Doing business in Spain? Interempresas Media is the key
Los cobertores actúan como barreras térmicas en piscinas climatizadas y evitan problemas como la humedad y la evaporación

Cobertores y enrolladores Iaso: ahorrar energía en la piscina es muy fácil

Redacción Interempresas07/10/2011

7 de octubre de 2011

Un cobertor térmico de calidad, dependiendo de las condiciones térmicas ambientales, puede aportar un ahorro energético de entre el 38 y el 72%, además de la reducción importante de humedad ambiental y su fatal consecuencia al depositar agua sobre las estructuras, con lógicos deterioros y goteos. Debe también tenerse en consideración la pérdida de agua por evaporación. La solución consiste básicamente en cubrir la piscina, con un material aislante, en los períodos de no utilización, como las noches. Los cobertores térmicos Iaso sencillamente permanecen flotando sobre el agua de la piscina. Con los medios adecuados, son fáciles de manipular y almacenar en enrolladores.
foto
Los cobertores térmicos Iaso cubren la piscina climatizada en los períodos de no utilización, como las noches.

Los cobertores térmicos Iaso cumplen con las exigencias de la normativa RITE, así como todos los componentes mecánicos y motrices, cumplen con las normas de Seguridad Europeas. Con una gama especializada de cobertores flotantes de grandes dimensiones y enrolladores, basa su propuesta en dar una solución individual a cada proyecto, dependiendo de las necesidades de cada instalación. Para la compañía, es muy importante el seleccionar y proyectar el sistema adecuado, acorde con el entorno y la actividad de la piscina, con el sistema de enrollador adecuado, especialmente en instalaciones de gran tamaño. Para ello, utiliza sus tres gamas con objetivos bien concretos, dirigidas a: instalaciones elevadas, para instalaciones con espacios reducidos y diáfanos; móviles, que al ser desplazadas dejan libre el entorno de la piscina; y fijas, para suelo o pared, apropiadas para lados de piscina impracticables.

Manipular fácilmente cobertores de gran dimensión

Para facilitar extraordinariamente la manipulación del cobertor flotante, Iaso ofrece los enrolladores, gracias a los cuales, una vez recogido el cobertor, es fácil desplazarlo hasta el lugar del almacenamiento, dejando libre la zona de baño. Los cilindros de enrolle son tubos telescópicos de aluminio anodizado, de 119 milímetros de diámetro, aunque se pueden ajustar a la longitud necesaria sin necesidad de cortarlos.

foto
Con los enrolladores, recoger y manipular los cobertores de grandes dimensiones es mucho más fácil.

Disponen de un dispositivo de freno para bloqueo del cilindro. Ofrecen una gran resistencia con una capacidad de trabajo máxima de 100 metros cuadrados de cobertor. Para cobertores de medidas superiores, Iaso aconseja una consulta con su servicio técnico, pues está prevista la posibilidad de reforzar interiormente el tubo de enrolle y ampliar considerablemente sus prestaciones.

Los enrolladores pueden ser de acción manual, o motorizados con mando a distancia y si el enrollador exige para su función un desplazamiento, se tiene la opción de autosuministrarse con batería. Las motorizaciones son tubulares. Funcionan a 24 V y cumplen con las normas de seguridad europeas.