Doing business in Spain? Interempresas Media is the key
Canales Sectoriales
Oficinas y Centros de Negocios
Empresas rentables y sostenibles

El BBVA, una de las primeras empresas que presenta un informe integrado sobre RC

Juan A. Medina. EFE reportajes30/05/2011

30 de mayo de 2011

La relevancia de la responsabilidad corporativa en las empresas va alcanzando cada vez mayor compromiso y se va integrando en los informes financieros, en los que ya no es raro que aparezcan indicadores sociales y medioambientales entre los balances de negocio.

En una tarea en la que han trabajado más de doscientos directivos, en siete países, durante 2010, con el objetivo de integrar los temas de Responsabilidad Corporativa (RC) en las agendas diarias de los equipos directivos, el Banco Bilbao Vizcaya Argentaria (BBVA) se ha convertido en una de las primeras empresas que ha presentado un informe integrado. Es decir, una conjunción del informe de (RC) que desde 2003 venía elaborando, y el habitual informe financiero que, año a año, la entidad presenta.

foto
Imagen de la mesa-debate organizada por BBVA sobre el informe integrado del banco español. De izquierda a derecha, Tomás Conde, director de Sostenibilidad de BBVA, Helena Redondo, socia de Deloitte; Maite Balbín, directora de Comunicación Financiera de BBVA y José Luis Lizcano, director de AECA. Foto: BBVA.
El BBVA es una de las primeras empresas que ha presentado un informe integrado, es decir, el habitual informe financiero que, año a año, la entidad presenta junto con el informe de Responsabilidad Corporativa (RC)

La conclusión de este proceso ha sido la necesidad de equiparar las iniciativas de RC al mismo nivel que las financieras, tanto de manera local como globalmente.

A partir de ahora, en un mismo documento conviven las variables financieras y los indicadores medioambientales, sociales y extrafinancieros en el día a día del negocio de la entidad.

De esta manera se pretende “impulsar las iniciativas de responsabilidad corporativa de manera global, elevando estas cuestiones al máximo nivel del banco”, explica Antoni Ballabriga, director de Responsabilidad Corporativa de BBVA.

Otra de las razones que ha motivado dar el paso de integración del informe ha sido el diálogo permanente que los directivos de este banco han mantenido con analistas de sostenibilidad e inversores institucionales, sensibles a estos temas.

Un mismo documento en el que conviven las variables financieras y los indicadores medioambientales, sociales y extrafinancieros, en el día a día del negocio de la entidad
foto
El Grupo BBVA ha presentado su primer informe integrado, una manera de elevar al máximo nivel las cuestiones medioambientales, sociales y extrafinancieras. Foto: EFE/Ballesteros.

No se puede ir contra al mercado

Desde esta entidad, aseguran que la tendencia mundial va precisamente por este camino y parece indicar que no tiene vuelta atrás. “No se puede ir contra el mercado”, explica Esteban Azaceta, director de Planificación y Reporting del Área Financiera de BBVA. “Una visión integrada debe ser natural en la entidad y en la forma de hacer negocio”, añade el experto.

Una afirmación compartida por los componentes de la mesa de debate organizada por BBVA y moderada por José Luis Lizcano, director de AECA (Asociación Española de Contabilidad y Administración de Empresas), en la que se explicaron las ventajas de integrar las variables no financieras en los informes anuales.

Para Maite Balbín, directora de Comunicación Financiera de BBVA, el informe integrado supone “dar una información única, veraz y transparente de todo lo que hacemos”, porque “el mercado quiere ver empresas rentables y sostenibles”. Según Balbín, “una empresa deja de ser rentable sino es sostenible” y llama la atención en que las variables no financieras "pueden destruir o crear negocio”.

En esta línea, Tomás Conde, director de Sostenibilidad de la entidad, invitaba a otras empresas a realizar informes integrados, tal y como se viene haciendo en otros países, y auguraba que el próximo año “habrá más bancos” que lo hagan.

Para Helena Redondo, socia de Sostenibilidad de la consultora Deloitte y una de las máximas expertas europeas en estos temas, una de las principales ventajas de elaborar un informe integrado “es la confianza. Creer en lo que estás contando”.

foto
Desde 1993, la Ruta Quetzal que organiza el BBVA ha permitido que ocho mil jóvenes de entre 16 y 17 años amplíen sus conocimientos y desarrollen un espíritu de cooperación internacional. En la imagen, los participantes de la Ruta Quetzal de 2010 posan al pie de una pirámide en la ciudad maya de Ezdná en México. Foto: EFE/Alida Juliani.

Una confianza que, en un entorno marcado por la crisis económica y financiera, el BBVA pretende alcanzar fortaleciendo su compromiso por desarrollar su actividad bajo los más estrictos principios de “integridad, prudencia y transparencia”, como recordaba Azaceta, director de Planificación y Reporting.

Según recuerda el informe financiero de 2010, el primero integrado, el Grupo BBVA continua avanzando en acciones basadas en los pilares del Plan Estratégico de RC, aprobada por su Consejo de Administración en mayo de 2008: la educación e inclusión financiera, la banca responsable y el compromiso con la sociedad.

foto
El BBVA creó en 2007 la Fundación Microfinanzas que actualmente atiende a 620.584 clientes en Latinoamérica, con un impacto social acumulado cercano a los 2,5 millones de personas. En la imagen, el presidente de la Fundación Microfinanzas BBVA, Manuel Méndez del Río Piovich, durante su intervención en el Segundo Congreso de la industria de Microfinanzas en Colombia, el pasado 31 de marzo de 2011 en Santa Marta (Colombia). Foto: EFE/Ricardo Maldonado.

El 2010 fue un año de consolidación del Plan Global de Educación Financiera “El dinero en nuestras vidas”, dotado con 26 millones de euros (37 millones de dólares) para el trienio 2009-2011 y del que se han beneficiado un millón de personas en España, México, Portugal y Estados Unidos.

En el marco de la inclusión financiera, el BBVA creó, en 2007, la Fundación Microfinanzas que actualmente atiende a 620.584 clientes en Latinoamérica, con un impacto social acumulado cercano a los 2,5 millones de personas.

Además, en 2010, el BBVA ha reforzado la inversión en acción social, destinando 74,9 millones de euros (107 millones de dólares), lo que representa un 1,6 por ciento del beneficio atribuido al Grupo.

En este apartado, el banco español trabaja en diversos proyectos. Desde su compromiso de inversión en educación en América Latina, donde se beneficiarán más de ocho millones de personas; pasando por los programas de becas, como el de “Niños adelante”, al que se han destinado 17,4 millones de euros (25 millones de dólares) en el último año y ha ayudado a 600.000 niños y niñas de familias desfavorecidas; además de su conocida Ruta Quetzal que, desde 1993, ha permitido que ocho mil jóvenes de entre 16 y 17 años amplíen sus conocimientos y desarrollen un espíritu de cooperación internacional.