Posicionamos su web SEO / SEM
Un estudio de MacDermid concluye que hay métodos mucho mejores, como el test Taber

El test de lápices para películas, un método poco fiable

Redacción PU15/04/2007

Extrusión

MacDermid Autotype acaba de presentar los resultados de un estudio de repetibilidad y fiabilidad para medir la eficacia del test de dureza de lápices, en el que prueba que este procedimiento estándar de uso casi universal no es tan fiable ni exacto, ni ofrece condiciones de repetibilidad para verificar las propiedades de un filme como se creía hasta la fecha.
El test de lápices, utilizado para saber si un revestimiento se comportará bien en condiciones de uso, se utiliza frecuentemente en la fabricación de filmes, asi como en impresión y otros sectores fabriles, ya que no requiere equipos caros y ofrece un resultado visual inmediato. La superficie del revestimiento puede ser verificada con una amplia gama de puntas, desde 9H -la más dura- hasta 6B -la más blanda-. El operario aplica una secuencia de toques sobre la superficie del filme, por lo general cinco; si no consigue rayarla, pasa al grado de dureza siguiente, y asi sucesivamente hasta que la muestra es dañada por el lápiz. Se considera que un revestimiento es duro cuando sobrevive al intento de rayarlo con un lápiz 3H o superior.

Dicho estudio para investigar la efectividad del test de lápices, elaborado por el departamento de I+D de MacDermid Autotype, pone de manifiesto una gran variabilidad en el resultado de las pruebas ya con H1, aun cuando el test haya sido llevado a cabo mediante operarios experimentados con buena vista, de acuerdo con un protocolo estricto y utilizando la especificación estricta del lápiz. Esta variabilidad puede llegar a ser mucho mayor en condiciones de laboratorio o cuando se esté trabajando con proveedores o usuarios finales distintos.

Existen varias razones para explicar la diferencia. Por ejemplo, a menudo el ensayo lo llevan a cabo a mano personas muy diferentes, sin un orden preciso en la gestión de los lápices; frecuentemente el filme revestido se coloca sobre una gran variedad de materiales, desde la goma hasta el cristal.

En el contexto de su investigación, MacDermid analizó una gama de lápices de diversos fabricantes, llegando a descubrir que los mismos acusaban diferencias considerables en cuanto a rendimiento en los mismos tests. Asi, un 3H fabricado en Japón puede diferir notablemente de un 3H de europeo, el cual a su vez es distinto de otro 3H de procedencia norteamericana. Esta disparidad tiene una explicación obvia que a menudo se pasa por alto: los lápices se fabrican para ser utilizados por dibujantes y artistas, y no para realizar mediciones científicas.

foto
Lo esencial reside en que los resultados de este estudio poseen una importancia fundamental para la industria de fabricación de substratos para film. Para empezar los productores tendrán que convenir un estándar para los ensayos de dureza mediante lápices, buscando condiciones controlables al efecto de averiguar la metodología más repetible y exacta. Sobre ello el cliente debería estar mejor informado acerca de estos temas, y también se le debería animar a que coopere más estrechamente con el productor para decidir qué artículo responde mejor a sus especificaciones, de acuerdo con ensayos realizados bajo condiciones controladas.

Por último el estudio concluye que en un mercado como el actual, ferozmente competitivo, con estándares de calidad precisos, el test de lápices resulta un método poco exacto e inadecuado para justificar decisiones de ingeniería o de compra. Hay métodos mucho mejores, como el test Taber, para verificar aplicaciones de pantalla: en este caso se trata de una prueba de resistencia superficial, y no de escala.

El test Taber ha sido sometido a examen, pudiéndose comprobar que resulta de mayor eficacia para evaluar la utilidad de un filme en los sectores de impresión y transformación.

foto

VÍDEOS DESTACADOS

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

ExposólidosAndaltec

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS