Antonio Martínez
Director del Centre Català del Plàstic

La implicación personal de Antonio Martínez en el proyecto del CCP es evidente... - Actualidad" /> Antonio Martínez Benasat - Director CCP - Plástico
Posicionamos su web SEO / SEM

Antonio Martínez Benasat - Director CCP

01/07/1995
"El CCP tiene la vocación de servir a toda España, y también a Latinoamérica"

Antonio Martínez
Director del Centre Català del Plàstic


La implicación personal de Antonio Martínez en el proyecto del CCP es evidente. A pesar de su tono moderado y apariencia serena, su rostro refleja sólo levemente una fuerte riqueza emocional interior que sigue los derroteros del diálogo, según éste sea más o menos favorable a las perspectivas del CCP. Aborrece los conflictos, y su frase preferida, íntimamente sentida, es: "Estamos aquí para sumar entre todos"

Antonio Martínez Benasat ha sido nombrado director del Centre Català del Plàstic (CCP), creado por la Generalitat de Catalunya e integrado en el consorcio el 26 de octubre de 1993 para conseguir un ente aglutinador del sector y demás instituciones relacionadas con el plástico, según consta en los estatutos. El Centre Català del Plàstic incorpora también a las asociaciones representantes del sector. El CCP se ocupará especialmente de investigación y desarrollo de nuevas tecnologías (ensayos, inyección y transformación) aplicadas a las necesidades de las empresas y a la formación.



El nuevo Centre Català del Plàstic se instalará en Terrassa (Barcelona), en la antigua fábrica rehabilitada del Vapor Vell. ¿Es el espacio más indicado?

Efectivamente. Se han rehabilitado todas las plantas del Vapor Vell para destinarlas a diversos organismos e instituciones. Una de ellas es el Centre Català del Plástic, pero hay muchas más que pueden dar un gran servicio institucional. Por ejemplo, en el edificio se ha instalado la AEFTOP. Tendremos probablemente equipos compartidos, como compresores. Eso significa una reducción importante de la inversión necesaria. También se incorpora Arts Aplicades y otros servicios comunitarios. En el antiguo espacio industrial también estará la UNED, una escuela de radio, etc.
El Centre Català del Plàstic cederá sus instalaciones para la formación de los estudiantes de plástico. De esta manera todo el mundo sale beneficiado: la industria del plástico, porque podrá disponer de personas preparadas desde el punto de vista universitario. El edificio producirá una gran sinergia a la que se sumará un auditorio, salas de conferencias, espacios comunes en todo el edificio y gran cantidad de facilidades.

¿Qué inversión está prevista?

En estos momentos disponemos de un presupuesto de 211 millones de pesetas para equipamientos. Y luego continuará la inversión. Hubiera sido impensable comprar o alquilar los 2.000 metros cuadrados de que disponemos.

¿Cuál es la génesis del Centre?

La génesis del Centre es compleja. Yo personalmente, desde hace años, en conversaciones con el presidente del Centro Español de Plásticos, siempre había puesto de manifiesto que se debería formar más al personal que trabaja en el sector relacionado con los plásticos. Se trata de formar a estudiantes, a ingenieros o doctores en este campo, pero también el tercer nivel de Formación Profesional.
La base sería la creación de cursillos. Pero faltaba un centro donde se pudieran hacer prácticas, tener contacto con la máquina. Es una cuestión fundamental para la competitividad de las empresas. Para aumentar la competitividad de la empresa, para que tenga innovación tecnológica, ha de contar con personal capacitado.

¿Disponen del soporte público suficiente? ¿Han sido receptivos los organismos públicos y el entorno empresarial?

El director general de Industria de la Ganeralitat de Cataluña, Miquel Puig, se mostró muy sensible al proyecto. Además, en Catalunya se concentra el 50 por ciento del sector de plásticos y el más avanzado tecnológicamente. Era muy importante que aquí tuviéramos, además, un centro de formación y un centro de desarrollo, intentando al mismo tiempo que fuera un centro que colaborase en la investigación y desarrollo y en la innovación. Todo ello fue cuajando y al final salió este consorcio. Se tuvo en cuenta la representación de las asociaciones porque CCP no pretende ser un centro a nivel local sino que tiene una proyección mucho más extensa: nosotros tenemos un mercado a nivel de todo el estado español. Pero además creo que tenemos una proyección y el deber de llenar un hueco muy importante en otros países, sobre todo en los países de América Latina. Por ejemplo, el Centro de Investigación y Desarrollo de la Industria Petroquímica de Venezuela ha contactado con nosotros y solicitan venir aquí para estar una temporada. Y aún no hemos hecho actividades de promoción.
Estuve en Chile. Dentro de poco iré a Venezuela invitado por los responsables de INDESCA a dar unas conferencias y, de paso, al 25 aniversario de la Universidad Simón Bolivar para dar allí unas conferencias. Y hay muchas solicitudes para venir al Centro para estar trabajando uno o dos años. Quiero decir que, al igual que en Venezuela, hay un gran interés en otros países iberoamericanos por venir aquí para aprender.

¿Cuál es ahora la composición del Centre y del Consorcio?Existe realmente una participación institucional eficaz?

Por parte de la Generalitat de Catalunya tenemos al Departamento de Industria y Energía, el Comisionado para Universidades e Investigación y la Junta de Residuos; por parte de las asociaciones profesionales del sector tenemos al Centro Español de Plásticos, la Asociación de Industriales de Plástico de Cataluña, la Asociación Catalana de Empresas Constructoras de Moldes y Matrices, la Asociación de Maquinaria de Plásticos y Caucho, la Confederación Española de Empresarios de Plásticos y la Federación Española de Transformadores y Manufacturadores de Plástico. Además está la participación del Ayuntamiento de Terrassa y también la Universidad Politécnica de Catalunya.

¿Existen problemas en la filosofía del Centre? Es muy complejo definir los objetivos, las realizaciones esperables?

La pregunta es: un centro de este tipo, a qué lo dedicamos? En el principio la idea básica fue este aspecto de formación sin renunciar a realizar desarrollo. Pero se han de marcar unos objetivos más empresariales. Se decidió que lo que interesaba para comenzar, como aspecto más importante e interesante, y sin renunciar a nada más, era definir el aspecto que creíamos era más importante. Resultó ser la transformación de plásticos. Fue una decisión y se apartó, en principio, el segmento de los plásticos reforzados o plásticos compuestos, cauchos, etc.

Es decir, algunos aspectos quedan fuera del programa...

Por el momento sí, en el aspecto de inversión inicial. Porque hemos de montar maquinaria para formación y no llegaba el presupuesto. Por tanto nos centramos en transformación de plásticos, o plásticos con fibras y todo el ámbito de lo que es inyección. Debemos tener laboratorios de inyección y de explosión y un laboratorio general de transformación en el que hubiera una prensa, un rodillo de cilindros, etc.

La formación, ¿será el elemento fundamental?

Exacto. Después debería estar el control de calidad, es decir los laboratorios de ensayo para poder saber que la transformación del producto que se ha realizado es la más idónea. Se escogieron una serie de aparatos. Todo el mundo estará de acuerdo con los aparatos que hay y también encontrará a faltar algunos. Pero hemos trabajado con mínimos para poder dar formación práctica. Formación teórica se puede dar mucha más.

Las demás instituciones, por ejemplo las asociaciones, ¿han favorecido la colaboración con el Centre?

Sí. Y las empresas también a través de las asociaciones. Precisamente está gestándose un Consejo Asesor que pretendemos esté formado por destacados empresarios del sector, para que nos vayan adelantando e informando sobre aquello que ellos empiezan, sobre el futuro que está viniendo, para que nos lo pasen de manera que nosotros sepamos qué es lo que hemos de hacer para que tenga repercusión en el sector. Además, interesa la participación del empresario porque parece que si el empresario no aporta capital no participa, no toma el Centre como suyo. Y hemos decidido que han de aportar algún capital.

¿Cuál será la relación con la universitat? El hecho de que usted sea profesor, influirá en la relación?

A mi me nombró director del CCP el Consejo General, independientemente que sea de la universidad. También hubiesen podido nombrar a otro. El Centre no es una idea propia. Se ha de tener en cuenta que países como Alemania, Reino Unido o Francia hace tiempo que los tienen, no hemos inventado nada nuevo. Hemos ido a visitarlos para observar sus acciones y también para adaptarlas a nuestra estructura empresarial. Recuerdo que cuando estuve visitando el IKV de Alemania, su presupuesto era del orden de 2.200 millones de pesetas. Ellos empezaron hace 40 años, nosotros lo estamos haciendo ahora.
La idea es montar el Centre y la Universidad aprovechó el nuevo cambio en el plan de estudios, sobre todo la Escuela de Ingeniería Técnica Industrial de Terrassa. Considero oportuno crear dentro de lo que es ingeniería técnica industrial mecánica, una subespecialización en transformación de plásticos.

El inicio de actividades, ¿ya es inmediato?

El Ayuntamiento nos entregó el edificio el pasado mes de junio. Y en la segunda quincena de septiembre tenemos que empezar con actividades. De hecho el trabajo está hecho porque las cesiones de uso por parte de empresas como Margarit o Mateu & Soler han sido importantes y ello demuestra el interés de los industriales. Entre las colaboraciones también está Collins en Alemania para la extrusora de husillos. Es decir, en principio hay bastante colaboración en estos aspectos. Era lo previsto en esta primera fase que ya estará instalada para que en septiembre esté en funcionamiento.
Hemos programado cursos a tres niveles: cursos para formación profesional, cursos de especialización y aprovechamiento de nivel, caso perito de ingeniería, ingeniero técnico y superior y cursos ya muy especializados, muy avanzados, con una serie de técnicas o medios en los que la industria tiene gran interés.

¿No teme la competencia con los cursos del Centro Español de Plásticos?

El Centro Español de Plásticos imparte una serie de cursos que quizá deberá remodelar, quizás hacerlos desde el Centre Català del Plàstic o en el mismo centro de demostración de ASCAMM. En este momento creo que hay tanto trabajo por hacer que el problema no es hacernos la competencia, sino cubrir los vacíos existentes. Algunas asociaciones ya han solicitado cursos y también algunas empresas que han demostrado interés. Está en estudio programar un curso sobre caucho. No tenemos maquinaria para caucho en este momento concreto, pero estamos pensado en el futuro y prever una necesidad. Todos los cursos son de 15 y 25 horas, es decir, que hay suficiente tiempo para todo. Hemos de hacer lo que la industria pide, es decir, formar gente en lo que necesitamos: éste es el objetivo. Las empresas también colaborarán con conferencias y demostraciones.
La idea es que sea un centro vivo y dinámico donde el empresario pueda ver allí el producto al mismo tiempo que aparece, que no se entere al cabo de un tiempo, y así pueda actuar enseguida. El tiempo y la información es lo que da también un avance competitivo: este es el objetivo. Y una de las otras cosas en el campo de formación, en el que estamos puestos y que creemos muy interesante, es formar a los formadores de formación profesional. Esto es una de las cosas a la que nosotros tenemos mucho cariño porque tiene un efecto multiplicador y un efecto sinérgico importante.

¿Qué otras actividades están previstas para las empresas?

La idea es que el centro comience a realizar tareas de desarrollo o quizás de coordinación en un principio. Hemos visto interés en reuniones de cada projecto CRAFT. Son los programas europeos de financiación de proyectos de desarrollo para pequeñas y medianas empresas. Queremos apoyar proyectos compartidos entre diferentes empresas, aunque sean competidoras.

Un equipo para "promover y desarrollar el sector del plástico"

El nuevo CCP fue creado por la Generalitat de Catalunya en octubre de 1993. El objetivo decidido fue "promover y desarrollar el sector del plástico en sus aspectos de producción, transformación y comercialización, mediante el estudio, la investigación, el asesoramiento y la asistencia a los organismos, asociaciones, empresas y personas relacionadas con el sector".
El CCP es un consorcio público de gestión que dispone de personalidad jurídica propia pero tutelado por el Departamento de Industria. La Generalitat participa en el consorcio Centre Català del Plàstic que también está integrado por las asociaciones representantes del sector: Centro Español de Plásticos (CEP), Asociación de Industriales de Plásticos de Catalunya (AIPC), Associació Catalana d'Empreses Constructores de Motlles i Matrius (ASCAMM), Associació de Constructors de maquinària per a Plàstics i Cautxú (IMAPC), Confederación Española de Empresarios de Plásticos (ANAIP), Federación Española de Transformadores y Manipuladores de Plásticos (Fetraplast), el Ayuntamiento de Terrassa y la Universitat Politècnica de Catalunya.
El CCP nace para contribuir a la mejora de la competitividad del sector mediante el estudio de métodos y aplicaciones del plástico, prestación de servicios a la industria, elaboración y difusión de estudios, acoger en su seno el debate sobre temas de interés para el sector.
El presupuesto es de 211 millones de pesetas. Más de 78 millones serán destinados a taller de transformación, el laboratorio de ensayos se llevará 59 millones, el taller mecánico 8,72 millones, la informática 7,65 millones y las obras e instalaciones absorberán casi 50 millones.
Las funciones principales serán estimular la investigación técnica, divulgar y difundir el conocimiento técnico del sector, prestar servicios industriales, promover la investigación y desarrollo, fomentar los intercambios de experiencias interempresariales, aumentar el nivel de calidad productiva.
El pasado 2 de marzo el Consell General del CCP aceptó la adscripción de las siguientes personas para el equipo inicial: Maria Lluïssa Maspoch como coordinadora de gestión económica, Ignacio Velasco como coordinador de docencia, Antoni Godillo como coordinador de investigación y desarrollo y Miguel A. Sánchez como coordinador del laboratorio. Todos ellos son profesores de la Universitat Politècnica de Catalunya.
Los equipos tecnológicos del CCP están compuestos de salas de informática, ensayos mecánicos, ensayos ópticos y térmicos, laboratorio químico, taller de inyección (con puente grúa e inyección de 100-150 toneladas), taller de extrusión (extrusoras de perfiles, de husillo, fabricación de film y sopladora de huecos) y, finalmente, laboratorio de transformación con prensa de platos calientes, rodillo de cilindros y moldes.

Empresas o entidades relacionadas

Asociación de Industriales de Plásticos de Cataluña
Asociación Española de fabricantes de maquinaria para plástico y caucho
Asociación Ibérica de Fabricantes y Comerciales de Transmisiones Oleohidráulicas y Neumáticas
Centre Català del Plàstic
Centro Español de Plásticos
Federación Española de Transformadores de Materias Plásticas
Plastics Europe Ibérica

VÍDEOS DESTACADOS

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

ExposólidosAndaltecVI Seminario Internacional - Biopolímeros y Composites Sostenibles - 1-2 Marzo 2017 Valencia

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS