Londres recupera el liderazgo como ciudad más cara del mundo en el mercado de oficinas

30/12/2013

30 de diciembre de 2013

CBRE, primera compañía a nivel internacional en consultoría y servicios inmobiliarios, ha hecho público su estudio semestral de precios de oficinas a nivel global. De acuerdo a sus conclusiones, Londres ocupa de nuevo la primera posición a nivel mundial como ciudad más cara del mundo, fruto de la baja disponibilidad y de algunas restricciones en la actividad promotora que junto a un calentamiento de la demanda, han provocado una importante presión en los precios.

La demanda de sectores como los grandes fondos de inversión, la banca privada y el sector financiero en general, que siempre buscan localizaciones de gran prestigio internacional como es el 'West End', ha sido lo que ha provocado esta presión sobre las rentas.

Para Patricio Palomar, director nacional de Research de CBRE, es significativo que Hong Kong, que durante varios trimestres ocupó la primera posición fruto de la fortaleza mostrada por algunas economías asiáticas con China como máximo exponente, regrese de nuevo la segunda posición. A la vez, el hecho de que Nueva York y San Francisco queden fuera de las 10 primeras posiciones, es una prueba más de la estrecha correlación que tiene el comportamiento del sector inmobiliario con el crecimiento económico de los países. Actualmente Asia está tomando el protagonismo financiero global, y eso queda reflejado en el hecho de que 2 distritos de Hong Kong (Central y West Kowloon) y 2 distritos de Beijing (Financiero y Área Central de Negocios) se encuentren inmediatamente después que el 'West End' de Londres como mercados de oficinas más caros a nivel mundial.

Empresas o entidades relacionadas

CBRE

Comentarios al artículo/noticia

Nuevo comentario

Atención

Los comentarios son la opinión de los usuarios y no la del portal. No se admiten comentarios insultantes, racistas o contrarios a las leyes vigentes. No se publicarán comentarios que no tengan relación con la noticia/artículo, o que no cumplan con las condiciones de uso.