Alessandro Veronesi, Assocomaplast

Ibon Linacisoro01/01/2006

La sinergia de Plast con Ipack-Ima 2006 supone un impulso fuerte

Tras muchos años en Assocomaplast, la asociación que agrupa a la industria de los plásticos italiana, Alessandro Veronesi nos descubre en esta entrevista su punto de vista sobre la situación general de los plásticos y las esperanzas que el sector tiene depositadas en la feria Plast.

¿Cuáles son las perspectivas para esta nueva edición de la feria Plast?

El panorama económico mundial y sobre todo europeo, no es muy alentador, pero debemos esperar ya que, lamentablemente, nadie tiene una bola de cristal para hacer previsiones reales.

A pesar de las pocas inversiones y/o largos proyectos que encontramos en las industrias del plástico en cualquier país (más o menos) tenemos que darnos cuenta de cómo crece – y sobre todo del potencial existente – el consumo de polímeros y las diferentes aplicaciones, que a veces tampoco parecían creíbles y posibles. Existe una gran incertidumbre. Vemos cómo los consumidores, sobre todo si les falta el dinero, no consumen y/o prefieren tener sus recursos en el banco pensando en que pasará a medio-largo plazo. Consecuentemente la industria se para. Y así no se puede interrumpir el círculo vicioso. Falta un proyecto a nivel gubernamental porque los problemas son grandes y complejos.

La situación económica general no es todo lo buena que lo fue en la anterior edición. ¿Contemplan un descenso del número de visitantes?

La sinergia, que hemos buscado y encontrado con Ipack-Ima 2006 (Salón internacional del embalaje) para que las dos ferias coincidan, supone un fuerte impulso para la industria del envase en plástico. En el mismo tiempo y lugar (ahorrando también dinero), sobre todo los transformadores que produzcan envases de plástico, tendrán una gran oportunidad de negocios, aprovechando el escaparate tecnológico que se ofrece en Milán en febrero.

Por lo tanto, consideramos que los visitantes serán alrededor de 120.000, procedentes de más de 100 países.

Pienso que el cambio más importante de la edición 2006 de Plast es su celebración simultánea con la Ipack de packaging...

Sí. Además de lo que he comentado antes, otro objetivo era permitir a los expositores elegir en cuál de los dos salones participar, o sea contratar sólo un stand (Ipack-Ima o Plast’06). Es una forma de reducir su inversión a una sola feria aunque realmente son dos. En este sentido, creo importante comentar que hay un número demasiado elevado de ferias en el mundo, siendo un buen negocio para los organizadores privados. Las estrategias y puntos de vista como el nuestro, que somos una asociación que organiza estas ferias, me parecen bastante diferentes.

¿Hay alguna diferencia de las ferias de hoy con, por ejemplo, las de hace 10 años? No parece que sea una actividad que haya cambiado mucho... ¿O simplemente ha cambiado la forma de presentar los productos utilizando nuevas tecnologías?

Plast siempre ha sido un salón de tecnología: máquinas, equipos completos, periféricos, etc. siempre han representado más del 80-85 por ciento de la exposición.

No creo que haya cambiado la forma de participar sino que la tecnología se ha desarrollado. Hoy podemos hablar de un sector maduro, ya que la innovación no es rápida, se encuentra más en el desarrollo de aplicaciones y procesos (teniendo en cuenta, también, la evolución de los materiales y demás, como aditivos, colorantes etc.).

foto

¿Están los transformadores de plástico italianos invirtiendo en nuevas tecnologías?

Si, pero poco. Hay incertidumbre económica y no solamente para el futuro; esto depende bastante de la falta de estrategia industrial a nivel político. La tendencia a la baja se ve también considerando el marcado descenso de casi un 18 por ciento de las importaciones de máquinas y moldes.

¿Piensa que poco a poco se va transmitiendo la idea a la sociedad de que los plásticos no son dañinos para el ser humano? ¿Cree que se está transmitiendo correctamente de hasta qué punto dependemos de los plásticos en nuestras vidas?

Me parece que muchas de las cosas buenas que la industria del plástico en su conjunto hace y permite, no tienen un buen nivel de comunicación. Me explico mejor. Por una lado el tema de la comunicación es bastante "desconocido" para los industriales del sector y son sólo los grandes productores de polímeros los que dan importancia a este factor.

Una gran falta, es que sólo los medios especializados (como Plásticos Universales o Macplas) difunden una verdadera y provechosa cultura del plástico, subrayando el progreso, validez y ventajas en cualquier ámbito de nuestra vida. Los periódicos, las revistas etc. Son los que mejor llegan al gran público de los consumidores, que reciben informaciones "manejadas" de lobby que defienden otros materiales u organizaciones que se ocupan de medio ambiente lamentablemente sin profundizar en los temas y solo para hacer ruido.

En este sentido, en Italia tenemos un dicho que bien se aplica a lo anterior: “Tocamos (la música) entre nosotros y la escuchamos... entre nosotros”.

Siguiendo con la imagen de los plásticos en sociedad, ¿qué papel juega una feria? ¿Se organizan, por ejemplo, visitas de centros escolares con estos fines o se hace algo en este sentido?

Depende. Si como Plast, la feria es de tecnología y no de productos acabados (como podría ser con los salones de TLC o vehículos o bienes de consumo etc.), sólo está abierta a los profesionales, por lo que parece difícil lanzar señales al gran público. Los jóvenes, en todo caso, representan el futuro y se necesita que aprendan bien. Por ello hemos organizado siempre visitas a la pasadas ediciones de Plast de escolares, normalmente procedentes de institutos técnicos o universidades.

¿En qué medida afecta a la feria Plast Milano el hecho de que unos meses antes se celebren las ferias de plásticos de España, Francia, Reino Unido y Fakuma en Alemania, por citar las más cercanas?

No creo que estemos ni estaremos afectados por dichos eventos ya que se pueden considerar salones nacionales. Para ser un poco mas claro, fíjese que, a Plast 2000 y 2003, llegaron ambas veces alrededor de los 70.000 visitantes profesionales de los cuales más de un tercio eran extranjeros, procedentes de 116 y 126 países, respectivamente 6 y 3 años atrás.

Muchos expositores, sobre todo los que actúan internacionalmente, se quejan de la existencia de tantas ferias. ¿Qué opina al respecto?

Tienen toda la razón. Pero son ellos mismos que le dan "respaldo" a todas las ferias, dando la vuelta al mundo y quitando sus recursos de otras formas de promocionar sus productos. Hay expositores que participan en salones sólo porque piensan que no estando presentes los competidores pueden utilizar esa información negativamente o porque sus clientes puedan pensar que tienen dificultades.

VÍDEOS DESTACADOS

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

AndaltecExposólidos

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS