Pallmann amplía su oferta de micronizadores

Carlos Gómez. De Pallmann Maschinenfabrik GmbH & Co. KG.01/05/2005
La empresa alemana Pallmann, ubicada en Zweibruecken, ha lanzado una nueva novedad al mercado, el Polygrinder tipo PM para los sectores del Masterbatch y del Compounding.
foto
Como pioneros en el desarrollo de instalaciones de micronización y sobre todo para el sector del micronizado para rotomoldeo, Pallmann abre nuevos caminos y posibilidades en los distintos sectores relacionados con el trabajo, manipulación y transformación de plásticos a polvo. El nuevo Polygrinder tipo PM ofrece una manipulación más sencilla tanto de la máquina como del material a trabajar. Su diseño del todo compacto aporta las siguientes ventajas:
  • Montaje, instalación y puesta en marcha en muy poco tiempo,
  • Un mejor micronizado del material debido a su trabajo excéntrico de la carcasa y las superficies pulidas redondeadas,
  • Fácil accesibilidad a todas las partes de la instalación,
  • Mayor flexibilidad en el trabajo con distintos materiales,
  • Mejor distribución del aire de refrigeración entre los segmentos de corte para el trabajo con materiales sensibles a la temperatura.
foto
Polvo redondeado – Elevada densidad
foto
Polvo sin homogeneidad – Baja densidad

Precisamente estas dos últimas características de la instalación permiten el trabajo de esta instalación con una gran variedad de materiales como PE (de alta y baja densidad), poliéster o PVC rígido incluídos materiales sensibles a la temperatura como PP, PC, PVC blando, ABS, PMMA, PS, PA, EVA o caucho que con otro tipo de instalaciones se deben micronizar con un proceso criogénico. Además, la posibilidad de incorporar en la instalación un refrigerador del aire a través de un sistema de intercambio de calor, aumenta la productividad y garantiza la pulverización bajo condiciones de temperaturas cálidas como las que se pueden dar en España durante los periodos de primavera y verano.

Una de las principales características del Polygrinder tipo PM es que ha adoptado los segmentos de corte de la instalación de micronización de Pallmann tipo PKM, normalmente destinada a la producción de polvo para rotomoldeo. Estos segmentos son elementos individuales de corte que se montan en el rotor y el estátor y que permiten una acción verdadera de corte en forma “tijera”, optimizando además la eficiencia energética de la instalación.

La instalación permite el trabajo con una gran variedad de materiales como PE (de alta y baja densidad), poliéster o PVC rígido incluidos materiales sensibles a la temperatura como PP, PC, PVC blando, ABS, PMMA, PS, PA, EVA o caucho, frente a otro tipo de instalaciones que se deben micronizar con un proceso criogénico
La constancia del material final obtenido, la distribución del tamaño de partícula, una elevada densidad y buena fluidez son los parámetros decisivos en la obtención del polvo que vienen también derivadas de este corte tipo “tijera” que se realiza al material. Nuestros clientes alrededor del mundo que ya cuentan en sus instalaciones con uno de estos equipos Pallmann desde hace décadas describen el producto final que obtienen como “el mejor pulverizado del mercado”.

Aplicación en los sectores del Masterbatch y del Compounding

Los fabricantes de Masterbatch o Compounds producen gránulos con extrusores a partir de una mezcla de varios tipos de plásticos y caucho sintético, así como distintos aditivos. El material de entrada es normalmente en forma de gránulo y debe ser pulverizado para aumentar su superfície y garantizar que bien los aditivos, como pigmentos, estabilizadores, ablandadores o mejoradores de la fluidez se adhieran con mayor facilidad. De esta manera, como menor sea la partícula de polvo con la que se trabaje y mayor sea su homogeneidad, se obtendrá una mayor adherencia de los aditivos en el proceso de compounding y la calidad final del producto va a ser mejor.
foto
La instalación tipo PM es ideal para los trabajos de pulverización, dada la flexibilidad de la instalación para obtener distintas distribuciones de partículas
Después del compounding los gránulos tienen distintos colores y deben ser pulverizados parcialmente otra vez antes de pasarlos a procesos posteriores. Los Masterbatches se aplican por ejemplo en procesos de inyección y soplado. De esta forma, la instalación tipo PM tiene dos aplicaciones posibles: la pulverización de las granzas vírgenes y el compounding de los gránulos.

Con el Polygrinder tipo PM se pueden pulverizar perfectamente distintos materiales para la producción de Masterbatch y Compounding. La partícula final de polvo obtenida garantiza una muy buena homogeneidad, mezcla y adhesión de los aditivos con los que se quiera mezclar. En circunstancias de trabajo normales y naturalmente dependiendo del material, la instalación PM puede obtener entre un 90 – 95 por cien del producto final por debajo de 1 mm. Obviamente como se ha enunciado, sin utilizar en ningún paso de esta operación nitrógeno líquido sinó únicamente aire de refrigeración. Teniendo en cuenta que el tamaño de partícula típico utilizado en el Masterbatch va de los 0,5 mm hasta los 1,5 – 2 mm, la instalación tipo PM es ideal para estos trabajos de pulverización, dada la flexibilidad de la instalación para obtener distintas distribuciones de partículas.

El Polygrinder tipo PM cobra todavía una importancia mayor para los sectores que hemos mencionado cuando se trata de cambiar el material a micronizar o el color. El diseño compacto de la instalación, la eliminación de zonas muertas o inaccesibles juntamente con una construcción con únicamente paredes interiores lisas, facilitan las operaciones de limpieza de la instalación de tal forma que se puede conseguir una limpieza al 100 por cien incluyendo el micronizador, el sistema de aspiración y transporte del material de entre 2 a 3 horas.

“Nuestros clientes alrededor del mundo que ya cuentan en sus instalaciones con uno de estos equipos Pallmann desde hace décadas describen el producto final que obtienen como “el mejor pulverizado del mercado”
Además de estas ventajas, podemos añadir las dos siguientes:
  1. Las grandes producciones (de hasta unos 350 – 400 kg/h) que se pueden obtener, en relación al bajo consumo energético,
  2. El trabajo contínuo completamente automatizado, permitiendo una notable reducción de los costes de personal en tanto que el trabajador responsable de la instalación no debe más que realizar pequeños controles visuales del funcionamiento global.
Cada vez son más los motivos que nos pueden llevar a adquirir un equipo propio, pero sobresale entre ellos el constante aumento de los precios de la materia prima, los precios de fabricación y la adquisición del plástico pulverizado

Pulverización económica – Porqué adquirir un equipo propio.

Cada vez son más los motivos que nos pueden llevar a adqurir un equipo propio, pero sobresale entre ellos el constante aumento de los precios de la materia prima y consecuentemente los precios de fabricación y adquisición del plástico pulverizado. Una operación de pulverizado realizada en la propia empresa no aporta únicamente una reducción de los costes de adquisición, sinó que un control absoluto del proceso de obtención de este producto, flexibilidad y adaptación a los cambios constantes del mercado o de los productos que nuestros propios clientes quieran adquirir; sin tener que depender de una tercera empresa. Incluso para justificar la inversión de un equipo de este tipo, también se puede contemplar el recuperado de piezas de producción defectuosas realizando las operaciones de trituración y micronización hasta obtener un plástico pulverizado apto para volver a ser utilizado.

VÍDEOS DESTACADOS

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

ExposólidosAndaltecVI Seminario Internacional - Biopolímeros y Composites Sostenibles - 1-2 Marzo 2017 Valencia

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS