Posicionamos su web SEO / SEM

Contribuyentes (o paganos) del IRPF en el año 2007

mberistain@norgestion.com
mberistain@norgestion.com
15/05/2007
La Ley del IRPF, en su normativa aplicable en la declaración a presentar en el presente año 2007, establece las personas obligadas al pago en España del Impuestos sobre la Renta.
La Ley señala como contribuyentes a todas aquellas personas físicas que tengan su residencia habitual en territorio español.

Por su parte, se establecen tres criterios para la determinación de la residencia habitual, esto es:

• Un criterio físico, por el que una persona es residente en territorio español cuando permanece en España más de 183 días durante el año natural.

• Un criterio económico, por el que una persona es residente en territorio español cuando radique en España el núcleo principal o la base de sus actividades o intereses económicos.

• Un criterio de presunción familiar, por el que se presume la residencia en territorio español de una persona cuando, de acuerdo con los criterios anteriores, su cónyuge no separado legalmente y los hijos menores que dependan de él residan habitualmente en España.

Sin embargo, también tributan en España aquellos españoles que residen en el extranjero por ser miembros de misiones diplomáticas españolas y de oficinas consulares, así como los funcionarios en activo que ejercen en el extranjero un empleo oficial aunque no tenga el carácter diplomático o consular.

También se considera contribuyente del IRPF español a la persona física de nacionalidad española residente en un paraíso fiscal, tanto en el año en que se produce el cambio de residencia como en los cuatro siguientes.

Esto es, las personas que trasladen su residencia a un paraíso fiscal mantendrán la condición de contribuyentes por el IRPF español en el año en que sea efectivo el cambio y en los cuatro siguientes.

Por otra parte, se ha establecido un régimen especial para aquellas personas físicas que adquieran su residencia fiscal en España como consecuencia de su desplazamiento a territorio español. Dicho régimen especial les permite optar entre tributar por el IRPF español o hacerlo por el Impuesto sobre la Renta de No Residentes (IRNR) en el año en que se materializa el cambio de residencia y en los cinco períodos impositivos siguientes.

La tributación por el IRNR supone, en esencia, que los rendimientos del trabajo que se perciban estén sujetos a un tipo fijo de gravamen del 25%.

Para que sea de aplicación este régimen especial y optar entre tributar por el IRPF o el IRNR han de cumplirse las siguientes condiciones:

• Que no hayan sido residentes en España durante los 10 años anteriores a su nuevo desplazamiento a territorio español.

• Que el desplazamiento a territorio español se produzca como consecuencia de un contrato de trabajo.

• Que los trabajos se realicen efectivamente en España.

• Que dichos trabajos se realicen para una empresa o entidad residente en España o para un establecimiento permanente situado en España de una entidad no residente.

• Que los rendimientos que se deriven de dicha relación laboral no estén exentos de tributación por el IRNR.

Como conclusión, deberíamos decir que en la mayoría de los casos el criterio de tributación en España es el de la residencia. Este criterio es también el que determina la obligación de rendir cuentas al fisco frente a las Haciendas Forales o frente a la Agencia Tributaria.

VÍDEOS DESTACADOS

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

AndaltecVI Seminario Internacional - Biopolímeros y Composites Sostenibles - 1-2 Marzo 2017 ValenciaExposólidos

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS