Marcas, identidad, comunicación, formación: Gestión integral de la comunicación y el conocimiento
En 6 años pasará de un valor de 509,5 M$ a 671,7 M$

La legislación transformará el mercado de retardantes

01/11/2001
La introducción de nuevos estándares de seguridad y nueva regulaciones medioambientales provocará un periodo de crecimiento en el mercado de retardantes de llama para películas de plástico y afectará a industrias muy diversas como la de automoción, construcción, elementos electrónicos y plásticos en general. Así se señala en un nuevo estudio de Frost & Sullivan.
Los retardantes de llama juegan un papel creciente en la seguridad de nuestras vidas y en la protección de nuestras propiedades. La experiencia con fuegos ha sido el motor principal para mejorar el comportamiento ante la llama de miles de productos, tales como dispositivos electrónicos, mobiliario, vehículos y materiales para la construcción. En respuesta a la presión del mercado han surgido numerosas normativas tanto en la UE, como en los diferentes estados e incluso ente las autoridades locales.

A esto hay que añadir la influencia de grupos como la ACFSE (Alianza para la Seguridad ante el Fuego de los Consumidores en Europa) están presionando mucho para mejorar las condiciones frente al fuego en la industria y entre aquellos que pueden tomar las decisiones. Es así como se están introduciendo unos estándares cada vez más severos en referencia a la inflamabilidad, como determinados códigos basados en las prestaciones en el sector de la construcción y acciones voluntarias que mejoran la seguridad del consumidor en su contacto con bienes de consumo. Esto ha tenido como consecuencia una mayor demanda de retardantes de llama, especialmente de productos pare reducir el humo.

Las numerosas discusiones en torno al impacto medioambiental de los retardantes de llama están encontrando su camino en el marco regulador y, además, están aumentando la demanda de productos que dañen menos al entorno, precisamente uno de los grandes retos para los productores de retardantes de llama.

Según el responsable del estudio en Frost & Sullivan, en 2000 el mercado de los retardantes de llama químicos tenía un valor de 509,5 M$. En 2007, la predicción apunta a que se llegará a los 671,7 M$. El principal factor para este crecimiento será precisamente la legislación relativa a la seguridad y al medio ambiente. La nueva legislación hará también que los propios utilizadores finales cambien el tipo de retardante que compran con el fin de responder a las últimas especificaciones. Y, como es lógico, esto tendrá un efecto sobre los productores, que deberán desarrollar nuevos productos para atender a los nuevos mercados y nuevas aplicaciones.

Con gran diferencia, el principal mercado para los retardantes de llama son los plásticos, a los cuales se dirige el 80% de los envíos. La industria europea de los plásticos está comprometida con el desarrollo de plásticos que usan los retardantes de llama para poder responder a las elevada exigencias de seguridad. Esto, combinado con el aumento anual en el consumo mundial de plásticos y su creciente uso en aplicaciones de alto valor, representa otro factor clave en el aumento del consumo de retardantes.

El estudio recomienda a los productores el desarrollo de nuevas estrategias para combatir la competencia en los precios que se está produciendo y para limitar el cambio a otros productores de sus clientes.

VÍDEOS DESTACADOS

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

AndaltecExposólidos

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS