Marcas, identidad, comunicación, formación: Gestión integral de la comunicación y el conocimiento

Filtro de plástico para conversión del ozono

01/01/1995

La concentración de ozono en los ambientes cerrados causa dolores de cabeza o irritación de las mucosas. La máxima concentración admitida en los lugares de trabajo es de 0,1 ppm (0,2 g/m), concentración que se supera fácilmente, especialmente en verano. Para solucionar este problema, Hoechst ha desarrollado un nuevo plástico, denominado noXon, que destruye el ozono mediante un filtro de este material, convirtiéndolo totalmente en oxígeno. El noXon estará disponible en el mercado en 1995.