Proyectos singulares de interior y de exterior

Nadar sin límites

Irene Relda27/11/2012
¿Se imagina poder nadar sin la sensación de límites? ¿Que las esquinas de la piscina simplemente fuesen transparentes y poder así disfrutar de las vistas mientras nada? ‘Paredes de Cristal’ es la última propuesta de la empresa Carre Blue en el Salon Piscine & Spa, que tendrá lugar del 8 al 16 de diciembre de 2012 en la capital francesa.

Piscina Parois de Verre (Paredes de cristal)

Se trata de un proyecto inusual, un espacio majestuoso de natación que parece emerger de las profundidades. Como una extensión de la casa y de la terraza, la piscina, de 12 x 4 metros, se ha diseñado con paredes de vidrio, de las que rebosa el agua. Los tonos suaves del revestimiento de antracita proporcionan un efecto agradable, especialmente por la noche cuando la cristalina agua refleja la luz de los focos confiriéndole un aire de elegancia y de transparencia.

foto
Proyecto de Chidiac Architecte et Associés.

Piscina con vistas al mar

Se trata de un lugar idílico para relajarse y contemplar el horizonte. La piscina, de 9 x 4 metros, cuenta con una escalera de asientos. ¿Quién iba a imaginar que antes de convertirse en este espacio de serenidad el lugar era un antiguo búnker de la Segunda Guerra Mundial? Después de un período de agitación y confusión, ahora es todo lujo, calma y voluptuosidad...

foto
Foto: François Deladerrière.

Piscinas semienterradas

Totalmente integrada en la arquitectura contemporánea de la casa, esta pequeña piscina de 7,80 metros de largo y 3,50 de ancho, se ajusta a las proporciones de la terraza. Consta de mosaicos de color negro y gris, que se iluminan por la noche con cuatro mini-proyectores, todo en perfecta armonía con el granito antracita del borde. La piscina tiene todas las comodidades para un uso óptimo con un sistema de calefacción solar y una escalera de asientos para momentos de relax.

foto
Arquitecto: Lode Architecture. Foto: G. Dupuy.

Piscina de exterior e interior

Un proyecto singular que consta de tres piscinas: una piscina cubierta (de 12 x 6 metros), una piscina al aire libre (de 6 x 4 metros) y un pasillo de natación que conecta ambas 10 metros x 2 carriles). Para la ejecución de este proyecto, el equipo estudió rigurosamente la selección de los materiales y del entorno para combinar el rendimiento técnico con la creación estética. Por la noche, la iluminación de los focos otorga al conjunto un aspecto onírico, de otra dimensión. Se trata de una creación inspirada en Le Corbusier.

foto
Foto: François Deladerrière.

Bloques de hormigón en la piscina

Una piscina dividida en dos espacios: 9 x 3 metros de fondo plano (1,50 metros) y un estanque ornamental de 3 x 3 metros (de una profundidad de 30 centímetros). El conjunto está separado por cuatro bloques de hormigón que crean un efecto de puerta de enlace, tras los cuales las aguas se pierden en el infinito.

foto
Arquitecto: Guy Depollie. Foto: François Deladerrière.

Piscina cubierta

Un cielo estrellado de LED se refleja en esta piscina interior, otorgándole un aire de auténtica relajación y bienestar. Con unas dimensiones de 6,50 x 3 metros, la piscina está dotada de un sistema de calefacción y deshumidificación para hacer de éste un espacio acogedor y confortable. La piscina permite nadar a contracorriente gracias a una cascada, mientras en el techo, unos LED cosidos a mano crean una atmósfera mágica, colorida y variada. Después de un baño, ¿qué mejor que sentarse a descansar y relajarse en la cabina de infrarrojos para rejuvenecer cuerpo y mente?

foto