Persiste la reducida absorción en Madrid y crece en Barcelona, en el 4T de 2011

31/01/2012

31 de enero de 2012

2011 acabó con bajos niveles de absorción de espacios de oficinas en Madrid, según el informe sobre el cuatro trimestre de 2011 de DTZ. Aunque mostró una regularidad entre trimestres significó un retroceso a niveles del 2009 con 308.000 m², un cuarto menos que el ejercicio anterior, la mayor parte de esta superficie contratada se situó fuera de la M30. Periferia y Extrarradio fueron las zonas preferidas contabilizando respectivamente el 35% y el 24% de la superficie. Las grandes operaciones también se ubicaron en estas zonas, indica también la consultora. Por otra parte, aumentó el número de operaciones y descendió el tamaño medio de estas un tercio hasta los 730 m² mientras que más de la mitad de las operaciones se concentró en el rango de 200 y 500 m². DTZ apunta que, en el mercado madrileño, la disponibilidad de oficinas va disminuyendo su ritmo de crecimiento y se sitúa sobre el 11,8%. De hecho, en el 4º trimestre del pasado año sólo se entregaron rehabilitaciones por Julián Camarillo y, en el total del 2011, apenas se mostraron 38.000 m² de nueva superficie, un 80% menos que en el 2010. Aunque la proyectada para el 2012 es bastante superior, puede volver a verse recortada si no aumenta la demanda de espacios.

En cuanto al mercado barcelonés, el año acabó con un repunte en la cifra de contratación de espacios de oficinas comparando tanto con en trimestre pasado como respecto al año anterior. Los volúmenes de absorción no son elevados desde una perspectiva histórica pero, sin embargo, se siguen observando operaciones de gran tamaño ya que algunas grandes compañías están aprovechando los bajos precios. El traslado con el fin de ahorrar costes en edificios modernos de calidad como los que se ofrecen en las Nuevas Áreas de Negocios sigue impulsando la demanda. También hay empresas que aprovechan las bajadas de renta para situarse en zonas más céntricas y representativas. En este sentido, la disponibilidad de espacio de oficinas en Barcelona parece estabilizarse cerca del 14%.

Por otra parte, algunos proyectos siguen suspendidos o retrasados a la espera de una mejora en la economía o de obtener un inquilino. La superficie entregada en el 2011 se contrajo respecto a años precedentes y se prevé muy poca nueva para el 2012.