J.B. Fiser propone al mercado una nueva forma de trabajar

La gestión y el control de calidad más efectivo y cómodo del mercado

Nerea Gorriti15/09/2005
¿Se imagina controlar la actividad de su inyectora desde su propia casa o desde un ordenador durante un viaje de trabajo? ¿Y comunicarse con la inyectora para que nos informe de las incidencias o de la marcha de la producción? Ambas posibilidades ya son una realidad gracias al nuevo control de la compañía catalana. J.B. Fiser, fabricante de maquinaria de inyección de plásticos y especializada en modelos verticales. Con tan sólo un ordenador y una línea de conexión a internet, J.B. Fiser pone a disposición del mercado una herramienta totalmente automatizada para ofrecer al profesional un nuevo concepto de gestión y control de calidad de sus procesos de producción. Tiempos, ciclos, paros, actividad de cada operario, el molde en la máquina, cambio de los parámetros, garantías de seguridad de acceso e incluso entablar una comunicación con la empresa o el taller mediante una videoconferencia son sólo algunas de las opciones que permiten al usuario este nuevo control. Además, la herramienta de J.B. Fiser, permite desarrollar una serie de funciones a pie de máquina hasta ahora inexistentes: fotografía digital, videoconferencia, navegación en internet, comunicación con cualquier máquina de la línea de producción.
foto
J.B Fiser ha dado un paso más allá en lo que se refiere a controles de calidad. Para alcanzar los más altos estándares de productividad ha diseñado una herramienta capaz de ofrecer un riguroso y detallado informe de todo el proceso de producción que permite además de controlar toda la fábrica, hacerlo cómodamente desde cualquier lugar del mundo. Con 3.000 máquinas instaladas en todo el mundo, J.B.Fiser es un fabricante y diseñador de inyectoras. Está especializado en la fabricación de máquina vertical a la carta y sus máquinas se caracterizan por su robustez precisión y servicio técnico.

Nuestras inyectoras mantienen sus propiedades de desgaste muchos más años que la media convencional. En cuanto al diseño, no reparamos en gastos. Cada máquina es un diseño, sobre todo la vertical, las fabricamos según las necesidades totalmente a medida.” afirma Alex Borrás, director técnico de la compañía.“Tal es la calidad y robustez de nuestras máquinas que incluso la pasada edición de la feria Equiplast había visitantes que no creían que estaba fabricadas en España. Esto no me sorprende ya que todavía existe gente que cuestiona el trabajo nacional, sin embargo en el extranjero no se cuestiona la calidad de la maquinaria española. Incluso hay clientes que pintan nuestras máquinas con los tonos de conocidas marcas”.

Ofrecen un producto completo, diseñan nuevas gamas de inyectoras disponibles con una sola inyección intercambiable de horizontal a vertical, o bien ampliando las posibilidades de la inyectora con múltiples inyecciones. “Vivimos un boom de la binyección. Parece el invento del siglo cuando en realidad, las verticales y horizontales lo llevan haciendo muchos años”, añade. Un pionero fue Industrias Moltec, especializada en la inyección multicomponente desde 1990, año en que empezó a producir piezas bimateria con gran éxito actualmente posee cinco máquinas Fiser multicomponente, seis kits de inyección Fiser acoplados a máquinas de múltiples marcas.

Vrac, del grupo Cepex ya está inyectando piezas de dos materiales con una máquina J.B. Fiser de 300 toneladas,equipada con grupo vertical XYZ de 80 gramos. Posee cinco inyectoras Fiser y una de ellas multicomponente.

Diseñan nuevas gamas de inyectoras con una sola inyección intercambiable de horizontal a vertical, o ampliando las posibilidades con múltiples inyecciones

El nuevo control abre nuevas expectativas al sector

J.B. Fiser ha lanzado el primer control de máquina con unas prestaciones singulares al mercado.

La nueva herramienta es un sofisticado hardware y software que permite controlar la actividad de cada máquina o de cualquier componente de una fábrica. Desde un reloj horario hasta la iluminación de la fábrica o toda una línea de producción.“Lo que hemos hecho es dotarlo de una cantidad de prestaciones muy superiores a lo existente hasta el momento y además hemos fabricado un sistema integrado que permite o bien la gestión desde cualquier lugar dentro de la propia empresa o desde fuera de ella indistintamente”. Además de la comodidad y del evidente ahorro que supone detectar y solucionar problemas, el nuevo sistema elimina todos los costes de papeleo, ya que no requiere hojas de trabajo, ni fichas generándolas el sistema automáticamente, por ejemplo.

Partiendo de un programa general se tiene una visión de la propia fábrica.“Se pueden tener registrados un numero ilimitado de máquinas y desde fuera se puede consultar el estado de cada componente, pero también la persona que está trabajando, el molde, las piezas, los materiales, el rendimiento y la planificación de las máquinas.

Además, el sistema dispone de otro programa que permite al usuario tomar el control de la máquina a través de la pantalla de parámetros y el panel de mandos virtual de la máquina donde se puede modificar su actividad.“Es una solución ideal para cualquier empresa ya sea grande o pequeña”, añade Alex Borrás. Lleva cuatro cámaras, una para hablar con el operario y tres más para ver desde otros puntos.

Está diseñado con tecnologías compatibles con cualquier ordenador, no se necesita ningún elemento de captura evitando, de esta forma, tener que instalar un PC por cada grupo de máquinas. La máquina lo captura todo.“Integra once niveles de acceso, registro de datos sin necesidad de PCs externos de captura y compatibilidad base de datos con los programas Access, SQL, Oracle”.

Integra once niveles de acceso registro de datos sin necesidad de PCs externos de captura y compatibilidad base de datos con los programas Access, SQL, Oracle

Identificar y solucionar problemas de forma sencilla

Ni llaves, ni accesos. La máquina reconoce al operario y elabora una completa ficha de incidencias. Elabora un registro de toda la producción, de lo que ocurre en cada momento. “Si se detecta una baja de rendimiento, la persona puede conectarse de forma remota, abrir el listado de incidencias ver qué ha ocurrido, en qué orden de fabricación, en qué fecha y hora, en qué molde, quién era el que ha pulsado el botón, el operario encargado de la máquina y el encargado. Además, permite ajustar los parámetros de búsqueda: ¿Qué incidencias han ocurrido en un orden de fabricación concreto? O si se pretende ver moldes conflictivos, puedes ver los problemas o incluso constatar la efectividad de un operario de máquinas, detectando los turnos no efectivos”. Las listas de incidencias pueden estructurar la información por grupos: periféricos, máquinas, componentes, operarios, etcétera.
foto
Se puede hacer un filtraje para ver el tiempo (dinero) perdido por las incidencias: cambio de aceite, de filtro, cuándo salen piezas defectuosas, cuándo comienzan a salir y cuándo se arregla el problema. Con tan sólo pulsar un botón ofrece una información detallada del tiempo y dinero perdido.

Se trata de hacer una herramienta completamente automática que ofrezca toda la información, para que el usuario sólo se preocupe de analizarla. El concepto de J.B. Fiser es claro: “O bien tenemos comunicación con la máquina para que nos diga qué queremos saber o hacemos todo el control de la máquinas nosotros mismos”.

El control, una herramienta de comunicación a pie de máquina

El operario tiene acceso a un amplio abanico de posibilidades a pie de máquina gracias al control táctil. A partir del reconocimiento de persona mediante dispositivo táctil, accede a una gran cantidad de gráficos que facilitan cualquier trabajo y que se pueden transmitir a otro ordenador: video conferencia integrada en máquina, fotografía digital integrada en máquina, navegación internet a pie de máquina, correo electrónico, sistema de videovigilancia digital, comunicaciones por cable 100 Mb/s, 1 Gb/s, Comunicaciones inalámbricas 100 Mb/s, comunicación con cualquier programa de producción y comunicación con las máquinas de la planta de producción desde cualquier punto del mundo, ver la máquina, ver los parámetros, el molde en máquina, producción y el usuario puede llegar a gobernar la máquinas desde la botonera en la pantalla de su ordenador.

La opción de fotografía digital permite fotografiar la pieza en caso de irregularidad y mandarla a la oficina. Se pueden manipular todos los movimientos de la máquina desde un ordenador remoto como si estuviéramos a pie de máquina, ayudados por las distintas vistas que nos ofrecen las cámaras instaladas.Incorpora un nuevo sistema de autoajuste permitiendo ajustar un molde con tan solo pulsar un botón. “De la misma forma, hemos acelerado el ciclo. Una pieza cuya elaboración requería 9 segundos, ahora la elaboramos en tan sólo 4 segundos”. Todo ello de forma sencilla ya que los gráficos facilitan la lectura visual.

Además destacan las gráficas en 3D personalizables, elabora gráficas de presión, de tiempo y de cota, elaborando una manta en 3D que ofrece datos de cómo se ha comportado todo el proceso de inyección.

Todos los datos de producción pueden ser almacenados sin capacidad limitada y de forma compatible con los sistemas de almacenamiento convencionales: disquete 3,5, Compact- Flash, USB, CD Rom, Ethernet y disco duro.

foto

Rentabilidad de todo el proceso

Permite ahorros de fichas de producción porque las ejecuta la propia máquina, así como control de personal y de producción. Además calcula el rendimiento del operario, de la máquina y de toda la producción. Ofrece también detallada información sobre el cálculo del coste real de la pieza de producción y las mermas, y un resumen del ahorro del personal de gestión.

Empresas o entidades relacionadas

Equiplast Expoquimia - Fira de Barcelona

VÍDEOS DESTACADOS

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

VI Seminario Internacional - Biopolímeros y Composites Sostenibles - 1-2 Marzo 2017 ValenciaExposólidosAndaltec

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS