Posicionamos su web SEO / SEM
La consultora presenta las claves del informe de coyuntura del mercado de oficinas de Madrid, referente al 4º trimestre de 2007

El alquiler de oficinas en Madrid supera los 40 euros el metros cuadrados al mes, según King Sturge

18/02/2008

18 de febrero de 2008

King Sturge ha presentado el ‘Informe de Coyuntura del Mercado de Oficinas de Madrid’ correspondiente al IV trimestre de 2007, en el cual se analizan las tendencias que han marcado la demanda, la oferta y las rentas de este segmento, así como las ubicaciones y tipologías de edificios más demandados.
foto
Foto: Antonio Jiménez Alonso.

Según los datos aportados, el segmento de oficinas en Madrid se ha caracterizado por el predominio de rentas de alquiler en alza, una notable absorción, una oferta escasa y un aumento de tasas de capitalización. Asimismo, se percibe gran incertidumbre de la economía española, y por ende madrileña.

En su informe, la consultora destaca que tanto el aumento de la demanda como la reducida disponibilidad de espacios de oficinas continúan empujando las rentas de alquiler. Así, en las zonas prime han superado los 40 euros por metro cuadrado al mes por segundo año consecutivo.

En el centro de Madrid no se han desarrollado nuevos proyectos salvo en las cuatro Torres Arena

La demanda sigue superando a la oferta

En cuanto a la demanda, el cuarto trimestre de 2007 se cerró con una evolución positiva de la contratación, con una absorción bruta de más de 200.000 metros cuadrados, lo que hace una superficie total de 920.000 metros cuadrados acumulados durante todo el año.

Durante el 2007 se realizaron cerca de 800 operaciones, lo que representó una tasa de crecimiento interanual del 5 por ciento, distribuidas especialmente en la zona prime y espacios exteriores a la M-40.

Asimismo, a lo largo de los tres últimos meses del 2007, la absorción en régimen de alquiler alcanzó casi el 90 por ciento del total de metros cuadrados. La superficie restante se destinó a ventas.

Por lo que respecta al tipo de edificios, los de carácter exclusivamente de oficinas han protagonizado el 73 por ciento de las operaciones, seguidos de los inmuebles de carácter mixto en un 24,6 por ciento y los ‘high tech’ con un 1,5 por ciento.

Por otra parte, y en lo que se refiere a la tipología de superficies más demandas, las menores a 500 metros cuadrados continuaron siendo las más contratadas, abarcando el 64,7 por ciento del total, 14 puntos más que el trimestre anterior. En cambio, las medianas y grandes superficies disminuyeron al 17 y 18 por ciento respectivamente.

En lo que respecta a la oferta de nuevos espacios, ésta continúa siendo escasa. King Sturge estima un volumen en stock en unos 13,5 millones de metros cuadrados en espacios destinados al sector terciario. En este sentido apunta que, en el área céntrica de la Comunidad, y salvo en las cuatro Torres Arena, no se han desarrollado nuevos proyectos, resultando así las incorporaciones en 200.000 metros cuadrados. Y en las áreas periféricas, el Eje Periferia 1 (entre al M-30 y M-40) presenta una disponibilidad de 300.000 metros cuadrados, un 3,4 por ciento más que el año anterior.

Asimismo, se prevé una oferta futura estimada a medio plazo de 400.000 metros cuadrados aproximadamente. En este sentido, King Sturge prevé que, para el 2008, se incorporen al mercado unos 500.000 metros cuadrados procedentes de visados y licencias gestionadas en años anteriores.

foto

Las rentas de alquiler mantienen la tendencia al alza

Según los datos aportados, el mercado de oficinas en Madrid ha manifestado una notable absorción a lo largo del 2007 en la partida de alquiler, mientras que las ventas se han ralentizado en base a la incertidumbre generada por los mercados financieros después del verano.

Además, las tasas de actualización de estos activos han disminuido un 1 por ciento, debido a la ralentización de la economía española, la situación general de los mercados europeos, y las restricciones crediticias. En cuanto a las tasas de capitalización en las zonas prime, éstas se han situado en el 5 por ciento, lo que implica una pérdida del 25 por ciento en el valor de los activos.

Las rentas de alquiler en 2007 han mantenido la tendencia alcista: el dinamismo de la demanda y la poca disponibilidad han confirmando su bonanza