Posicionamos su web SEO / SEM
Ferromatik Milacron presenta la nueva máquina para tapones y cierres, Cap-Tec

Cuestión de cierres

Thierry Fabozzi
Product Manager K-Tec
26/11/2007
En el ámbito de las botellas PET, de continuo crecimiento, las soluciones innovadoras en envases de cartón, bolsas de fondo plano, etc., han aumentado de forma drástica la necesidad de desarrollar cierres y tapones de plástico adaptados a los nuevos sistemas. Por ello, Ferromatik Milacron presenta su nueva máquina de inyección Cap-Tec especializada en la producción económica de este tipo de cierres y tapones.
La aplicaciones de envase son, por regla general, productos de fabricación masiva, y ello tiene especial validez para los cierres y tapones. Para los constructores de máquinas de inyección, la exigencia, repetida una y otra veces, de mejorar su rendimiento y optimizar al mismo tiempo los costes constituye un reto especial, porque significa reducir los tiempos de ciclo y el consumo de energía para conseguir a la vez una perfecta relación precio - rendimiento. La respuesta a este reto la presentó Ferromatik Milacron los días 21 y 22 de septiembre de 2006 con motivo de la Feria en su sede central en Malterdingen: la nueva máquina Cap-Tec para cierres y tapones basada en la renombrada máquina de inyección K-Tec de alto rendimiento y éxitos probados. La máquina K-Tec está diseñada como máquina multi-uso para aplicaciones concretas, mientras que la Cap-Tec está pensada y optimizada como máquina de inyección específica para la producción económica de cierres y tapones.

Cap-Tec: la respuesta de Malterdingen

dingen

Para la nueva Cap-Tec vale el lema de “menos acaba siendo más“. Toda la fase de construcción de la máquina giraba en torno a las características técnicas realmente necesarias para la producción de cierres y tapones. El resultado es una máquina que se las arregla con “menos“ pero que precisamente por ello rinde “más“. Si comparamos la Cap-Tec con la K-Tec vemos que la primera mide un metro menos, lo que es ventajoso no sólo por el menor espacio requerido, sino también por la reducción del peso y la mayor economía de funcionamiento debido al menor gasto de energía. La Cap-Tec sólo necesita una carrera de apertura de 300 mm como máximo, lo que tiene un efecto positivo sobre la masa en movimiento y el volumen de aceite requerido y, con ello, sobre la velocidad de la máquina. La estabilidad necesaria para esta dinámica mejorada la proporciona la plataforma reforzada de la máquina. Las columnas sólo tienen la función de tensores que garantizan un ámbito de moldeo libre de aceites y lubricantes. La Cap-Tec es una máquina híbrida: la plastificación eléctrica asegura unas funciones paralelas optimizadas y, con ello, tiempos de ciclo más cortos. El expulsor, sincronizado con la apertura del molde, garantiza una caída libre, en vertical, de los cierres y tapones. Las piezas moldeadas se evacuan mediante una cinta transportadora integrada.

Cap-Tec: estreno en la feria en la sede de la empresa

Durante la feria en la sede central, la Cap-Tec, con una fuerza de cierre de 3.000 kN y un molde de 64 cavidades, produjo cierres para bebidas refrescantes de un conocido productor del ramo. Los cierres tenían un diámetro de 28 mm y la pared, un espesor de 0,7 mm; el tiempo de ciclo fue inferior a 4 segundos. En los cierres más delgados para las botellas de agua se puede reducir el tiempo de ciclo a menos de 3 segundos. Al funcionar en seco la Cap-Tec consigue un tiempo récord de 1,1 segundos.
foto
Sobre Ferromatik

Ferromatik Milacron Maschinenbau GmbH desarrolla, produce y comercializa máquinas de inyección para la fabricación de piezas de plástico que se utilizan en diversas industrias, como las del embalaje, la automoción, la medicina, eléctrica/electrónica/telecomunicación (EET) y los bienes de consumo. La gama completa de máquinas consta de tres series: Elektra (máquinas totalmente eléctricas), K-TEC (máquinas de alto rendimiento) y Maxima (grandes máquinas) con fuerzas de cierre que van de 300 a 40.000 kN. Esta gama de máquinas abarca una amplia oferta tecnológica, como, p. e., los sistemas multicomponentes, monosandwich, pared delgada y rotativo de molde, que se complementan, además, con prestaciones antes, durante y después de la adquisición.

Ferromatik Milacron se creó en 1956 en Malterdingen / Baden, y dispone en la actualidad de una red de distribución y de servicios en 50 países de todo el mundo, y una plantilla de 500 empleados. Desde 1993 la empresa forma, conjuntamente con otras empresas hermanas en EUA, India y China, el grupo Milacron. Para más información, visite la página web www.ferromatik.com.

foto

Una tecnología optimizada pensando en el grupo objetivo

En el mercado de bebidas se constata una tendencia cada vez más acusada hacia la producción propia de premoldes, botellas y también de tapones y cierres especialmente en aquellos casos en que se producen botellas de una sola capa en grandes cantidades. La máquina de inyección Cap-Tec se adapta a esta tendencia de la industria de bebidas, ya que renuncia intencionadamente a incluir funciones opcionales, lo que permite manejar la máquina sin una amplia experiencia en el campo de la inyección de moldes. La Cap-Tec dispone de Mosaic, un nuevo panel de mando ergonómico y de uso sencillo, que, sobre todo en el “modo de manejo fácil”, simplifica a los no-expertos en temas de plástico el manejo de la máquina. En el “modo experto” se dispone, naturalmente, de todas las funciones sin limitación alguna.

Pensando especialmente en la fabricación de tapones y cierres se ha ampliado el mando Mosaic con otro recurso adicional: los parámetros del proceso, como, por ejemplo, la cantidad de material para la plastificación y el volumen de la embolada, se pueden adaptar con bastante facilidad. En la práctica diaria ello significa una gran ventaja: si se tapona una boquilla de canal caliente se puede seguir, por ejemplo, la producción con 63 cavidades en lugar de 64, y posponer la limpieza y / o la reparación a una fecha en que no afecten negativamente la producción.

foto

Enchufar y trabajar

La nueva Cap-Tec de Ferromatik Milacron está pensada en la producción efectiva y eficiente de tapones y cierres, de forma que el usuario no se vea forzado a elegir entre varias opciones. Sólo para ambientes con una elevada humedad se ofrecen como opción el blindaje de la zona de moldeo y un dispositivo de cortina de aire caliente.

Otras máquinas específicas

Con su gran experiencia y su buena imagen precisamente en el sector de cierres y tapones Ferromatik Milacron ha sido la primera empresa en diseñar una máquina para la fabricación económica de cierres y tapones, pensada para la industria del envase. Y no por nada: actualmente, más de la mitad de las máquinas de inyección Ferromatik Milacron para aplicaciones de envases se utilizan para la producción de cierres. Dentro del amplio campo de las aplicaciones para envases, que va desde tapones de 1,3 gramos hasta cubos de 20 litros con grosores de pared entre 0,5 mm y más de 1,5 mm, con tiempos de ciclo de 3 a más de 10 segundos y carreras de menos de 300 mm a más de 1.000 mm, la casa central de Malterdingen está diseñando y preparando otras máquinas especializadas.

VÍDEOS DESTACADOS

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

ExposólidosAndaltecVI Seminario Internacional - Biopolímeros y Composites Sostenibles - 1-2 Marzo 2017 Valencia

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS