Los fabricantes de maquinaria (OEM) optimizan la eficacia de manipulación de los materiales gracias a la incorporación de la tecnología Coax

El diseño de una tecnología del vacío minimiza la inactividad por fallos en la producción y a reducir el consumo de energía

Peter Tell, PIAB AB15/09/2006
En la actualidad, se está produciendo una auténtica revolución en el campo de la fabricación industrial, lo que supone nuevas oportunidades y desafíos. Los márgenes habituales de beneficio se han visto reducidos, con la consiguiente presión sobre los fabricantes de maquinaria (OEM), que se ven obligados a desarrollar alternativas innovadoras para reducir los costes y aumentar la productividad.
Desde un punto de vista internacional, está aumentando la demanda de productos que supongan un ahorro de energía, al igual que la tendencia hacía la automatización y la fabricación “ajustada”. Estos desafíos están teniendo una enorme influencia en la importancia que se concede a la ingeniería y al diseño en los procesos de fabricación.

Los fabricantes OEM que sigan consiguiendo beneficios durante esta revolución serán los que aprecien la importancia de desarrollar constantemente nuevas tecnologías para aumentar la eficacia y que, al mismo tiempo, garanticen la protección del medio ambiente.

Mejora de la productividad gracias al diseño optimizado de sistemas de vacío

Uno de los modos en que los OEM que manipulan los materiales pueden mejorar su productividad es mediante la optimización del diseño de sus sistemas de vacío. La presión de vacío, que se crea en virtud de cualquier presión inferior a la atmosférica, es el método elegido para transportar la mayoría de los productos industriales.

Los fabricantes de multitud de industrias, como del envasado, del automóvil, alimentaria, farmacéutica, electrónica, electrodomésticos, industria gráfica y el sector químico, usan la tecnología del vacío en su actividad diaria. Si bien casi todos los fabricantes utilizan el vacío durante al menos parte de sus procesos de manipulación de materiales, una parte importante de ellos desconocen hasta qué punto podrían beneficiarse de un sistema optimizado de vacío.

Creación de un sistema descentralizado avanzado

Históricamente, la mayoría de los OEM han usado sistemas de vacío tradicionales y centralizados que consisten en una fuente de vacío, habitualmente instalada en una ubicación remota y que proporciona vacío a múltiples puntos de uso. La mayoría de las empresas que usan sistemas centralizados necesitan canalizar el caudal de vacío a través de tubos y colectores, que pueden causar estrangulaciones en el caudal y, posiblemente, reducir el rendimiento y la fiabilidad del sistema.

En cambio, un sistema descentralizado ubica las bombas de vacío más cerca de los puntos de uso y puede consistir en un sistema zonal, donde grupos de ventosas que funcionan juntas están aisladas o en un sistema donde cada ventosa es completamente independiente de las otras.

foto

La energía y el ahorro de costes originado por una distancia menor entre la fuente y el punto de uso

Lógicamente, cuanto mayor es la distancia entre la fuente de vacío y el punto de uso, mayor es el consumo de energía y, por lo tanto, se produce un aumento de los costes de producción. En cambio, cuanto menor es la distancia entre la fuente de vacío y el punto de uso, menor es la energía que se consume y menores son también los costes de producción.

Gracias al diseño de un eyector multietapa de cartuchos de vacío Coax colocado directamente en el cuerpo de la maquinaria para manipulación del material, los OEM pueden acceder ahora al sistema descentralizado más avanzado: la integración Coax.

Cartuchos extraordinariamente ligeros ayudan a conseguir un elevado caudal de vacío

Los beneficios de realizar la integración con los cartuchos de vacío Coax son evidentes, aunque los cartuchos en si mismos quizá no sean tan fáciles de ver. Estos cartuchos compactos y extremadamente ligeros tienen un aspecto nada impresionante; sin embargo, ayudan a conseguir un caudal de vacío mayor que el de de las soluciones tradicionales.

Al ser los cartuchos parte integral del diseño, los OEM pueden dirigir la energía del vacío exactamente al punto donde se necesita. De este modo, el sistema integrado se convierte en una solución personalizada que aprovecha al máximo la energía y aumenta la velocidad mediante la eliminación de las perdidas en la línea de producción y otras faltas de eficacia.

foto

Reducción de un 20 por ciento en el consumo de energía

Por ejemplo, un cliente OEM de Piab en la industria del envasado integró recientemente los cartuchos Coax en su "alzador rotatorio”. La empresa diseñó su sistema de envasado de tal modo que se cogían tapas de cartón y se depositaban en cajas. Esta máquina, con sus brazos giratorios y su acción rotatoria, normalmente habría necesitado una bomba de vacío en una ubicación remota y accesorios rotatorios que hubieran podido limitar su funcionamiento, lo que podría haber creado problemas como la pérdida de vacío.

La solución integrada coloca la succión por vacío directamente en el interior de los ejes planetarios rotatorios, de los que salen los brazos giratorios. Estos cartuchos no sólo no son aparatosos, sino que incrementan la velocidad de alzado en este sistema de envasado. De hecho, una empresa, tras sustituir las bombas mecánicas que utilizaba por cartuchos de vacío, vio cómo su productividad aumentaba un 128 por ciento y su consumo de energía disminuía un 20 por ciento.

Otras aplicaciones donde la discreta tecnología de Coax se ha traducido en ventajas indiscutibles incluyen: las aplicaciones electrónicas, como la manipulación de microprocesadores; las aplicaciones para manipulación de materiales muy concretos, como el envasado de CD, la estampación de chapas de vehículos y el moldeo por inyección y por vaciado.

Un ciclo más rápido en las aplicaciones robóticas

Se ha demostrado que la integración de cartuchos justo en el punto de succión es una solución que satisface las necesidades de gran velocidad mejor que cualquier otra. Un ejemplo lo encontramos en varias aplicaciones de manipulación de materiales con tecnología robótica Delta y Spider, que han conseguido ciclos mucho más rápido gracias a la sustitución de una bomba en ubicación remota por cartuchos integrados. Estos robots agarran y colocan siguiendo un esquema complejo que opera en planos distintos, por lo que se benefician enormemente de la discreta flexibilidad y del máximo caudal de vacío que solo una bomba de vacío integrada puede proporcionar.

Productividad óptima

Sea cual sea el sector industrial, los OEM necesitan hoy en día el control sobre el coste por unidad de tiempo de fabricación y necesitan máquinas que puedan ampliarse y reducirse para así satisfacer las exigencias de continuos cambios en velocidad, diseño y consumo energético. Por su parte, los usuarios finales desean una maquinaria sujeta a escasísimos periodos de inactividad, que use el menor número de recursos de fábrica posibles y que se ajuste a la normativa nacional e internacional. Al proporcionar el sistema de vacío descentralizado más avanzado, la integración Coax da respuesta a estos desafíos y ofrece a los OEM la oportunidad de conseguir una productividad óptima en la aplicaciones de manipulación de materiales.

VÍDEOS DESTACADOS

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

AndaltecExposólidosVI Seminario Internacional - Biopolímeros y Composites Sostenibles - 1-2 Marzo 2017 Valencia

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS