Doing business in Spain? Interempresas Media is the key

La FAO estima que actualmente 800 millones de personas en todo el mundo han adoptado la agricultura urbana para producir alimentos

Reutilización del PVC: agricultura urbana

Redacción Interempresas13/02/2019

En Aarhus, la segunda ciudad más grande de Dinamarca, las patatas, las hierbas y los tomates crecen en grandes tuberías de PVC. El escenario es un proyecto apoyado por VinylPlus, que ha reunido a socios entre académicos, arquitectos, autoridades locales e industria, y que tiene como objetivo establecer una producción sostenible de alimentos con residuos de PVC reutilizados para la construcción.

foto

La urbanización ha puesto de relieve un reto importante: ¿cómo podemos proporcionar  alimentos de forma sostenible a las ciudades en crecimiento? Encontramos una respuesta en la agricultura urbana. La Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) estima que hoy en día, 800 millones de personas en todo el mundo han adoptado esta forma de producción local de alimentos. Sus ventajas son diversas: se minimiza el transporte, el embalaje y el uso de la tierra, lo que tiene un impacto positivo en el medio ambiente. Cultivar los propios productos también ayuda a ahorrar dinero en la compra de alimentos.

En la práctica de la agricultura urbana se encuentran los residuos rígidos de PVC para la construcción. Los tubos y canalones desechados se consiguen fácilmente y son gratuitos en todo el mundo. Además, la durabilidad del PVC, su aptitud para estar en contacto con el agua y su peso ligero lo han convertido en un material que demandan los aficionados al bricolaje y a las granjas urbanas profesionales. Durante años, han surgido en todo el mundo ideas creativas que combinan cultivos y residuos de PVC para la construcción: Los ReFarmers de Lyon cultivan hortalizas con PVC para restaurantes europeos de alta gama, y el proyecto Aquaponiris, con sede en Bruselas, utiliza tuberías de PVC para combinar el cultivo de hortalizas y la piscicultura en un sistema autosuficiente.

Ahora, con el apoyo de VinylPlus, el proyecto de Agricultura Urbana investiga si es factible un uso más sistemático de los residuos de PVC en la esta actividad. El proyecto se basa en el diseño y la construcción de prototipos de residuos de PVC para la construcción, con el fin de evaluar científicamente los potenciales de sostenibilidad, y también establece asociaciones con arquitectos, autoridades locales, propietarios de residuos y transformadores de PVC. Los socios actuales incluyen el Consejo de Información de PVC de Dinamarca, los arquitectos Kåre Sølvsten y Maja Sønderskov, la profesora Marianne Thomsen y la estudiante de doctorado Daina Romeo de la Universidad de Aarhus, Nordisk Wavin, y la ciudad de Aarhus.

foto

Aarhus investiga la implantación de la agricultura urbana en las grandes ciudades. Por lo tanto, fue un paso natural para la ciudad participar en el proyecto VinylPlus, explica Christian Brødsgaard Eschen, director de proyecto de la ciudad de Aarhus. “Este proyecto representa una bonita ejemplo de cómo las empresas intentan reutilizar sus residuos. Cuando estos se pueden utilizar para la agricultura urbana, significa que consumimos menos y que reducimos la carga climática”, indica Eschen. Los beneficios climáticos los ha confirmado la Universidad de Aarhus, que en un informe reciente concluyó que “la reutilización del PVC de la construcción a la agricultura es una forma prometedora de ralentizar los flujos, uno de los pasos indispensables hacia una economía circular...] Al darle una segunda vida, la utilidad del material se mantiene y puede proporcionar más beneficios a las personas”.

Frente a la resolución de los retos de la recogida de las fracciones de residuos de PVC adecuadas para la agricultura urbana, Eschen destaca el centro de redistribución de residuos de Aarhus, ReUse. “Creo que sería ideal que existiera un centro de intercambio similar para los residuos de PVC de la construcción, donde los ciudadanos pudieran venir a recoger los residuos de PVC seleccionados para la construcción, que podrían utilizar para construir sistemas agrícolas urbanos en sus comunidades”, dice Eschen. También ve el potencial de las empresas emergentes para las que los ciudadanos desempleados pueden trabajar en la fabricación y venta de sistemas de cultivo vertical, vinculando así la economía circular a la producción sostenible de alimentos.

En 2018, en cooperación con el Consejo de Información de PVC de Dinamarca y Nordisk Wavin, Aarhus instaló el primer prototipo de PVC en el que crecen con éxito plantas como patatas, tomates y hierbas. A través de esta asociación, el proyecto VinylPlus planificará a continuación la recogida, clasificación y distribución de residuos de PVC para la construcción de prototipos agrícolas urbanos sencillos y accesibles a todo el mundo.

Comentarios al artículo/noticia

Nuevo comentario

Atención

Los comentarios son la opinión de los usuarios y no la del portal. No se admiten comentarios insultantes, racistas o contrarios a las leyes vigentes. No se publicarán comentarios que no tengan relación con la noticia/artículo, o que no cumplan con el Aviso legal y la Política de Protección de Datos.

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

Equiplast, Expoquimia, Eurosurfas, Fira de BarcelonaSmart Doors - IFEMA - Feria de MadridExposalao - Centro de Exposiciones, S.A.

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS