La proliferación de empresas europeas en la zona está dando lugar a la creación de numerosos talleres de fabricación

La Zona Franca de Tánger abre nuevas oportunidades a los fabricantes

Ibon Linacisoro16/06/2009
Una noticia, no muy reciente, de febrero, pero muy representativa de lo que está ocurriendo: el fabricante francés de la industria del automóvil Marvest inaugurará una unidad de producción en la Zona Franca de Tánger (TFZ). Como Marvest, muchas otras empresas están localizando en esta zona sus fábricas, lo cual también está dando lugar a la proliferación de otro tipo de empresas, más pequeñas, que trabajan para las grandes. Todas ellas necesitan máquinas. Una oportunidad que no está pasando desapercibida para los proveedores.

Marruecos, Argelia y Túnez son países en expansión cuya proximidad a Europa los convierte, además, en mercados de posibilidades. Marruecos, que ahora mismo está en boca de bastantes fabricantes, y en concreto la región Tánger-Tetuán se ha convertido en una plataforma muy atractiva para los inversores extranjeros por su proximidad geográfica a Europa y por su tratamiento fiscal preferencial. A principios del pasado enero, Marruecos dio el pistoletazo de salida de los trabajos de realización del tercer tramo de desarrollo de la zona franca de Tánger para una inversión de 430 millones DH (MDH). Este programa de inversión se centra en la adaptación y el desarrollo de una zona reservada a los fabricantes de equipos para automóviles (80 Ha.). El proyecto de extensión incluye también la construcción de 50.000 metros cuadrados de edificios industriales listos al empleo (250 MDH) y la realización de un barrio dedicado a institutos de formación y de una zona terciaria (30.000 metros cuadrados) constituida de espacios comunes destinados a las empresas de la zona por un importe global de 70 MDH.

TFZ ofrece a los operadores instalados la oportunidad de aprovecharse de los acuerdos de libre comercio firmados por el Reino de Marruecos, de una logística potente, de la ausencia de trámites aduaneros y de una preciosa proximidad con el mercado europeo. La zona alberga a numerosos operadores internacionales cuya producción se destina a la exportación. Se trata, en particular, de los fabricantes de equipos de la industria del automóvil, la industria aeronáutica y las empresas de fabricación de componentes electrónicos.

foto

La región Tánger-Tetuán...

... que ocupa geográficamente la cornisa noroeste de Marruecos, constituye el área más dinámica de esta zona, donde se ha iniciado una reactivación económica por parte de poderes públicos marroquíes para su integración en la economía nacional. La creación de una nueva zona franca de exportación en Tánger, el acondicionamiento de nuevos parques industriales, la construcción del puerto de Tánger-Med o la concesión de la gestión de algunos servicios públicos al sector privado en Tánger y Tetuán, varios de los cuales han sido adjudicados a empresas españolas, son algunos de los proyectos que ya están en marcha y que contribuyen al establecimiento de condiciones favorables para cualquier inversor interesado en esta zona.

foto

En el caso de la industria del automóvil, ya se encuentran en la zona franca de Tánger empresas, entre otras, como la española Antolín o la portuguesa Sunviauto, ambas especializadas en la fabricación de fundas de asientos y revestimientos de puertas para automóviles, y están en marcha proyectos importantes de OEM como Renault. La producción de los dos primeros modelos en la fábrica de Renault en Tánger se iniciará a comienzos de 2012, con una línea de 30 vehículos a la hora y una capacidad de 170.000 vehículos por año. El proyecto de construcción de la planta de Tánger contará con una inversión inicial de 600 millones de euros, antes de ser sometida a una expansión, dos años más tarde, que aumente la producción hasta las 400.000 unidades por año.

Nissan decidió en febrero cancelar la instalación de una línea de montaje en la fábrica de Tánger que tenía prevista junto a Renault.

Las obras de la nueva planta crearán 3.500 puestos de trabajo directos, una cifra que se elevará hasta los 24.000 cuando comiencen a producirse los vehículos.

La Sociedad Marroquí de Construcción de Automóviles (Somaca), de la que Renault tiene el 80 por ciento del capital, produce tres modelos en Marruecos, el 'Kangoo', desde 1997, el 'Dacia Logan', desde 2005, y el nuevo 'Sandero', desde hace dos semanas.

Las marcas Renault y Dacia son las líderes del mercado en Marruecos y ocupan, respectivamente, el primer y el segundo lugar.

La Zona Franca de Tánger cuenta con importantes ventajas fiscales y con ayuda del Fondo Hassan II para las Inversiones, y se beneficia del esfuerzo que se está llevando a cabo para dotar de las infraestructuras adecuadas a la villa del Estrecho.

Esta situación no está pasando desapercibida para la industria de los plásticos en general ni para los proveedores de la misma. Tal es el caso de empresas como Fultech, que ya cuenta con máquinas de inyección trabajando en la zona. Según explica Sergio Alcántara, “se trata de máquinas totalmente automatizadas con robots y equipos auxiliares y controladas a distancia mediante nuestro sistema de captación Fulcom. Vistas las posibilidades de la región, hemos decidido apostar por contar con un servicio técnico local que garantice una rápida asistencia técnica, así como un almacén de repuestos en la zona”.

La expansión de la Zona Franca de Tánger no está pasando desapercibida para la industria de los plásticos en general ni para los proveedores de la misma, como Fultech
foto

En el caso de Fultech se trata de tecnología propia adecuada a las nuevas necesidades. Lo vieron claro y apostaron por la región.

Pero no son los únicos. Recientemente, en mayo de 2009, una decena de empresas catalanas del sector auxiliar de la automoción viajaron a Tánger para conocer de primera mano el proyecto de implantación productiva, que Renault-Nissan está desarrollando en el norte de Marruecos, y estudiar alianzas con empresarios locales.

Entre los objetivos principales de este viaje está la presentación del sector catalán de la automoción en el mercado marroquí con el fin de aprovechar los potenciales de los que disponen ambos mercados. El referente que supone que empresas de la dimensión de Renault, implantadas en Cataluña, dispongan ya de planes definidos para ampliar su producción a través de nuevas ubicaciones en Marruecos, señala la existencia de una vía de penetración importante que puede favorecer las posibilidades de expansión para otras empresas catalanas de fabricación de componentes para automoción.

En este sentido, la finalidad de la misión fue adelantarse a los movimientos del sector para garantizar un correcto acercamiento estratégico a la zona que permita responder a las necesidades de servicio, tanto productivas como logísticas y comerciales que el proyecto de Renault requerirá.

Esfuerzo marroquí

La evolución de la economía marroquí atrae cada vez a más empresas industriales multinacionales (automoción y componentes, etc.) y de servicios con gran valor añadido (telecomunicaciones, telefonía móvil, programación, ingeniería o logística, etc.). Marruecos está haciendo un importante esfuerzo por modernizar sus infraestructuras mediante el desarrollo de parques industriales en Bouskoura, Jorf Lasfar y Meknés, así como mediante la creación de nuevas zonas francas (Tánger o Casablanca) y la modernización de sus estructuras de conexiones, tanto terrestres como marítimas.

VÍDEOS DESTACADOS

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

AndaltecExposólidosVI Seminario Internacional - Biopolímeros y Composites Sostenibles - 1-2 Marzo 2017 Valencia

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS