Ponderar en función de las exigencias

01/09/1996
Ante la llegada de un nuevo proyecto, no cabe duda de que la correcta elección del moldista es esencial, ya que marcará la rentabilidad presente y futura de la inyección de la pieza. Un buen molde reduce el tiempo de ciclo y aumenta su vida útil, evita paros de máquina, reparaciones y mantenimientos innecesarios, a la vez que garantiza la fiabilidad, calidad e inalteralibilidad de la producción desde el primer hasta el último día.
Los parámetros principales a tener en cuenta la elección de un molde son la capacidad técnica, tanto del personal como de la maquinaria, del taller de moldes, así como su proximidad, el plazo de entrega garantizado, el precio del molde y la confianza adquirida en función de los resultados obtenidos en experiencias anteriores. El tipo de pieza, el material a inyectar o la producción total prevista son parámetros secundarios a considerar.
La ponderación de estos factores depende en gran medida de las exigencias del producto transformado, que antepondrán en cada caso uno o varios de estos factores en detrimento de otros. El precio y el plazo de entrega son, en muchos casos, el caballo de batalla de los inyectadores y moldistas, debido a las exigencias del mercado actual y de algunos clientes.
Se debe garantizar, en definitiva, fiabilidad y calidad al mejor plazo y precio posibles.

Javier García
Gerente
Balplasa

VÍDEOS DESTACADOS

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

AndaltecExposólidosVI Seminario Internacional - Biopolímeros y Composites Sostenibles - 1-2 Marzo 2017 Valencia

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS