Estabilidad relativa en la venta de máquinas durante 2007

Los suministradores de inyectoras ante el presente y el futuro del sector

20/11/2008
Sobre la situación de la industria española de la inyección se dicen, se han dicho y se dirán muchas cosas, más ahora que parece que han pasado los tiempos de abundancia. Pero es difícil tener una idea clara de lo que realmente está ocurriendo en el mercado español de la inyección. A juzgar por los resultados del estudio de mercado que Plásticos Universales ha llevado a cabo de nuevo a principios de este año 2008, el pasado ejercicio no registró unos malos resultados. Es decir, por un lado están las sensaciones, los rumores y ese halo de optimismo o pesimismo que a veces envuelve a la industria y que no siempre se corresponde con los datos reales. Y por otro están los datos fríos que demuestran una cierta estabilidad en la venta de inyectoras en comparación con el año anterior. Sea como fuere, la opinión de los suministradores de máquinas para el moldeo por inyección debe ser lo más próxima a la realidad posible. Es por ello que plasmamos aquí las opiniones de todos aquellos que han respondido antes de nuestra fecha de cierre a las siguientes cuestiones:

• En el mercado español de la inyección llevamos ya unos años en los que las perspectivas no son buenas. ¿Coincide con esta afirmación?

• Un discurso habitual de las empresas españolas es que sólo con alta tecnología se podrá sobrevivir. ¿Qué piensa sobre esta cuestión?

• ¿Cómo ve la situación a corto y medio plazo? ¿Influirá la celebración de Equiplast en las ventas de 2008?

Manuel Guill. Alicantina de Maquinaria.

Nosotros, que llevamos siete años con Haitai y que anteriormente comercializamos las inyectoras Haitian, pensamos que hay ventas y posibilidades para todos. Además de las marcas europeas, hoy todas cuentan, las que tienen planta en China y las europeas. Un hecho destacable es que en nuestro mercado, en los últimos tres años, han entrado siete nuevas empresas importadoras de máquinas chinas. Muchas de ellas cumplen con la homologación pero no acreditan las certificaciones. Al haber más proveedores para un mercado como el español en el que el número de compradores potenciales de inyectoras no aumenta en las mismas proporciones, las perspectivas no son buenas, porque hay más gente para repartir.

“Quieren máquina nueva, pero dando una gran importancia al precio”

En cuanto a la pregunta relativa a la alta tecnología, todas las empresas cualificadas quieren más tecnología a bajo precio. Los manipuladores quieren máquina nueva, pero dando una gran importancia al precio. Existen incluso máquinas con tecnología obsoleta, pero bien pintadas.

A corto y medio plazo las perspectivas no son buenas. Equiplast es en octubre, lo cual puede significar un repunte de las venas a finales de 2008 y principios de 2009.

Esta es la situación en el ámbito de la inyección y es el motivo por el que bastantes empresas estemos diversificando nuestra actividad y seamos activas ya en soplado, extrusión, etc.

Martin Cayre. Arburg.

foto

El mercado no tiene la misma fortaleza que en el principio del milenio. La competencia de países con mano de obra más barata como Europa del Este y Asia ha aumentado enormemente.

Las empresas españolas deben producir productos con un mayor valor añadido y utilizar procesos de fabricación especiales para diferenciarse de la competencia, sobre todo de la de países de bajo coste. Para ello necesitan tener empresas colaboradoras fiables y establecer relaciones a largo plazo con ellas para seguir desarrollándose y optimizando sus procesos

“Va a haber una selección natural en el mercado”

A corto y medio plazo va a haber una selección natural en el mercado, en la cual desaparecerán las empresas más débiles y sobrevivirán las empresas más fuertes con un buen producto y un parque de maquinaria moderno y fiable.

Vemos la Equiplast no tanto como una feria de ventas, sino como la posibilidad de que se generen nuevas consultas técnicas y nuevas soluciones técnicas en colaboración con los interesados, así como para presentar a los visitantes nuevas tecnologías y procesos de fabricación.

Todo ello indudablemente tendrá una influencia positiva en las ventas a corto y medio plazo.

Juan A. Garrido. Battenfeld Ibérica.

foto

Efectivamente ha habido una caída progresiva de la demanda de inyectoras en los últimos cinco años de un 30 por ciento, aproximadamente, en España.

Sin embargo la inversión ha caído en un 20 por ciento. Esto significa que si bien el número de unidades operativas ha descendido en máquinas convencionales, la tendencia a la inversión en equipos de alto valor añadido tecnológico se ha incrementado.

Evidentemente ocupamos una posición actualmente en la UE que no es la misma que teníamos hace 5 años, con la inclusión de los nuevos miembros con economías más competitivas, principalmente en lo relativo a costes de mano de obra tanto directa como indirecta, así como de las facilidades fiscales y otras que ofrecen estos nuevos miembros tanto a sus industrias locales como a los nuevos inversores exteriores.

“Es primordial invertir en I+D+i, como Alemania, que podría ser un ejemplo a seguir”

Por lo tanto, la industria española está una vez más racionalizando su actividad en función de una demanda cada vez más competitiva y para ello es primordial invertir en I+D+i, puesto que esta política ha dado buenos réditos en países como Alemania, que a pesar de ser de los más caros en mano de obra es el más competitivo. Por consiguiente podría ser un ejemplo a seguir.

La situación a corto y medio plazo seguirá siendo la de ajuste, especialmente teniendo en cuenta que la tasa de crecimiento que hemos tenido hasta ahora, difícilmente se vaya a mantener, a tenor de las noticias que estamos oyendo desde diferentes instituciones.

La feria de Equiplast 2008 puede ser un revulsivo para la inversión en maquinaria y equipos de alta tecnología, pero no creo que suponga un incremento de venta de unidades.

Antonio Muñoz. Coscollola Comercial.

foto
En nuestra opinión, si comparamos el mercado actual con los volúmenes de los años 2001- 2002, es cierto que el mercado se ha reducido en numero de unidades, pero es evidente que actualmente existe una evolución hacia otro tipo de aplicaciones y la necesidades de los clientes han evolucionado. Esto nos lleva a afirmar que las perspectivas no son malas sino que son distintas respecto a otros años.

Es cierto que sólo con alta tecnología es posible competir en el mercado actual, y más desde nuestra situación española que competimos con mercados con mano de obra más barata, pero no debemos olvidar que es necesario también que las empresas españolas inviertan y desarrollen nuevos productos propios que sean competitivos tanto técnica como económicamente en un mercado global. La situación actual a corto plazo la vemos estable con una clara tendencia hacia un incremento en máquinas de mayor tonelaje en las que el mercado español es más deficitario que otros países de nuestro entorno.

“Es necesario que las empresas españolas inviertan y desarrollen nuevos productos propios”

Sobre la feria Equiplast, pensamos que desde hace unos años las ferias han tomado un auge muy importante no solo como escaparate de los últimos desarrollos en las técnicas de inyección de las empresas, sino también como eventos en los que se dinamizan e impulsan las ventas, por lo que estamos seguros de que Equiplast cumplirá esta función a la escala que le corresponde.

Agustín Durán. Centrotécnica.

foto

En general, y las cifras así lo han venido avalando, se puede afirmar que las perspectivas no eran buenas y ahora, cuanto menos, la podríamos catalogar de inciertas, lo cual tampoco es bueno.

En cierto modo los resultados de las ventas de inyectoras computados para 2007 constituyen una sorpresa ya que la mayoría pensábamos en una nueva caída. No ha sido así y al menos se constata que se ha frenado la tendencia, si bien resulta prematuro aventurar si Ésto representa un punto de inflexión.

Con sus particularidades, nuestro mercado no es ajeno a las influencias externas que afectan a otros sectores. La evolución de las economías mundiales y, en nuestro caso, el resultado de las elecciones generales, marcarán la pauta de la evolución sobre todo en el segundo semestre.

En cuanto al discurso habitual de las empresas españolas sobre la alta tecnología, es un hecho evidente la deslocalización de empresas multinacionales y no sólo extranjeras que se ha producido en los últimos años. No es menos cierto sin embargo, que algunas empresas extranjeras y obviamente las españolas, no sólo siguen apostando por permanecer en nuestro país, sino que las están potenciando confiriéndoles responsabilidades en diseño y desarrollo de nuevos productos para suministro global.

“La fabricación de productos convencionales con gran componente de manipulación ha pasado a la historia”

Esto es aplicable a los sectores del automóvil y electro-electrónica y si a estos sectores les sumamos el del envase y embalaje, debemos convenir que efectivamente se precisarán máquinas y sistemas productivos cada vez más eficientes. ¿Se le puede llamar a esto alta tecnología?.

Lo que sí es evidente es que la fabricación de productos 'convencionales' con gran componente de manipulación (véase utilización de mano de obra), ha pasado a la historia.

El corto plazo vendrá marcado por las influencias externas. Las perspectivas vienen marcadas por las renovaciones del parque de maquinaria más que por las necesidades de crecimiento, pero incluso para esto los inversores precisan confianza.

Si se dan las circunstancias externas favorables, es decir, se genera confianza a medio y largo plazo, Equiplast podría influir en las ventas en sentido positivo para todos. En caso contrario podría ser incluso un factor peligrosamente distorsionador del mercado.

Joaquín Recoder. Haitian.

foto

“El gran cambio que estamos registrando es el paso de la máquina hidráulica a la híbrida o eléctrica”

Sí coincido con la afirmación de que llevamos ya unos años en los que las perspectivas no son buenas. La crisis actual centrada en el mercado inmobiliario se ha extendido a otros ámbitos como el sector del plástico. Los clientes no invierten debido a la incertidumbre del mercado, pero según las noticias económicas no cabe esperar una reactivación del mercado hasta finales del 2008.

Creo que afirmar que sólo con alta tecnología se podrá sobrevivir, responde a una visión sectaria del mercado. La gran mayoría de los transformadores de plástico utilizan bienes de equipo estandarizados y son pocos los clientes que aplican alta tecnología a los procesos de transformación del plástico.

El gran cambio que estamos registrando es el paso de la máquina 100 por ciento hidráulica a la máquina híbrida o eléctrica. Este proceso quedará consolidado en el plazo de 5 años cuando la venta de máquina eléctrica será del 50 por ciento sobre las ventas de máquinas de inyección

Pienso que la situación a medio plazo no sufrirá grandes cambios, pero la celebración de la Equiplast el próximo mes de octubre permitirá relanzar el mercado y coincidirá con un momento de auge económico.

Ángel Lozano. Demag.

foto

Que las perspectivas del mercado de inyección no están pasando por su mejor momento, no es ninguna novedad. Es sabido por todos que desde hace unos años el mercado real de máquinas se está reduciendo considerablemente. Aunque la cifra total de máquinas vendidas permanezca muy estable está sostenida por la considerable caída del mercado de máquina usada al ser sustituida en gran parte por la máquina de procedencia asiática. Uno de los motivos principales de esta reducción de mercado es la continua deslocalización en sus inversiones de las empresas del sector automovilístico. A esto hay que sumar la falta de nuevos proyectos o modelos de automóvil en las factorías instaladas en la península, que a su vez afecta directamente a todo el conjunto de proveedores indirectos de este sector, que es realmente grande.

Por otro lado, el argumento de que sólo las empresas que inviertan en tecnología podrán sobrevivir a la actual crisis, es realmente cierto, pero la tecnología no se puede implantar de la noche a la mañana y las empresas que no han sido precavidas y se han preparado progresivamente pueden tener una perspectiva de futuro cuando menos complicada a medio plazo. En los ciclos de crisis la competencia es mucho más agresiva de lo habitual, la variación de los precios de las materias primas es constante y en la mayoría de los casos resulta muy difícil de repercutir al cliente final. Además, las series de producción cada vez son mas cortas y si a todo esto le añadimos la dificultad para exportar ante la fortaleza del euro con respecto al dólar o el continuo incremento del coste de la energía eléctrica, todos estos factores provocan que los márgenes de beneficio se vean reducidos continuamente. Si además tecnológicamente no nos hemos preparado con antelación renovando el parque con maquinaria de ultima generación que nos permita reducir drásticamente el consumo energético, reducir los porcentajes de rechazo tanto interno como externo, reducir tiempos de ciclo en vacío, tener la posibilidad de efectuar movimientos paralelos, minimizar los paros improductivos por cambios de molde, reducir los paros por averías y los consiguientes costes de mantenimiento, y flexibilizar al máximo nuestras producciones, lo más probable es que, por desgracia, les resulte muy difícil sobrevivir a bastantes empresas españolas.

“La tecnología no se puede implantar de la noche a la mañana”

La situación a corto y medio plazo no parece que nos vaya a deparar muchas alegrías, aunque también es verdad que se ha instalado un cierto sentimiento de pesimismo colectivo entre los transformadores. Incluso algunas empresas que en 2007 crecieron en su volumen de facturación y prevén para este año un crecimiento pequeño, dan señales de haberse sumado a esta tendencia. Aunque este año se celebrará la feria Equiplast de Barcelona, para Demag no representará ningún cambio en la previsión de ventas anuales, pues analizando los históricos de ventas realizadas en anteriores ediciones hemos comprobado que esta feria no nos ha aportado ningún incremento en la cifra total de ventas. Éste es uno de los motivos por los que Demag Plastic Group a nivel corporativo ha decidido no participar en ninguna feria a excepción de la K de Düsseldorf, Fakuma y China Plast. Vamos a sustituir la participación en estas ferias por jornadas de puertas abiertas dirigidas de forma más directa a clientes y sectores específicos como son automóvil, 'packaging', eléctrico, industrial y médico.

Xavier Llinàs. Husky.

foto

“De cara al futuro, cada empresa debe explorar y encontrar su camino”

Respecto a la situación del mercado español de la inyección, existen condiciones que se han endurecido en los últimos años. El exceso de capacidad productiva, el encarecimiento de la materia prima y de la energía o el gran crecimiento de las capacidades productivas en los países con menores costes de mano de obra lógicamente han erosionado los precios y los márgenes, tanto de los transformadores como de los fabricantes de maquinaria.

Sobre el futuro de las empresas, en una industria altamente competitiva, sobrevive el que mejor se adapta a los cambios para continuar aportando valor a su cliente. Sin embargo, la alta tecnología es una variable importante de aportación de valor, pero no la única. Cada empresa debe explorar y encontrar su camino.

Finalmente, las perspectivas económicas generales a corto y medio plazo no son positivas, lo que influirá directamente en nuestro mercado. Por ello,

Equiplast ayudará a dar un impulso, tanto para clientes indecisos como para el descubrimiento de nuevas posibilidades.

Joaquín Rabinad. Ferromatik.

foto

“Los productos a fabricar tienen que tener un valor añadido suficiente que justifique la inversión”

Creo que habría que inventar los premios Oscar para las empresas españolas que a través de su esfuerzo diario buscan la forma de abrir nuevos mercados, muchos de los cuales están siendo absorbidos por las grandes multinacionales que fabrican sus productos donde es más rentable y premian a sus filiales cuando sus niveles de productividad son excelentes, dándoles nuevas líneas de productos a fabricar.

Después de la feria K 2007, en Düsseldorf, podemos sacar conclusiones. Lo expuesto por los principales fabricantes de maquinaria de inyección de plástico nos da una idea de cual pude ser la tendencia del mercado en el futuro: maquinaria y moldes sofisticados para procesos especiales, instalaciones completas compuestas por varias máquinas y robots donde las piezas inyectadas se montan en el mismo molde y con varios componentes, máquinas de ciclo rápido, máquinas eléctricas, etc.

Este cambio de tendencia de los fabricantes es debido a la presión que están sufriendo sobre los precios los transformadores de plásticos, que les ha llevado a buscar productos con un valor añadido o a reducir la manipulación de sus productos y simplificar sus procesos para así reducir costos.

En la búsqueda de ser más competitivos y poder obtener beneficios, los transformadores se ven obligados a efectuar grandes inversiones en dichas instalaciones. Si a esto le añadimos que la nueva maquinaria tiene que ser amortizada lo más rápidamente posible para recuperar su inversión, los productos a fabricar tienen que tener un valor añadido suficiente que justifique la inversión.

Jorge Serrano. Guzmán Polímeros.

foto

“Las perspectivas son buenas y la gran competitividad del sector nos llevará a encontrar salidas”

Nos parece que estamos viviendo una situación de cambio que produce cierta inestabilidad en el mercado español de la inyección de plástico. La necesidad de ser más competitivos, tanto en costes como en calidad, hace que se esté produciendo una 'selección natural' de las empresas del sector. Pensamos que las perspectivas son buenas y que el enfrentarnos a la gran competitividad que reina en nuestro sector nos llevará a encontrar salidas. Tenemos ejemplos cercanos en otros países que después de un período de duda han retomado el liderazgo europeo del sector del plástico y en los que las perspectivas para los próximos años son francamente optimistas.

Estamos totalmente de acuerdo con la afirmación de que sólo con alta tecnología se podrá sobrevivir. Ya lo llamemos alta tecnología o simplemente ir implementando los puntos que nos hagan ser competitivos: automatizaciones, estudio y análisis del consumo energético, valoración de costes, reutilización de materiales, etc.

No es sólo un esfuerzo del sector del plástico, es un proceso global que implica a gobiernos nacionales y locales, organizaciones de todo tipo y asociaciones profesionales. Pensamos que los que se queden fuera de este camino acabarán desapareciendo y que cada vez más las empresas tendrán que considerar este aspecto como fundamental en sus planes de futuro.

A corto y medio plazo la situación se irá definiendo cada vez más y veremos que los cambios se irán produciendo. La edición de una feria tan importante como Equiplast siempre es motivo de ilusión y de confianza, ya que suele producir un impulso importante en las ventas. Es importante que se generen nuevos proyectos, que haya nuevos desarrollos y que nosotros acompañemos a nuestros clientes en este proceso. Pensamos que es muy necesario el asesoramiento, la participación y colaboración por parte de los distribuidores y fabricantes para conseguir hacer realidad muchas de las ideas que se quedan a medio camino, ya sea por miedo, por ignorancia o por pensar que es irrealizable.

Christal Berengena. Fultech.

foto

“El futuro pasa por invertir en tecnología para automatizar y contrarrestar la presión de los mercados emergentes”

No pienso en absoluto que las perspectivas no sean buenas. Desde Fultech consideramos que el mercado ha cambiado y por tanto todos hemos de adaptarnos a los nuevos tiempos. Tiempos en los que el transformador español estudia cuidadosamente sus inversiones e invierte según sus necesidades técnicas y de amortización. Cada vez más, se está viendo que el futuro del sector pasa por invertir en tecnología para automatizar los procesos de producción y, de esa forma, contrarrestar la fuerte presión de los mercados emergentes.

Actualmente la industria en general y el sector del plástico en particular se caracteriza por la búsqueda de la reducción de los tiempos de producción y la mejora de la calidad con el objetivo de disminuir el porcentaje de rechazos. Para avanzar en esta dirección las empresas deben adaptar sus métodos productivos y conseguir aprovechar al máximo sus elementos de producción para optimizar tiempos de ciclo, conseguir una mejora continua de la calidad y una mayor y más rápida información de los procesos.

El futuro del sector pasa por invertir en tecnología, en eso estamos totalmente de acuerdo, pero aplicada a la automatización de los procesos, ya que la mayor parte de ellos se pueden realizar con máquinas de inyección convencionales. Los problemas fundamentales que frenan a los transformadores españoles para invertir en tecnología son, en primer lugar, los elevados precios de los equipos que muchas veces no están justificados y por tanto no permiten la inversión ya que no es amortizable. En segundo lugar, la elevada dificultad en la instalación, mantenimiento y utilización de determinados equipos y, por último, la escasa oferta en el mercado de sistemas tecnológicos a medida que ayuden a la prevención de fallos y a la automatización de procesos adaptándose fácilmente a las necesidades reales del cliente.

El sector del plástico está evolucionando, prueba de ello es que cada día más el transformador de plástico solicita a sus distribuidores que se involucren más en sus proyectos y le ofrezcan soluciones reales a sus problemas cotidianos.

Desde el punto de vista de la tecnología para la automatización, Fultech considera que este año va a ser un año pedagógico donde se ha de concienciar al transformador de plástico que hay tecnología útil, rentable y de fácil utilización. Por el tipo de empresa que es Fultech, una ingeniería orientada a la inyección de plástico, las ferias como Equiplast son un muy buen escaparate para llegar a posibles clientes que buscan algo más en su distribuidor de maquinaria.

Bernd Roegele. Helmut Roegele.

foto

“Equiplast ayudará en la activación del mercado”

Las perspectivas son complicadas ya que el mercado español de la inyección se encuentra en un momento de cambios en el que es vital saber adaptarse a las necesidades y circunstancias actuales. En respuesta a la cuestión de la tecnología, pienso que la supervivencia no depende exclusivamente de la alta tecnología. Debe complementarse con una buena dosis de flexibilidad, disponer de valor añadido y ofrecer soluciones integrales y personalizadas para las aplicaciones de los clientes.

A corto y medio plazo la situación parece estable. Pero es importante mantener la confianza en el mercado y seguir hacia delante buscando nuevas oportunidades de negocio que interesen al mercado.

Con respecto a la feria Equiplast 2008, será un buen escaparate. Es difícil predecir, pero apostamos por ella para que ayude a la activación del mercado.

Industrias Deu. Lluís Llorca.

foto

“Habrá que empezar a analizar si una feria es un simple y costoso escaparate o una herramienta rentable de venta”

Para los transformadores, el mercado de la inyección del plástico se está ajustando a las necesidades actuales de sus clientes. Es decir, transformación a precios muy competitivos, sin programas a largo plazo, búsqueda de nuevos clientes (y no esperar a que vengan), renovación de maquinaria para aumentar la producción y ahorrar costo de energía, etc. Esto no es nuevo, pero es la única opción que tienen los transformadores para mantenerse o mejorar la productividad.

Para los fabricantes y vendedores de maquinaria, implica una reducción de ventas que sólo las empresas con mejor producto, servicio y precio aguantarán.

No es necesario alta tecnología. Instalar manipuladores para extracción de piezas o automatizar algunos procesos no significa efectuar grandes inversiones. Cambiar máquinas obsoletas por modernas y de bajo consumo energético (o bajísimo en las eléctricas) puede resultar más oneroso, pero son inversiones con recuperación relativamente rápida por el ahorro de energía y aumento de productividad.

Lo cierto es que las empresas transformadoras (y de hecho todas) deben reducir costos y ser más productivas. Los que así no lo entiendan, posiblemente, pasarán por momentos complicados.

La disminución real de ventas de inyectoras en España y el aumento de empresas que las comercializan no auguran, en general, resultados muy satisfactorios.

No creemos que Equiplast sirva para aumentar las ventas de maquinaria. Como mucho la venta de inyectoras a precio político para evitar su devolución a origen y el cierre de contratos ya apalabrados antes del certamen. Habrá que empezar a analizar si una feria (cualquier feria) es un simple y costoso escaparate o una herramienta rentable de venta.

Jorge Todolí. Italprensas Sandretto.

foto

“Tecnología no es sólo calidad sino también reducción de costes”

La transformación del plástico en la actualidad está presente en la mayoría de los procesos productivos industriales, por tanto está sometida a la influencia de cada sector específico. Por ejemplo: En estos últimos años en España, todos aquellos productos vinculados a los materiales de la construcción, han experimentado un gran auge y han tenido un crecimiento progresivo, (fitings, codos de PVC, balaustradas, vallas, etc.). En cambio los productos como los juguetes, promociones, o aquellos que tuvieron un boom enorme a finales de los 80, porque el coste productivo en España era más competitivo que en otros territorios, han sufrido una deslocalización hacia países con costes mas bajos y por tanto mas económicos. Todo esto son ciclos naturales en la economía y es normal que suceda.

Sobre la cuestión de si sólo con alta tecnología se podrá sobrevivir, diría que hoy en Europa, es caro vivir y más caro producir. Por tanto, tecnología no es sólo calidad sino también reducción de costes, a través de la automatización de procesos, reduciendo la manipulación humana al máximo posible, intentando consumir la mínima energía y obteniendo la máxima rentabilidad del espacio ocupado. Esto sólo se adquiere a través de una programación y ante todo, con la última tecnología que ofrecen o deben ofrecer los fabricantes de maquinaria dentro del sector, puesto que éste es el principal objetivo de sus departamentos de I+D. Por supuesto la calidad es y debe ser implícita a trabajar en Europa (Norma CE).

Para juzgar la perspectiva a corto y medio plazo hay que tener en cuenta un dato evidente: n nosotros los europeos no tenemos petróleo, y el plástico es petróleo. Así que dependemos directamente de este factor tan importante.

Y sobre la feria, a mí personalmente, como miembro del comité, me gustaría que influyese de forma positiva en las ventas, pero dependeremos de la situación económica que se dé en las fechas del certamen.

Patricia Mateu. Mateu & Solé.

foto

“La alta tecnología es imprescindible, pero también adaptarse a las necesidades del mercado”

Sí, las perspectivas no son buenas. Realmente se ha apreciado una ligera bajada en las ventas de maquinaria en el sector español en los últimos años, por lo que podríamos hablar de un cierto ajuste en las compras en el mercado español, pero también diría que no es un caso aislado el español. Creo que lo mismo ha sucedido en mayor o menor grado en el resto de los países de la Comunidad Europea.

Que la alta tecnología es fundamental para sobrevivir es innegable, pues la superación tecnológica continua nos permite diferenciarnos y destacar ante la competencia. Pero tampoco es la única baza para poder sobrevivir. A mi parecer, el ser capaz de adaptarse a las necesidades y requisitos exigidos por el mercado también es imprescindible, puesto que te permite no solo sobrevivir sino también no perder y aumentar cuota de mercado.

Si los clientes están buscando, cada vez más, maquinaria a precio competitivo, precisa, rápida, fiable y lo más respetuosa posible con el medio ambiente, los fabricantes o suministradores españoles debemos adaptarnos, sino lo hemos hecho ya, rápidamente a dichas necesidades, de lo contrario otros lo harán por nosotros. Pero sin duda sin reducir las inversiones ni resultados en superarse día a día en la especialización y búsqueda de alta tecnología.

En cuanto a la feria, la celebración de un certamen como el próximo de Equiplast siempre es un factor revitalizador que puede estimular la decisión de compra del transformador español o extranjero que nos visita.

Es indudable que el desarrollo de I+D+i, sobre todo la última 'i' (innovación) es imprescindible para poder ser competitivos y diferenciarnos del resto (y no me estoy refiriendo a los países de la UE), sumando valor añadido en todos los productos y procesos. Y para ello, Equiplast es una plataforma excelente para conocer las últimas novedades tecnológicas a incorporar en los distintos procesos de transformación del plástico y caucho en general.

Sebastián Schaper. Netstal.

foto

“La mayoría de expositores sólo están presentes en las ferias para evitar que se hable mal de ellos cuando no estén”

No coincido exactamente con la afirmación de que llevamos ya unos años en los que las perspectivas no son buenas. Es decir sí es cierto que el mercado español no está atravesando sus mejores momentos en lo que a nuestro sector se refiere. Por ejemplo si nos fijamos en otros países del resto de Europa podemos ver que el mercado en general está atravesando ciertas dificultades, pero también se debe tener en cuenta que estas tensiones son consecuencia de las deslocalizaciones que se han producido de forma masiva sobre todo en el territorio español. Todo ello ha ocasionado un gran daño al mercado español en su conjunto y en especial a nuestro sector.

Estoy totalmente de acuerdo con la afirmación de que sólo con alta tecnología se podrá sobrevivir. El principal objetivo de Netstal es mantener y producir con la mejor tecnología a nivel mundial, ya que para nosotros es nuestro principal activo. Desde el punto de vista de Netstal ofrecer a nuestro clientes la mejores tecnologías existentes significa una cuestión imprescindible no solo para poder sobrevivir en épocas de crisis como la actual sino para ofrecer el mejor producto al mejor precio, un producto de alta calidad es muy valorable por el mercado y todavía más si este producto puede competir con otros de inferior calidad.

Tal y como he comentado y según los datos macroeconómicos, la situación a corto y medio plazo en el mercado español no es muy alentadora, es decir, vamos a atravesar serias dificultades durante los próximos dos años. En Netstal en concreto estamos sobradamente preparados para afrontar esta situación, es más, al ser una empresa puntera en tecnología, este punto fuerte 'ventaja competitiva' nos permitirá atravesar este ciclo con mayor comodidad.

En cuanto a la celebración de Equiplast dudo mucho que este acto tenga mucha influencia en las ventas. La feria de París ya no existe y la mayoría de expositores sólo están presentes en las ferias para evitar que se hable mal de ellos cuando no estén.

Alberto Garrido. Negri Bossi.

foto

“Hay empresas con verdaderas dificultades y otras con un elevado ritmo de trabajo y crecimiento”

Indudablemente desde hace varios años las perspectivas de negocio en el mercado de la inyección, y de la actividad en general, se han ido deteriorando. Deslocalizaciones de forma muy especial, la importación de productos desde países asiáticos, encarecimiento de los productos plásticos debidos a la alzas de las primeras materias, el estrechamiento de márgenes empresariales, etc., han incidido en la caída de la actividad, si bien no es un fenómeno general: hay empresas con verdaderas dificultades y hay otras con un elevado ritmo de trabajo y crecimiento. Tampoco se puede decir que sea en mercados concretos ya que ocurre exactamente lo mismo en diversos sectores.

Pienso que es evidente que la única salida para la industria plástica es dedicarse a aquellas actividades con un alto valor añadido y reconvirtiéndose de fabricantes de piezas de plástico en suministradores de artículos ya terminados.

Por ejemplo, no solo la pieza de plástico inyectada de una maneta de la puerta de un automóvil, sino suministrando la pieza metalizada y con todos sus mecanismos montados, lista para incorporarse al automóvil. Esto supone un importante grado de automatización para rentabilizar el coste de los diversos procesos de acabado.

Otra alternativa es incorporar procesos, como por ejemplo el intado, que supone una diferenciación frente a otros competidores, etc.

La fabricación de productos de alta tecnología es sin duda otra de las alternativas diferenciadoras y la utilización de las nuevas tecnologías de inyección que permiten un aumento de la calidad de los productos transformados y una importante reducción de los costes en energéticos: la solución de la que somos fervientes promotores, son en ese sentido las máquinas de accionamiento totalmente eléctrico.

No creo que la Feria Equiplast tenga una influencia en la actividad del sector. Sí será, sin embargo, muy importante mostrar a los industriales las alternativas tecnológicas que pueden elegir para desarrollar cada uno de ellos la vía que considere mas apropiada según sus propios criterios.

Comentarios al artículo/noticia

Nuevo comentario

Atención

Los comentarios son la opinión de los usuarios y no la del portal. No se admiten comentarios insultantes, racistas o contrarios a las leyes vigentes. No se publicarán comentarios que no tengan relación con la noticia/artículo, o que no cumplan con las condiciones de uso.

VÍDEOS DESTACADOS

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

VI Seminario Internacional - Biopolímeros y Composites Sostenibles - 1-2 Marzo 2017 ValenciaAndaltecExposólidos

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS