Marcas, identidad, comunicación, formación: Gestión integral de la comunicación y el conocimiento
“El mercado actual exige niveles complejos de automatización y diferentes procesos para dar un valor añadido al producto”

Entrevista a Sebastián Cano, gerente de Iml Robotics

Redacción Interempresas18/03/2013
El pasado 12 de febrero Plásticos Universales - Interempresas reunió a todos los proveedores de inyectoras en una nueva edición de su reunión anual para realizar el Estudio de Mercado de Máquinas de Inyección. Como novedad, este año se sumaron a la cita los suministradores de robots cartesianos, quienes acudieron a las instalaciones de Fira de Barcelona, organizadora de Equiplast, para sumarse a la iniciativa de la revista, secundada por todos los comercializadores de máquinas para el moldeo por inyección. Participaron todos los suministradores de máquinas de inyección, 24 proveedores que vendieron el 99% de las inyectoras en 2012, y la mayor parte de los proveedores de robots cartesianos, hasta un total de 19 empresas.

Hasta hace unos años el potencial de ventas de robot cartesianos en España era importante, dado el retraso de los transformadores españoles en materia de automatización. ¿Esto sigue siendo así?

Bueno, en principio sigue siendo así aunque con algún matiz. Hasta hace muy poco bastaba con incorporar un simple robot para la extracción pero esto ha cambiado, en los últimos tiempos y propiciado por la crisis, las empresas no solo incorporan robots sino que buscan la automatización completa, es decir, lograr sacar el producto acabado con la menor intervención humana posible y si además se puede dar un valor añadido a ese producto, mejor. Por ello, cada día más, los transformadores se apoyan en empresas que les den soluciones a medida.

foto
Sebastián Cano

Cuando un transformador quiere robotizar un proceso, ¿demanda simplemente la compra de un robot o requiere habitualmente de asesoramiento?

Uno de los puntos más importantes en la compra de un robot es contar con un proveedor que te asesore bien. Como he dicho anteriormente cada día se le pide más versatilidad a los equipos y cuesta cada vez más realizar inversiones, por lo que los transformadores necesitan estar bien asesorados para incorporar el robot que mejor se adecue a sus necesidades actuales y futuras.

Ha aumentado la compra de líneas de inyección con robot, es decir, ¿todo integrado o sigue siendo más habitual la venta de robots aparte de la máquina?

Siempre hay un mercado donde no se requiere de automatización compleja y para el cual se puede utilizar este tipo de integración de máquina y robot. El mercado actual exige niveles complejos de automatización y diferentes procesos para dar un valor añadido al producto, por lo que los robots deberían ser lo más preparados posible para realizar los procesos que en un futuro cercano tendremos que incorporar.

¿Cuáles han sido las principales mejoras o evoluciones técnicas de los robots en los últimos cinco años?

La política de nuestra empresa es buscar un producto de máxima calidad, fabricar robots con los mejores componentes y sobredimensionados para realizar tareas especiales como es nuestra especialidad, el IML.

Para ello todos nuestros robot cuentan con las últimas innovaciones en electrónica, siendo capaz de controlar, de una isla de producción, todos los robots incluso antropomorfos, visión artificial, IML, desde un único mando, obteniendo la posibilidad de tener un único control para mejorar la interacción con el operario ayudando a los procesos de arranque y cambio de formato.

Siguiendo con esta política de innovación, hemos incorporado los servomotores lineales, eliminando la mecánica del sistema de transmisión, ya que se realiza por magnetismo y no tiene mantenimiento ni desgaste, pudiendo alcanzar velocidades superiores y mayores precisiones.

Todos nuestros robots están fabricados con componentes de alta precisión para garantizar el correcto posicionado en los procesos más exigentes.