta en marcha de una nueva línea de producción de PET de Catalana de Polímers totalmente automatizada. A diferencia de la existente desde finales de los ochenta, la línea de producción trabaja en continuo y está equipada con los más modernos sistemas de control.

La inversión de la nueva línea ha ascendido a 6.200 MPta, según precisa Sinforiano Sisniega, director técnico de la compañía. Se prevé inaugurar oficialmente la nueva línea antes de fin de año, aunque la fecha concreta aún se desconoce.

Catalana de Polímers pertenece al grupo La Seda de Barcelona y la fábrica está situada en El Prat de Llobregat, al lado de Barcelona. Además de polímeros PET, Catalana de Polímers fabrica fibras de poliéster, con una capacidad de 55.000 T/año. Las otras compañías del grupo La Seda son Viscoseda, productora de hilo rayón viscosa, e Industrias Químicas Asociadas (IQA), que fabrica glicol, óxido de etileno, polioles y poliglicoles. Poliseda, que hace hilos poliéster y poliamida, fue vendida, hace muy pocas semanas, al vicepresidente de la compañía.

El grupo La Seda tiene una larga historia y en los últimos años ha sido muy ajetreada, con cambios múltiples de propiedad. Su fundación se remonta al año 1925, cuando en El Prat sólo habían campos de cultivo. Tres años después se inició la producción de hilo rayón viscosa y no fue hasta el año 1961 cuando se inició la fabricación de fibra de poliéster.

Hace veinte años tuvo lugar un hecho importante en el lugar donde hoy se asienta Catalana de Polímers, ya que se puso en marcha la planta CPU-1 para la producción de fibra poliéster. En 1980, la planta de poliéster se convierte al proceso PTA y dos años más tarde se inicia la producción de polímeros PET para envases. Hace, pues, quince años que se fabrica PET en El Prat.

Otro hecho sustancial tuvo lugar en 1989, con la puesta en marcha de CPU-II para la producción de fibra poliéster, y en 1993 se amplió su capacidad productiva. En medio, en 1991, la compañía Akzo se retira como accionista mayoritario de La Seda y se inicia el largo proceso judicial. Fue en 1995 cuando se segrega la planta de poliéster del grupo y se funda Catalana de Polímers.

En ese mismo año, 1995, Catalana de Polímers llega a un acuerdo con Zimmer para construir una nueva planta de PET con capacidad para 240 T/día, que es la que ahora se ha puesto en marcha bajo la denominación interna de CPU-III. Dos años pues han bastado para edificar una planta de 7.100 metros cuadrados y que funciona noche y día, los 365 días del año, con un total de 40 personas (a razón de 8 personas en 5 turnos).

Este año, la producción de Catalana de Polímers se sitúa en 50.000 T de polímeros y 55.000 T de fibras, aunque la entrada en funcionamiento de la nueva planta CPU-III modificará sustancialmente estas cifras en 1998. La capacidad de producción de fibra poliéster continuará siendo de 55.000 T, como en los últimos años, pero la polímeros PET pasará a 70.000 T frente a las 50.000 prevista para este año.

A lo largo de toda su historia, Catalana de Polímers ha producido un total de 1 millón de toneladas de fibras poliéster y 200.000 T de polímeros PET. "Tenemos, pues, una experiencia acumulada muy notable en la fabricación de poliéster, que es nuestro principal activo", dice Sinforiano Sisniega.

Hasta ahora, casi el 90% de la producción de polímeros PET se vendía en España. Pero el aumento de la producción de Catalana de Polímers y la puesta en marcha este verano de la planta de Cádiz de Eastman también de PET hará que la exportación sea fundamental.

En estos momentos, el 73% del capital de Catalana de Polímers está controlado por La Seda de Barcelona. Inversiones Ibersuizas posee un 13%, Swiss Bank un 7% y Hambro European Venture otro 7%. La facturación en 1996 fue de 14.700 MPtas, con unas ventas de 77.500 T. La plantilla fija es de 465 personas.

VÍDEOS DESTACADOS

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

ExposólidosAndaltec

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS