Marcas, identidad, comunicación, formación: Gestión integral de la comunicación y el conocimiento

Bayer y MaterialScience se separan apoyándose en la innovación

Ibon Linacisoro

17/12/2014

A principios de diciembre Bayer reunió a la prensa internacional en Leverkusen para transmitir su idea de un futuro basado en la investigación. El protagonismo de todas las presentaciones fue la nueva situación de la compañía, que ha decidido centrarse en lo que ellos llaman ciencias de la vida. Estamos por lo tanto en la antesala del gran cambio en Bayer, según el cual MaterialScience y Ciencias de la vida se separan (más información). La división de materiales tendrá nuevos propietarios cuando salga a bolsa en 2015. Aún no se ha desvelado el nombre de la nueva compañía.

foto

Vista general de la rueda de prensa internacional.

Como ocurre con frecuencia con las grandes multinacionales, el mensaje que quieren hacer llegar al público está basado en grandes ideas. La sostenibilidad es, desde luego, una de sus principales preocupaciones. En el caso de Bayer, es un concepto ligado a la innovación, porque “no haremos productos que perjudiquen al medio ambiente”.

Tras unas ventas de 11.200 millones de euros, la multinacional alemana mira al futuro para encontrar las bases sobre las que quiere asentar su crecimiento: el aumento de la población mundial, el incremento de las temperaturas máximas y mínimas, la mayor urbanización de la población mundial o el enorme crecimiento de las emisiones de CO2 que supondrá el hecho de que, en 2050, el número de coches será cuatro veces superior al actual.

Las claves para responder a estos retos las encuentran los expertos de Bayer en el bajo peso de los vehículos y su protección frente a la corrosión, la eficiencia energética en construcción, la eficiencia de costes en energías renovables, los procesos de producción eco-eficientes, el progreso en los materiales para electrónica y las innovaciones para la salud, un factor clave teniendo en cuenta el envejecimiento de la población. Como aplicación destacada más actual se encuentra el proyecto Solar Impulse en el que el uso de los materiales ligeros es extremo (más información)

Ulrich Liman, responsable de Innovación en Bayer MaterialScience expuso el liderazgo de Bayer en los campos del policarbonato (PC), el poliuretano (PUR) y los recubrimientos, aplicados al automóvil, la aviación, los electrodomésticos y otros muchos sectores. Parte de su estrategia está basada en la reducción del consumo de energía en sus procesos.

foto
Bayer es líder en los campos del policarbonato (PC), el poliuretano (PUR) y los recubrimientos

También se refirió a la especial relevancia del futuro de Bayer en China, donde contará con un centro de investigación, ya que Asia Pacífico es la región de mayor crecimiento para la empresa. En la actualidad, Bayer dedica 205 millones de euros a I+D y cuenta con 1.200 investigadores (300 en la sede estadounidense de Pittsburgh, 700 en Leverkusen y 200 en Shanghai).

Como ejemplos de aplicaciones de materiales innovadores citó las energías renovables y los nuevos desarrollos en fibras recubiertas. Se están desarrollando en China nuevos composites para la energía eólica y también el sector textil.

foto
El automóvil es uno de los sectores que “contiene” mucha tecnología Bayer.

El sueño del CO2 para producir PUR

Otro de los protagonistas de las presentaciones fue la reducción de las emisiones de CO2, y especialmente el aprovechamiento del CO2 para la producción de polímeros, un proyecto del que ya ha informado anteriormente Plásticos Universales / Interempresas (más información).

El objetivo es la reducción de un 40% de las emisiones de CO2 para 2020. En este sentido, Christoph Gürtler, responsable de procesos catalíticos, afirmó que poder hacer poliuretano a partir de CO2 es un sueño que se hace realidad. “En mi opinión, dijo, hay tres sueños en este terreno: que el CO2 inerte sea reactivo, que exista una fuente alternativa de carbón y que se reduzca la huella de carbono”. El material que se produce a partir de CO2 tiene las mismas características que un poliuretano, es estable y, por lo tanto, hace posible el sueño de utilizar CO2 para crear otros tipos de plásticos de alto valor.

Como es sabido Bayer MaterialScience realizará una inversión de 15 millones de euros en la construcción de una línea de producción en su planta de Dormagen (Alemania), que utilizará el CO2 para producir espuma de poliuretano de alta calidad. La línea tendrá una capacidad de producción anual de unas 5.000 toneladas y el objetivo del proyecto Dream Production es lanzar al mercado los primeros polioles a base de CO2 a partir de 2016.

Superficies mejores, más baratas, más bonitas

Por su parte, Johannes Scherer habló de las técnicas Direct Coating y Direct Skinning (DCDS), pensadas para clientes finales y para toda la cadena de valor del automóvil. Responden a la demanda de superficies de alta calidad y diseños modernos, siempre en el marco de unos procesos que, necesariamente, deben ser rentables para el fabricante. El resultado de la técnica DCDS son piezas de interiores con recubrimientos de alta calidad y brillo en un proceso integrado que reduce muchos pasos con respecto al recubrimiento convencional. Puede lograr ahorros de costes del 40% y reduce el consumo de energía durante el proceso en un 75%. Si bien las investigaciones están más centras en la actualidad en el automóvil, donde ya existen aplicaciones reales, la electrónica de consumo es otro de los campos en los que puede aportar ventajas.

Comentarios al artículo/noticia

Nuevo comentario

Atención

Los comentarios son la opinión de los usuarios y no la del portal. No se admiten comentarios insultantes, racistas o contrarios a las leyes vigentes. No se publicarán comentarios que no tengan relación con la noticia/artículo, o que no cumplan con las condiciones de uso.