Los edificios de oficinas de este proyecto serán los primeros en Italia con certificación energética A

Porta Nuova: un cambio de look para Milán

Redacción Interempresas21/09/2010

21 de septiembre de 2010

El ambicioso proyecto urbano de Milán Porta Nuova conecta los distritos de Garibaldi, Varesine e Isola. Anteriormente, los antiguos edificios industriales crearon una vista poco agradable de la ciudad. En cambio, hoy  en día, se están construyendo modernos apartamentos, edificios de oficinas, hoteles, centros de reunión y equipamientos culturales en un área de 290.000 metros cuadrados, en gran medida, una zona libre de coches y con áreas verdes.

foto
Porta Nuova abarca un área de 290.000 m2, con un gran complejo de apartamentos, edificios de oficinas, hoteles, centros de reunión y equipamientos culturales, en una zona libre de coches y con áreas verdes.

Porta Nuova está cambiando la imagen de la ciudad de Milán. Se trata de un proyecto de desarrollo con miras a la Exposición Universal que tendrá lugar en la ciudad en 2015. A lo largo del eje que une el centro de la ciudad con el Ro ya hoy se están concentrando gran parte de los proyectos capaces de redefinir la imagen de Milán. Las nuevas infraestructuras realizadas conducirán a la creación de zonas urbanas vitales y nuevos puntos de atracción.

Porta Nuova Garibaldi

Los edificios de oficinas del espacio Porta Nuova están situados en un área de destinación mixta dotada de una excelente accesibilidad, gracias a las infraestructuras existentes, próximas al centro histórico. La variedad de los edificios crea una oferta de espacios diferentes y flexibles adaptados a todas las actividades. Dichas oficinas están diseñadas con las características de los edificios de nueva generación con clase energética A y estarán entre los primeros en Italia en alcanzar este nivel de eficiencia, contribuyendo a la satisfacción y el bienestar de los trabajadores y permitiendo un considerable ahorro de los costes de funcionamiento y mantenimiento.

Actualmente, el edificio Porta Nuova Garibaldi se encuentra en construcción. Con una altura de 220 metros, la denominada Torre A es el edificio más alto en Italia. Cuenta con 32 niveles, mientras que la Torre B le sigue con 23 y 102 metros de altura. Los edificios de oficinas de Porta Nuova Garibaldi han obtenido la precertificación Leed de plata. Han sido desarrollados de acuerdo a una estrategia general de sostenibilidad que afecta a seis temas principales: ubicación, materiales, agua, energía, aire y calidad del medio ambiente.

foto
Los edificios de oficinas de Porta Nuova Garibaldi han obtenido la precertificación Leed de plata.

La construcción de estos edificios en una ubicación estratégica, a menos de 0,8 kilómetros de numerosos ‘hub’ de la red de transporte, tiene como objetivo favorecer el transporte público y reducir el uso de recursos no renovables. Durante la fase de construcción, los edificios emplearán materiales reciclados y recuperarán al menos el 50% de material de demolición. Esto contribuirá a reducir el impacto que las fases de diseño y constructiva pueden tener sobre el consumo de los recursos.

El consumo de energía en los edificios se reducirá en un 37% mediante el uso de protecciones solares de alta eficiencia y técnicas de calefacción y aire acondicionado con eficiencia energética como: extracción/dispersión del calor de los conductos de agua, bombas de calor agua/agua e iluminación de elevada eficiencia y sistemas de control de la luz diurna.

En el interior de los edificios, el uso de depósitos de doble descarga y de sensores automáticos contribuirá a lograr una reducción del 30% del consumo de agua potable. Además, los edificios están dotados de zonas receptoras para la recolección diferenciada para alentar a los inquilinos a reciclar papel, metales, de cartón y plástico. Por último, la calidad del aire en los círculos internos es fundamental para mantener un ambiente de trabajo sano. Este objetivo se ha alcanzado mediante un sistema de admisión de aire exterior filtrado y una mayor ventilación que llevará a un aumento del 30% de aire exterior con una tasa de ventilación de 10 l\1s\2por persona. Los sistemas de monitorización de los edificios garantizan un nivel óptimo de calidad del aire y del confort térmico. Para contribuir a crear un ambiente de trabajo ideal, una línea directa de luz externa iluminará el 90% de las áreas ocupadas.

Porta Nuova Varinese

Ocupando la antigua estación de tren de Varese —de aquí su nombre— el proyecto de de Varinese contará con enlaces directos a Porta Nuova, una de las antiguas puertas de la ciudad y a la red de infraestructuras que conecta con el centro histórico de Milán y alrededores. El desarrollo —una serie de edificios de diferentes alturas— está configurado como una variación sobre el típico ‘estilo milanés‘, incorporando edificios dentro de un jardín urbano. La zona es totalmente peatonal y los espacios públicos facilitan el primer objetivo estratégico del diseño: reconectar los espacios urbanos y las rutas. La concentración de edificios altos responde a las directrices del plan maestro original y sus restricciones para crear un grupo de edificios y encajarlos con el paisaje urbano del entorno inmediato.

La secuencia de edificios altos se dirige de oriente a occidente a lo largo del eje de Viale della Liberazione, hacia el edificio más alto (128 metros) en el extremo oriental. Se trata de una forma esculpida y modulada por una serie de cristales inclinados, que actúa como punto de referencia del conjunto. Los niveles inferiores incluyen un paseo comercial y múltiples jardines que crean una comunidad activa e intrínsecamente vinculada a Porta Garibaldi, al oeste.

La precertificación Leed de oro es una garantía de sostenibilidad del proyecto en la promoción de valor social, económico y ambiental para sus usuarios, visitantes y toda la ciudad de Milán. Otras estrategias en materia de sostenibilidad para la zona Varesine incluyen el uso de materiales reciclables, madera sostenible, iluminación natural, ventanas del suelo al techo para ofrecer la máxima vista hacia el exterior, protección contra los rayos solares y fachadas realizadas con materiales que pretenden reducir el impacto ambiental.

El uso eficiente del agua edificios puede reducir el consumo de agua al menos en un 30%. El uso de agua potable dentro de los edificios se reducirá mediante instalación de depósitos de doble descarga y de sensores automáticos on/off, mientras que el consumo de energía de los edificios se reducirá mediante la aprobación de estrategias de servicios de alto rendimiento, el diseño de sistemas diseños eficientes que permiten la recuperación de calor y la explotación del agua subterráneas.

El objetivo del proyecto es la reducción del 14% de las prestaciones energéticas con relación a un edificio realizado con criterios estándar.

foto
El desarrollo de Porta Nuova Varinese está configurado como una variación sobre el típico ‘estilo milanés’, incorporando edificios dentro de un jardín urbano.

Porta Nuova Isola

El estudio de arquitectura William McDonough + Partners ha llevado su concepto ‘Cradle to Cradle’ a Italia con Isola, un edificio de oficinas de diez pisos. Ubicado en un sitio crítico entre el contexto actual, con edificios residenciales de poca altura y el nuevo desarrollo de gran altura de Porta Nuova, Isola está concebido como proyecto intrépido, pero no discontinuo en el tejido urbano en evolución que lo rodea.

Isola consigue optimizar el entorno de trabajo a través de un optimizado diseño básico con ventilación natural, el acceso al exterior a través de una serie de terrazas y un alto rendimiento del sistema de acristalamiento que maximiza las vistas y la transparencia y reduce al mínimo la entrada de calor. El conjunto incluye un patrón rítmico de aberturas a diversa escala, dando profundidad y textura a la fachada. El revestimiento de terracota y el sistema de acristalamiento, que incluye diversos grados de opacidad, bloquean el sol intenso de la tarde, respondiendo así a la orientación del edificio.

foto
El edificio de Isola incluye un patrón rítmico de aberturas a diversa escala, dando profundidad y textura a la fachada.