Un total de 50 profesionales acudieron a su seminario sobre extrusión

W&H, Basell y Lapeyra & Taltavull reúnen a los principales productores de film

Redacción PU15/05/2006
No es la primera vez que la compañía Lapeyra & Taltavull clausura una jornada con gran éxito de participación. En anteriores convocatorias, los seminarios de la firma de Barcelona sobre las distintas áreas de las empresas que representa (industrias gráficas y cartonaje, proceso y embalaje, ingeniería y manipulación y logística) despertaron un gran interés entre los participantes. En esta ocasión, el 17 de mayo, la compañía recibió a 50 clientes para conocer de mano de Christoph Heepe, de Windmöller & Hölscher, los últimos avances y las tendencias del sector de la extrusión.
foto
Sr. Jorge Miquel de la firma Basell
foto
Sr. Christoph Heepe de la firma Windmöller & Hölscher
foto
Sr. Luis Miguel González de la firma Lapeyra & Taltavull
El pasado 17 de mayo Lapeyra & Taltavull, representante en España del fabricante alemán de máquinas Windmöller & Hölscher, organizó un interesante seminario en el restaurante Can Cortada de Barcelona.

Organizado de forma conjunta con la compañía Basell, el planteamiento del seminario fue lo suficientemente atractivo como para captar la atención de 50 clientes, entre los cuales se encontraban las principales empresas españolas de producción de film soplado y cast. La extrusión de film fue la protagonista. Se trataron aspectos relevantes sobre el film soplado y cast, films coextrusionados para aplicaciones especiales, filmes transparentes de polipropileno y prevención en procesos de extrusión.

Por otro lado, la estrategia de la compañía pasa por una estrecha relación entre proveedor-asociado, más allá de la mera instalación de la maquinaria. En este sentido, Luis Miguel González (Lapeyra & Taltavull) destacó la importancia del servicio técnico mecánico y de la inspección, y habló sobre el equipo humano con el que cuentan en España, capaz de analizar las instalaciones y asesorar adecuadamente a los clientes.
foto
Las temas abordados guardan pocos secretos para Windmöller & Hölscher. El tema “Films coextrusionados para aplicaciones especiales” lo abordó Nicolas Kokel (Basell) desde el punto de vista de la materia prima, más en concreto, las poliolefinas avanzadas Adsyl / Adflex. Christoph Heepe, de W&H, explicó los detalles sobre el proceso en líneas por soplado y cast.

Bajo el título “Aplicaciones para film soplado de PE de alta y baja densidad”, Antoni Plans (Basell) dio información interesante sobre los polietilenos de alta densidad Hostalen ACP y los polietilenos de baja densidad Lupolen. El proceso en líneas por soplado de alto rendimiento y automatización y la fabricación de bolsas de plástico con asa, desde el punto de vista de las máquinas, corrieron a cargo de los especialistas de W&H, con Raainer Wiegel en la parte de bolsas y Christoph Heepe en la de la extrusión del film soplado.

También hubo tiempo para hablar de los “Films transparentes de polipropileno” cuyo procesado en líneas por soplado y cast fue presentado por Christoph Heepe.

La correlación y prevención entre materia prima y problemas en el proceso de extrusión cerraron el seminario.

Enfriar perfectamente películas fundidas

El seminario sirvió para comprender el grado de conocimiento del fabricante alemán y su representante en España del proceso de extrusión.

El secreto de películas de varias capas de óptima calidad no está solamente en la selección correcta de las materias primas ideales. Además de esto, es también necesario tomar en consideración aspectos de la tecnología del proceso como por ejemplo el enfriamiento controlado de la masa fundida. Una unidad de cilindros enfriadores, que ha sido desarrollada recientemente, asume ahora esta tarea, en el caso de las instalaciones para la elaboración de películas fundidas Filmex de W&H. La nueva unidad de cilindros enfriadores ha sido diseñada para un gran espectro de productos y para espesores de películas desde 10 hasta 300 µm. Dispone de hasta tres cilindros enfriadores cuya temperatura puede ser regulada en forma individual. Además del cilindro enfriador grande, existen uno o dos cilindros de enfriamiento posterior. Lo que en un primer momento parece paradójico es el hecho de que el segundo cilindro de enfriamiento posterior se puede utilizar también, para calentar ligeramente la banda de película ya enfriada. La ventaja del nuevo calentamiento es la aceleración de la cristalización posterior de la película, lo que, gracias a este tratamiento, posibilita una elaboración posterior en un lapso de tiempo más corto.

Para garantizar una tensión óptima de la banda, para bandas de película de distintos espesores, durante el enfriamiento que se realiza en forma paulatina, existe la posibilidad de accionar los dos cilindros de enfriamiento posterior a velocidades diferentes, dependiendo del cilindro de enfriamiento principal. El accionamiento necesario se realiza por medio de motores de torque de alto rendimiento y bajo mantenimiento, probados en la práctica, que se caracterizan por permitir altas velocidades de producción con un máximo en precisión de marcha y de fiabilidad. La unidad del cilindro enfriador dispone de un sistema de limpieza, basculante, compuesto de 3 rodillos, sistema que permite aumentar la calidad de la película. La ventaja: se pueden eliminar completamente marcas en la película e inclusiones de aire, las que son imposibles de evitar en el caso de un rodillo de limpieza liso, a causa del levantamiento intermitente.

VAREX: línea para el soplado de películas

La línea modular Varex es una línea para el soplado de películas, modular y universal, pensada para la producción de películas monocapa, de varias capas y de barrera, que se adapta al perfil de requerimientos de los clientes.

Varex aporta una mejor calidad de la película, una reducción en el uso de materia prima, tiempos de arranque y de cambio más cortos así como una reducción de la cantidad de desperdicios y una mayor productividad se aseguran gracias al know-how adquirido a lo largo de décadas de experiencia práctica así como al desarrollo tecnológico llevado a cabo de forma continua.

Una amplia gama de cabezales sopladores para hasta 9 capas asegura que se pueda disponer del cabezal adecuado para el perfil de exigencias de cada caso. Se pueden equipar todas las ejecuciones de cabezales sopladores con el sistema de automatización acreditado Optifil P. Con más de 650 sistemas vendidos, Optifil P se ha convertido, a nivel mundial, en sinónimo de película de calidad.

Los diferentes módulos como por ejemplo el sistema automático de regulación del perfil de espesores de la película Optifil P2, el sistema de enfriamiento interior de la película, el arrastre reversible multifuncional Multinip con barras volteadoras de accionamiento directo, la dosificación gravimétrica, son algunos de los distintivos esenciales de las líneas para el soplado de películas Varex.

Para películas de alta adherencia o para películas con características extremadamente blandas u opacas, se utiliza para la medición del espesor el sistema K-Nostic, que trabaja sin entrar en contacto con la película, y además la cesta calibradora Nostic Air Cage trabajando sin contacto.

El control de todos los módulos se encuentra agrupado en una unidad de fácil manejo, gracias al sistema de mando universal Procontrol TS y a los sistemas modulares de automatización Optifil Plus, que han sido diseñados teniendo en cruenta las necesidades del usuario.

foto

VAREX: línea para el soplado de películas

La línea modular Varex es una línea para el soplado de películas, modular y universal, pensada para la producción de películas monocapa, de varias capas y de barrera, que se adapta al perfil de requerimientos de los clientes.

Varex aporta una mejor calidad de la película, una reducción en el uso de materia prima, tiempos de arranque y de cambio más cortos así como una reducción de la cantidad de desperdicios y una mayor productividad se aseguran gracias al know-how adquirido a lo largo de décadas de experiencia práctica así como al desarrollo tecnológico llevado a cabo de forma continua.

Una amplia gama de cabezales sopladores para hasta 9 capas asegura que se pueda disponer del cabezal adecuado para el perfil de exigencias de cada caso. Se pueden equipar todas las ejecuciones de cabezales sopladores con el sistema de automatización acreditado Optifil P. Con más de 650 sistemas vendidos, Optifil P se ha convertido, a nivel mundial, en sinónimo de película de calidad.

Los diferentes módulos como por ejemplo el sistema automático de regulación del perfil de espesores de la película Optifil P2, el sistema de enfriamiento interior de la película, el arrastre reversible multifuncional Multinip con barras volteadoras de accionamiento directo, la dosificación gravimétrica, son algunos de los distintivos esenciales de las líneas para el soplado de películas Varex.

Para películas de alta adherencia o para películas con características extremadamente blandas u opacas, se utiliza para la medición del espesor el sistema K-Nostic, que trabaja sin entrar en contacto con la película, y además la cesta calibradora Nostic Air Cage trabajando sin contacto.

El control de todos los módulos se encuentra agrupado en una unidad de fácil manejo, gracias al sistema de mando universal Procontrol TS y a los sistemas modulares de automatización Optifil Plus, que han sido diseñados teniendo en cruenta las necesidades del usuario.

foto

Coextrusión para el soplado de películas de barrera de 9 capas

Las películas de barrera no solamente protegen a productos sensibles contra la humedad, el oxígeno, la luz o contra daños mecánicos sino también ayudan, entre otras cosas, a preservar el aroma especial del producto envasado. Por lo tanto, aplicaciones típicas para este tipo de películas son, por ejemplo, el envase de pescado, de carne y de productos en base a quesos o también de productos para panaderías y pastelerías. W&H ofrece nuevas posibilidades por medio de la instalación para la elaboración de película fundida Filmex para 9 capas o de la instalación para la elaboración de película soplada Varex con el nuevo cabezal soplador Maxicone de 9 capas.

Otro aspecto importante es el bobinado. El control de la dureza de la bobina durante el rebobinado, la alineación de los mandriles de rebobinado o la toma de muestras de la película pueden ser realizados sin peligro, por cualquier operador, en el rebobinador Filmatic S durante la producción, con la instalación en marcha. Esto es posible dado que el Filmatic S es el primer rebobinador de película, en el mundo, que fue premiado con el símbolo GS, el símbolo principal de control de seguridad en Europa.

Por otra parte, el rebobinador compacto en tandem Filmatic T es un rebobinador doble con las dos posiciones de rebobinado colocadas en un bastidor una por encima de la otra ocupando muy poco espacio.

Modernización

W&H cuenta demás con un interesante programa de modernización de máquinas. Gracias a la arquitectura consecuentemente modular de sus equipos, ofrece, tanto para los equipos existentes de W&H como de otras marcas, un gran abanico de posibilidades para asegurar el más alto nivel de calidad y de productividad.

Destacan los anillos de refrigeración Multicool Optifil P2K. Desde que Windmöller & Hölscher presentó en 1986 el primer cabezal soplador automático patentado, el sistema OPTIFIL P, se ha colocado un nuevo listón en la fabricación de películas. De este sistema optimizado en forma continua ya operan más de 750 unidades exitosamente en el mundo.

El sistema regulador del perfil Optifil P2K es una solución económica para modernizar las antiguas líneas de película soplada Varex y/o los cabezales sopladores no regulados de otras marcas con un sistema moderno de regulación del perfil.

Las ventajas del sistema: Producción sin desperdicios poco tiempo después del arranque o después del cambio; calidad constante de la película durante todo el tiempo de producción, elevada rentabilidad como consecuencia de un ahorro considerable de materia prima; mayor rendimiento, fácil retroadaptación de todos los tipos de cabezales sopladores (de W&H y/o de otras marcas), estacionarios y reversibles; máxima confiabilidad funcional (sistema electrónico no susceptible a interferencias; mecánica del anillo de refrigeración insensible al ensuciamiento) y mantenimiento fácil.

foto

Conversión de película

La extrusión de películas plásticas, como se ha explicado, es una de las divisiones de W&H, pero no es la única. La conversión de las mismas en bolsas es también, sin duda, uno de sus puntos fuertes.

Polyrex es una máquina para el soldado de película plástica para la fabricación de bolsas y bolsas portátiles. En base a la experiencia adquirida a lo largo de décadas en el diseño y la construcción de máquinas para soldar película plástica, W&H ha revisado y rediseñado totalmente la serie Polyrex . Representa la técnica de accionamiento más moderna en base a servomotores, en conexión con componentes mecánicos ya acreditados en la práctica y de nuevo diseño - la condición previa indispensable para una fabricación rentable.

Polyrex 85 SF-Servo está diseñada para la producción de bolsas portátiles de película plástica de polietileno con asas en forma de lazo. Es en este momento, con un rendimiento de 180 bolsas por minuto, la máquina más rápida de este tipo en el mercado. Un solo operario es capaz de dominar este rendimiento gracias a la utilización de un dispositivo automático de doblado de los paquetes. Tiene un ancho máximo de trabajo de 850 mm, el ancho de las bolsas (longitud de corte) llega desde 250 hasta 750 mm, la altura de la bolsa (sin el lazo) se encuentra entre 250 y 630 mm.

Para la producción de bolsas portátiles de película plástica de polietileno con asas troqueladas y hojas de refuerzo pegadas se ofrece la Polyrex 85 BV-Servo. Su rendimiento es de 220 bolsas por minuto.

Otro equipo interesante es Polyrex 85 DP-Servo, especial para la producción de bolsas de película plástica de polietileno para pañales y para el envase de productos para la higiene. Con ella pueden fabricarse, dependiendo del equipamiento de la máquina, los siguientes tipos de bolsas para el envase de productos para la higiene: “asa central”, “asa cruzada”, “asa de tiras”, así como bolsas con manijas soldadas adentro o afuera. El rendimiento máximo de producción está en el orden de los 120 ciclos por minuto. La máquina tiene un ancho de trabajo de 850 mm. El ancho de las bolsas (longitud de corte) se extiende desde 250 hasta 650 mm, la altura máxima de la bolsa puede llegar a un máximo de 850 mm.

VÍDEOS DESTACADOS

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

AndaltecExposólidosVI Seminario Internacional - Biopolímeros y Composites Sostenibles - 1-2 Marzo 2017 Valencia

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS