Posicionamos su web SEO / SEM
En 2008 se están ejecutando muchos proyectos de la entidad

El Consorci de la Zona Franca, motor económico y social de Barcelona

Redacción Interempresas12/11/2008

12 de noviembre de 2008

El Consorci tiene una larga trayectoria promoviendo proyectos que han actuado como motor para el desarrollo de la economía de Barcelona y Cataluña. Impulsar actividades económicas pioneras, fomentar actuaciones urbanas singulares y colaborar en la proyección exterior de Barcelona hacen del Consorci de la Zona Franca una de las principales plataformas para el crecimiento y el progreso de la ciudad condal.
foto
2008 es un año especialmente activo para el Consorci.

No sólo ser el gestor del principal polígono industrial de Barcelona, el de la Zona Franca, erige al Consorci de la Zona Franca como uno de los primeros agentes económicos de la ciudad. La institución promueve desarrollos urbanos, colabora con la innovación tecnológica y está comprometida con el progreso social. 2008 es un año especialmente activo para el Consorci. Durante el presente se han empezado o se empezaran un buen número de proyectos como el Edifici Eureka en el Campus de Bellaterra, el Edifici Media-Tic y la nueva sede del Cac, ambos en el 22@, el Edifici Encuny, con 114 viviendas protegidas o la nueva sede corporativa del Banc de Sang i Teixits.

foto
El edificio Cac contará con tecnologías que fomenten los criterios de aprovechamiento energético y bioclimático.

Proyectos claramente urbanos

El Consorci desarrolla en Barcelona diversos proyectos urbanos para crear zonas de nueva centralidad y de nuevo tejido urbano, como las actuaciones en la Sagrera, en el Distrito 22@ o en las antiguas casernas de Sant Andreu.

Con una superficie edificada de 79.311 metros cuadrados, el edificio Sagrera, situado en un nuevo barrio previsto para 25.000 habitantes, y junto al mayor parque urbano de la ciudad, será, en realidad, un complejo de rascacielos pensado como icono visual y centro de negocios. El desarrollo del proyecto arquitectónico se estructura en tres elementos: una torre de oficinas, una sala de exposiciones y un parque público. El edificio de oficinas dispondrá de 34 plantas y un aparcamiento subterráneo de 746 plazas, con una superficie de 23.631 metros cuadrados. Este diseño arquitectónico vanguardista ha sido encargado a Frank O. Gehry. En las paredes del edificio se combinarán paneles metálicos y cristal y presentará un perfil distinto en cada fachada. Éste será el cuarto edificio más alto de Barcelona, alcanzando los 145 metros. La inversión global está calculada en más de 400 millones de euros, y el proyecto contribuirá a convertir la zona de la Sagrera en un área de centralidad.

Por su parte, el edificio Media-Tic en el Distrito 22@ del Poble Nou se encentra en plena construcción. El inmueble, que acogerá el centro de las tecnologías de la información y la comunicación de Barcelona, ocupará 16.000 metros cuadrados y es realmente rompedor: muestra su esqueleto metálico y sus tirantes estructurales gracias a un revestimiento translúcido e innovador, el ETFE (Ethilene Tetrafluor Ethilene) que actuará de filtro solar y que recubrirá 3 de las 4 fachadas del Media-Tic. La fachada restante, que da a la calle Roc Boronat, será la única que estará recubierta con vidrio.

También en el Distrito 22@, el Consorci de la Zona Franca construirá la nueva sede del Consell Audiovisual de Catalunya -Cac. El edificio se encontrará al lado del que será el nuevo edificio Mediàtic, y su vecindad, se espera que comporte sinergias dentro del Campus Audiovisual que se está levantando en el Distrito 22@. El inmueble tendrá una superficie construida de 3.000 metros cuadrados sobre rasante y 3.133 metros cuadrados bajo rasante, distribuidos en una planta baja y tres plantas más, junto con dos plantas subterráneas para aparcamiento, archivo y sala de servicios. El edificio contará con tecnologías que fomenten los criterios de aprovechamiento energético y bioclimático. Se prevé que se construya en dos años y comportará una inversión total aproximada de 8 millones de euros.

Otros proyectos en construcción son la Torre Diagonal Zero-zero, sede de Telefónica en Cataluña y obra de Enric Massip y la urbanización de los 113.500 metros cuadrados de las Casernes de Sant Andreu, con viviendas, zonas verdes y equipamientos. Fuera de la capital catalana, en Mollet, situado en la primera corona metropolitana de Barcelona, el Consorci tiene proyectada la City de Mollet, con 80.000 metros cuadrados para zona residencial, de los que 10.000 metros cuadrados se destinarán a viviendas de protección oficial, 20.000 metros cuadrados a oficinas y equipamientos hoteleros y 50.000 metros cuadrados a actividades comerciales y de ocio.

foto
El Distrito 22@ acoge gran parte de los proyectos urbanos del Consorci.

Proyección internacional

El Consorci es una institución activa en la proyección de Barcelona fuera de sus fronteras. Prueba de ello es la exhibición en Madrid de los nuevos proyectos urbanos del Consorci “Barcelona Proyecta, construyendo el futuro”, coincidiendo con la entrada en funcionamiento del Ave Madrid-Barcelona. La exposición puso de manifiesto que la ciudad condal continua innovando y creciendo una vez superados los Juegos Olímpicos del 92. La entidad también ayuda a difundir la calidad urbanística del valor de la Marca Barcelona en salones como el Barcelona Meeting Point o el Salón Internacional de la Logística, organizados desde el propio consorcio.

En la Bienal de Venecia de este año, dedicada al urbanismo y la arquitectura de vanguardia, el Consorci ha expuesto también sus proyectos en la ciudad condal.