Doing business in Spain? Interempresas Media is the key
“Nuestro biopolímero puede descomponerse al 90% en seis meses cumpliendo así con los requisitos marcados por la Unión Europea para 2030”

Entrevista a José Manuel Suárez, CEO en ADBioplastics

Nerea Gorriti02/09/2019

ADBioplastics se ha alzado con el premio a mejor startup en el V Foro de inversión de ESIC Emprendedores en Valencia. El proyecto de ADBioplastics no deja indiferente a nadie pues el material plástico que propone esta empresa de nueva generación está hecho a partir del maíz, caña de azúcar o remolacha; y resulta biodegrable y compostable. Esto significa que se convierte en CO2, abono y agua en un máximo de 6 meses, indican desde esta spin off de Itene. La firma arrancó en 2015 y su ascenso ha sido meteórico. En 2017 ganaron la mención honorífica 'New plastics Economy Innovation Prize 2017' de la Fundación Ellen MacArthur y en 2018 lograron financiación de la Unión Europea que asciende a más de un millón de euros para hacer realidad este proyecto.

Para comenzar, defina qué es un bioplástico, siempre hay confusiones con la terminología...

La definición de un bioplástico como tal es un tipo de plástico de origen bio, biodegradable o ambos. El nuestro es Bioplus, es decir, de origen bio y, además, biodegradable. Cumplimos con todos esos requisitos porque proviene de productos vegetales como el maíz, la caña de azúcar o la remolacha. En cambio, los plásticos convencionales derivan del petróleo y pueden resultar por tanto perjudiciales para el medio ambiente. Los plásticos convencionales no pueden, como el bioplástico, biodegradarse sin producir ningún residuo contaminante.

Además, nuestro material es compostable. Esto significa que, en una planta de compostaje, nuestro biopolímero se biodegrada en un 90% en 6 meses cumpliendo así el requisito que exige la Unión Europea para 2030.

foto

ADBioplastics es fabricante de bioplásticos para garantizar la sostenibilidad del planeta.

ADBioplastics es una startup, ¿cómo han sido los inicios?

Sí, somos una startup y procedemos de Itene (Instituto Tecnológico del Embalaje, Transporte y Logística). Nuestro producto PLA-Premium se patentó en el 2013 y la constitución como empresa fue en el 2015. Dos años después, en 2017, ganamos una mención honorífica en 'New Plastics Economy Innovation Prize', otorgada por la prestigiosa Ellen MacArthur Foundation.

Ese 2018, obtuvimos por parte de la Unión Europea la validación técnica y económica presentando dos casos de éxito y otorgándonos una financiación de más de 1 millón de euros para apoyar el desarrollo de nuestra tecnología. Nos encontramos actualmente en la segunda fase de este ambicioso proyecto.

¿Qué productos ofrecen al mercado?

Ofrecemos bioplásticos que pueden incorporarse a la producción industrial mediante los procesos de extrusión –termoformado, moldeo por inyección, inyección por soplado y film–. Podemos operar en los siguientes sectores: packaging, químico, biomédico, automoción, farmacéutico y construcción. Sin embargo, de momento estamos centrados en el sector del packaging de la industria de la alimentación.

En cuanto al tipo de productos que se fabrican con nuestro bioplástico destacan las bandejas para productos frescos y/o, congelados, envasados de postre, tapones, botellas de plástico, film para envasado alimentario, etc…

foto

Las ventajas a nivel de producto son transparencia, rigidez, propiedades barrera, bio-based, entre otras.

Han creado PLA-Premium, ¿qué es y qué propiedades técnicas presenta?

Nuestro PLA-Premium es básicamente un bioplástico de origen vegetal modificado y mejorado.

¿Qué conseguimos en comparación con otros como el PET, HD-PE, PS y PLA?

  1. Aumentar sus propiedades barrera respecto al bioplástico virgen, es decir, que permite que el oxígeno y la humedad no penetren en el envasado de los alimentos. Por ejemplo, en las bandejas de comida, esta cualidad permitirá que el producto alimenticio mantenga al 100% su calidad
  2. Transparencia: en el sector alimentación esto es muy importante. Los fabricantes de packaging quieren que los productos se vean y nosotros conseguimos mejorar esta transparencia.
  3. Flexibilidad: El producto final no se cuartea y mantiene su forma sin sufrir alteraciones
  4. Resistencia al impacto: Al ser más flexible es menos frágil
  5. Biobased (bio-origen). Proviene de un producto vegetal no del petróleo.

 

foto

Las técnicas de transformación habituales en la industria son perfectamente adaptables al uso de plásticos biodegradables y compostables.

¿Qué le diferencia del bioplástico convencional? ¿Y del polímero tradicional?

Con respecto al bioplástico mejoramos las propiedades barrera manteniendo la transparencia y la rigidez. Con respecto al polímero tradicional, lo mejoramos en todos los aspectos y lo más importante, no contamina y se desintegra siguiendo el ciclo de la economía circular.

Si una empresa que usa materia prima convencional decide implementar BlockPLA en sus procesos, ¿debe cambiar su maquinaria? ¿Qué técnicas de transformación pueden utilizarse?

Obviamente las empresas deben adaptar la compra de un nuevo material en sus procesos de producción independientemente de que sea bio o no. Ahora bien, no debe cambiar su maquinaria con lo que la inversión no debería ser muy elevada, y simplemente es necesario adaptar el proceso en algunos aspectos. Las técnicas de transformación habituales en la industria son perfectamente adecuadas también para nuestro plástico biodegradable.

¿En qué difiere un proceso de transformación convencional con el de su bioplástico?

El proceso de transformación convencional en relación no cambia al utilizar bioplástico en vez de un plástico convencional derivado del petróleo. En el caso de la fabricación por inyección, por ejemplo, será necesario simplemente regular los valores de tiempos y temperaturas para conformar la pieza. El equipamiento auxiliar necesario es sencillo y simplemente asegura las condiciones de baja humedad de la materia prima.

foto

El valor añadido del PLA-Premium es que es compostable convirtiéndose en CO2, abono y agua en condiciones industriales.

¿Qué ventajas destacaría?

Las ventajas a nivel de producto son transparencia, rigidez, propiedades barrera, bio-based, entre otras. Pero al margen del nivel de producto, las ventajas del PLA-Premium es que se biodegrada con lo que la imagen de los oceános con botellas flotando y contaminando el planeta desaparecían porque las nuestras, sencillamente, se desintegran. Así que, ADbioplastics contribuye a la mejora del planeta. De hecho, nuestro leitmotiv es "With our BIOplastics, we contribute to make the world a better place to live in".

¿Se está empleando ya en productos en alguna empresa española o extranjera?

Sí, hemos hecho pruebas con botellas de plástico, con inyección de botes de cosmética, y hemos fabricado film para tapas de envasado de yogures pero, de momento, no podemos desvelar los nombres de nuestros clientes. Los fabricantes de packaging nos buscan porque saben que tenemos un producto muy novedoso, de alta calidad y porque necesitan adaptarse a la normativa. Además, están concienciados y quieren aportar valor ofreciendo productos BIO a sus clientes.

¿Considera que el uso de bioplásticos es la solución al problema medioambiental de los residuos plásticos?

Sí y nosotros contribuimos a mejorarlo. Además, los ciudadanos pueden conseguir ese cambio. Para empezar, pueden solicitar a los distribuidores que los productos estén envasados con materiales bio y de origen bio. Los distribuidores exigirán a sus proveedores y ellos a su vez, a los fabricantes de packaging que derivarán en nosotros. Es una cadena y todos sumamos. Además, los gobiernos también juegan un papel fundamental a la hora de establecer normativas autonómicas, nacionales y europeas. Una política como la marcada por la Unión Europea con fechas claras y razonables como la de 2030 es un gran paso para que todas las industrias puedan adaptarse paulatinamente.

Con todo ello, realizaremos una aportación a que la industria no produzca un alto coste medioambiental y a que el volumen de residuos plásticos comience a reducirse en vez de seguir creciendo como hasta ahora.

Últimamente está en boca de todos, “los plásticos son el problema”. Ustedes, como expertos en el sector, ¿creen que es así?

Es un gran problema por la falta de concienciación. Sólo en la UE producimos 58 millones de toneladas de plástico cada año, según PlasticsEurope y el packaging de la industria alimentaria es el sector que más consume plástico. Por eso, nosotros nos centramos en ese sector ofreciendo nuestros bioplásticos para sentar un precedente y cambiar esta tendencia.

¿Puede explicar la estrategia europea 2030 en relación al uso de plásticos?

La Unión Europea es conocedora de este gran problema y quiere poner remedio. Además, esta estrategia sienta las bases para una economía de plásticos nueva y más sostenible. Entre sus objetivos:

  • 100% de los envases serán reutilizables, reciclables y/o compostables
  • 50% de los residuos plásticos serán reciclados
  • Diseños que faciliten el reciclado
  • La capacidad de reciclado deberá cuadruplicarse con respecto a 2015
  • Demanda de plástico reciclado deberá cuadruplicarse con respecto a 2015
  • Utilización de materiales innovadores cuando se haya probado que son más sostenibles que los actuales
  • Restricción de microplásticos y de su llegada al mar
  • Restricción de plásticos de un solo uso
  • Establecer un marco normativo claro para los plásticos con propiedades biodegradables.

Sin duda es una oportunidad para empresas como ADBioplastics…

Es una gran oportunidad porque la UE regula, los consumidores finales exigen y las empresas deben adaptarse. El problema es que aún hay un gran desconocimiento y apenas fabricantes de bioplásticos.

Así que en este contexto de nuevas regulaciones y con una demanda imperante por parte de varios actores surge ADBioplastics como fabricante de bioplásticos. Una startup española que promete revolucionar la industria del packaging con un producto novedoso en base a componentes naturales y que mejora profundamente las alternativas BIO que existían hasta ahora.

foto

José Manuel Suárez, CEO en ADBioplastics, durante su intervención en la V edición del Foro de Inversión, que ha organizado ESIC Emprendedores en su sede en Valencia.

¿Cree que los bioplásticos se producirán y se utilizarán a gran escala? ¿Qué aplicaciones actuales en las que se emplean plásticos comunes cree que sustituirán por bioplásticos?

Sin duda, los bioplásticos son la mejor alternativa. Hay que tener en cuenta que cuando los plásticos tradicionales derivados del petróleo escapan del circuito del reciclado pueden producir un serio problema medioambiental al no ser biodegradables. Vamos a asistir por tanto a una reducción en el uso de este tipo de plástico como el polipropileno o el poliestireno y cobrarán fuerza los BIO-Based (bio-origen) y además biodegradables como el PHA y nuestro PLA-Premium, que es más económico que el PHA y conserva el producto más tiempo con todas sus propiedades.

foto

Junto a ADBioplastics, otras 4 Startups han participado en este foro de inversión, que este año ha celebrado su quinta edición.

Hemos podido verles en ferias como ALL4pack, Chemplast 2019, Dusseldorf K y Empack, ¿qué aceptación tiene el producto entre el público internacional? ¿Es la exportación uno de sus objetivos?

El impacto que hemos tenido, por ejemplo, en la última feria a la que hemos asistido en Madrid, Chemplast 2019, ha sido increíble. El stand se nos quedaba pequeño de la gran cantidad de empresas que venían para informarse, pedirnos pruebas, y valorar una posible colaboración conjunta. En resumen, un éxito absoluto. A esto se suma que con nuestra estrategia de marketing estamos intentado asistir a la mayoría de los eventos del panorama europeo para darnos a conocer y estamos teniendo encuentros con primeros grupos nacionales de fabricación cárnica y de gran distribución.

Además, en ADBioplastics estamos en ronda de financiación, es decir, en búsqueda de inversores para poder montar nuestra primera planta de producción y fabricar nuestros materiales a gran escala. Queremos dar el salto y estamos seguros de que este año 2019 ese sueño será una realidad. Hay una muy positiva aceptación y un gran interés por parte de los fondos de inversión hacia los nuevos desarrollos de plásticos biodegradables.

Respecto a nuestras ventas, de momento, estamos centrados en el mercado nacional y sur de Europa, aunque la estrategia internacional cobrará cuerpo para mediados de 2020. Por eso, asistimos a la feria Dusseldorf K en octubre, así como a Empack en noviembre, en Madrid.

foto

ADBioplastics se ha alzado con el premio a mejor startup en el V Foro de inversión de ESIC Emprendedores.

foto

Logotipo de ADBioplastics.

¿Qué reconocimientos ha tenido su producto?

El mayor reconocimiento es que Horizonte 2020, el programa de apoyo a la investigación e innovación más ambicioso puesto en marcha por la Comisión Europea, nos diera luz verde. Contamos con una financiación de más de 1 millón de euros. Europa confía en nosotros y en nuestro producto para contribuir a la sostenibilidad. Actualmente estamos en la segunda fase de este programa y la verdad es todo un orgullo. A eso se suma la mención honorífica por la fundación Ellen MacArthur y recientemente, el premio a mejor startup otorgada en el V Foro de inversión de Esic Emprendedores en Valencia. Tenemos un producto muy novedoso en el mejor momento posible. Así que esperamos impactar en la industria y crear conciencia medioambiental. Se puede y se debe apostar por un planeta sostenible.

Empresas o entidades relacionadas

ADBioplastics

Comentarios al artículo/noticia

Nuevo comentario

Atención

Los comentarios son la opinión de los usuarios y no la del portal. No se admiten comentarios insultantes, racistas o contrarios a las leyes vigentes. No se publicarán comentarios que no tengan relación con la noticia/artículo, o que no cumplan con el Aviso legal y la Política de Protección de Datos.