Pescados y Mariscos Mariskito - Lubina

Salvaje

Lubinas: de 2-3 kg

Foto de Lubinas
La lubina tiene un cuerpo largo, ovalado y esbelto, con unas aletas dorsales separadas y sin pintas. La cabeza larga y el color de su piel es gris-plateado en el dorso, más clara a los lados y blanca en el vientre. Tiene una boca enorme, de gran depredador.

Vive en el mar del Norte, el canal de la Mancha y en el océano Atlántico, siendo muy común también en el mar Mediterráneo. La lubina se encuentra en las costas rocosas de los arenales, las desembocaduras de los ríos y también en los puertos, dársenas, pantalanes y escolleras. Se suele encontrar a una profundidad entre 0 y 15 metros. Cuanto mayor es la pieza, más apreciada en los mercados.

Actualmente, la proliferación de las de cultivo hace que la auténtica lubina salvaje sea desconocida para el gran público.

Forma de cocinar:

Una de las formas más tradicionales de cocinar la lubina es “a la sal”. Sobre un lecho de sal gorda, se acuesta la lubina y se cubre entera con una gran capa de sal gorda. Se asa y para servirla se sigue el ritual de levantar el edredón de sal al que quedará adherida la piel y aparecerán los lomos limpios y en su punto.

Hecha al horno con aceite de oliva y sal, o al vapor también resulta excelente.