PET Planet print, dressed to fill vol.1

Tony O´Neill01/01/2006
Materiales como el PET y el PEN se han convertido en un éxito absoluto para la producción de botellas. El PEN es un material que se utiliza especialmente en la fabricación de envases para bebida aunque, a pesar de sus apreciadas características físicas, el alto coste de fabricación supone un uso menos generalizado. El PET ofrece una evolución distinta. Se trata de un material que ha ido sustituyendo el vidrio y otros tipos de plásticos. El uso del PET en botellas empezó hacia finales de los setenta pero no fue hasta los noventa que su uso se aceleró. De 1990 hasta 1998, el PET ha aumentado su porcentaje de uso en refrescos y ha pasado de un 9 por ciento hasta un 30 por ciento. En Europa y Estados Unidos el uso del PET se ha extendido incluso en envases para leche, aceites para cocinar, salsas, zumos de fruta e incluso, cerveza.

Las ventajas del uso del PET son numerosas. De este modo, una botella estándar de medio litro de PET pesa 28 gramos mientras que una botella de cristal de las mismas características pesa más de 350 gramos. Además, el PET es un material transparente, limpio y ofrece múltiples opciones de diseño. El uso de botellas de plástico elimina el problema de la rotura asociado al vidrio, además el PET es totalmente reciclable.

foto
El aumento del uso del PET como material innovador ha ido de la mano del desarrollo de máquinas específicas para la producción de botellas construidas en PET. El proceso es totalmente automático, el llenado se realiza directamente en la línea de producción y así se elimina el almacenamiento y la manipulación. Los capítulos 2, 3 y 4 dedican sus páginas a los procesos de fabricación del molde y a las máquinas utilizadas para este fin. Por su parte, el capítulo 5 se centra en la durabilidad del PET, en concreto la resistencia de este material al paso del tiempo. El PET es un material de baja densidad que, con el tiempo, pierden estructura molecular y los gases y líquidos tienden a traspasar el envase.

Así, en las bebidas refrescantes, el dióxido de carbono tiende a pasar de la botella al exterior y, al mismo tiempo, las moléculas de oxígeno pasan a través del plástico. Para solventar esta pérdida de calidad de la bebida, se integra a la botella una capa de carbón o de óxido de silicona cuando la botella está ya terminada, aunque también se puede integrar a lo largo del proceso de creación del envase. Por su parte, el PEN ofrece más resistencia a la permanencia del gas que el PET.

El libro también dedica unos capítulos concretos al etiquetaje y empaquetado de las botellas. Uno de las mayores ventajas que se destacan del PET es que es reciclable. Se puede utilizar diferentes veces y además se puede usar el PET para la producción de distintas fibras de este material, para juguetes o ropa, entre otros. Es en este punto donde se centran muchos de los futuros desarrollos de este plástico. En el último capítulo es donde se amplía la información sobre las investigaciones en botellas multicapa (para proteger el contenido de la botella), las botellas reutilizables, la aceptación de este material por parte del consumidor y la mejora de las propiedades del PET con el transcurso del tiempo, entre otros aspectos.

VÍDEOS DESTACADOS

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

ExposólidosAndaltec

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS