Posicionamos su web SEO / SEM

Bobcat - Miniexcavadoras de cadenas

Bobcat 335

Miniexcavadora: con una profundidad de excavado de 3.581 mm

Foto de Miniexcavadora
Dentro de la gama de miniexcavadoras de 4 a 5 t, Bobcat cuenta con la 335. Esta máquina ofrece una combinación de potencia y rendimiento que incluye una gran fuerza de arranque, suavidad en el manejo y buena estabilidad en tareas como el excavado, la apertura de zanjas, la demolición y el manejo de material y su colocación.

Con un peso operativo con cabina abierta de 4.173 kg (4.292 kg con la cabina cerrada), la 335 cubre el hueco que había entre los modelos 331/334 (de 3 a 4 toneladas) y los 337/341 (de 5 a 6 toneladas) de la gama de miniexcavadoras Bobcat.

La miniexcavadora 335 lleva un motor Kubota V2203 turbodiésel de 30,3 kW. La profundidad máxima de excavado con el balancín estándar es de 3.581 mm, y el alcance máximo a nivel del suelo es de 5.384 mm. La velocidad de giro de la 335 es de 9,0 rpm y la pluma se puede desviar 90° hacia la izquierda y 50° a la derecha. El caudal del circuito hidráulico auxiliar es de 75 l/min.

La 335 dispone de 2 velocidades: 3,2 km/h para la más baja y 5,5 km/h para la más alta.

Está provista de un sistema hidráulico con sensor de carga que optimiza la potencia hidráulica durante el excavado. Gracias a esto, el operador no tiene que compensar los cambios del caudal o de las condiciones de carga, lo cual significa que la máquina es más fácil de manejar. Además, el sistema de sensor de carga proporciona precisión en todas las velocidades y una previsión de los movimientos que se traducen en ciclos de trabajo más rápidos. Este sistema también reduce el consumo de combustible.

Una bomba de pistones de doble salida incrementa el caudal, eliminando así la necesidad de una bomba de engranajes y mejorando la fiabilidad de la máquina. La combinación del sistema de sensor de carga y la nueva bomba de pistones permite el uso de cilindros de menor tamaño en la 335, aligerando así el peso del grupo de trabajo y consiguiendo un mayor equilibrio y estabilidad de la máquina.

La 335 dispone también de un doble cilindro para la flotación de la hoja, esencial en el terraplenado de superficies duras o acabadas, ya que la hoja es capaz de seguir la forma de la superficie, removiendo sólo el material que se ha excavado. También es muy útil cuando hay que desplazar material hacia atrás. El diseño del doble cilindro proporciona un apoyo resistente para trabajar en condiciones duras.

La cabina de la 335 está diseñada para dar al operador la máxima comodidad y a la vez reduce el peso total de la máquina. El resultado es una miniexcavadora más compacta que es más fácil de transportar con un menor riesgo de deteriorar la cabina.