Posicionamos su web SEO / SEM

El dato falaz que no puede entrar

Ibon Linacisoro, Director01/02/2006
La economía italiana está experimentando ya mejoras de la actividad comercial por volumen y número de operaciones. Pero, según informa la compañía de seguros Crédito y Caución que se dedica a la protección del riesgo de insolvencia o impago, las empresas italianas mantienen una probabilidad de incumplimiento de pagos muy superior a la de la mayoría de estados de la UE. En parecida situación se encuentra Portugal si bien allí el comportamiento en pagos que muestran las empresas lusas viene registrando una progresión positiva, aunque todavía se encuentra en los peores índices de la eurozona.

Son datos interesantes, pero, ¿podemos todavía con los datos? A veces un dato te deja boquiabierto y te tumba una teoría, otras simplemente prescindimos del dato porque no nos interesa o porque ya hemos decidido dudar de todo, hasta de los datos. Sólo sé que no sé nada.

Llega un momento en que los datos llegan a suturar a uno. Sí, sí, pueden saturar, y de hecho lo hacen, pero en ocasiones suturan la capacidad perceptiva del ser humano y le incapacitan para seguir recibiendo datos. No es un acto voluntario sino más bien una defensa automática del cerebro, que no quiere dejar entrar más datos en su limitada capacidad de almacenaje. Algunos están suturados desde muy pequeñitos y ya de mayores la cosa no les da para mucho. Otros se suturaron contra las cosas buenas y ahora ya sólo saben hacer cosas malas y, lo peor, piensan que el resto de la comunidad de mortales estuvo igualmente suturada. Pero esto no viene tanto al caso como el de los datos, los dichosos datos que nos confunden permanentemente, y que nos recuerdan su tozudez especialmente en tiempos de ferias. Tuvimos la Equiplast en noviembre y, más recientemente, la Plast’06 de Milán, donde ocurrió un hecho insólito como que la organización de la misma reconociera un sistema deficiente de contabilización de visitantes. Los datos, los dichosos datos, dicen que hubo un ligero descenso en el número de visitantes con respecto a la edición anterior. Es un dato incontestable al que cada uno podrá dar la interpretación que desee, pero es un dato claro. No siempre es así la cosa. De todos es sabido que la forma más segura de conducir se da cuando confluyen dos circunstancias: conductor borracho y velocidad. Bueno, igual resulta extraño, pero de nuevo los datos son más que decisivos. A saber: la probabilidad de tener un accidente de tráfico aumenta con el tiempo que pasas en la calle. Por tanto, cuanto más rápido circules, menor es la probabilidad de que tengas un accidente. Por otro lado, el 33 por ciento de los accidentes mortales involucran a alguien que ha bebido. Por tanto, el 67 por ciento restante ha sido causado por alguien que no ha bebido. A la vista de esto y de lo anterior, esta claro que el borrachismo y la alta velocidad son atractivos garantes de la seguridad.

Y con esta claridad y contundencia se nos van presentando a diario hechos, datos tozudos, datos incontestables ante los cuales uno no puede sino suturarse. Porque el dato, es duro decirlo, es el peor enemigo de la realidad.

Empresas o entidades relacionadas

Equiplast Expoquimia - Fira de Barcelona

Comentarios al artículo/noticia

Nuevo comentario

Atención

Los comentarios son la opinión de los usuarios y no la del portal. No se admiten comentarios insultantes, racistas o contrarios a las leyes vigentes. No se publicarán comentarios que no tengan relación con la noticia/artículo, o que no cumplan con las condiciones de uso.

VÍDEOS DESTACADOS

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

AndaltecExposólidos

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS