Atlas Copco, S.A.E. - Div. Técnicas de Construcción y Minería - Martillos hidráulicos

Atlas Copco

Martillos hidráulicos: con autocontrol

Foto de Martillos hidráulicos
La utilidad de las innovaciones en la maquinaria se debe medir por las ventajas que supone para el usuario final. Por ello, en Atlas Copco siguen introduciendo continuas innovaciones en los martillos hidráulicos que permitan a los clientes aumentar el rendimiento y la fiabilidad y por tanto optimizar el coste de operación. En un martillo hidráulico la inversión inicial supone menos del 15% del coste total de propiedad, representando mas del 85% los costes de operador, combustible y repuestos. Por ello, a la hora de analizar la inversión en un martillo hidráulico es clave tener en cuenta parámetros como la eficiencia energética, el rendimiento y la fiabilidad.

Ventajas de los martillos hidráulicos Atlas Copco:

AutoControl: se encarga de mantener la proporción adecuada entre la energía y frecuencia de impacto para conseguir la mayor potencia posible. El autocontrol reduce los golpes en vacío y reaprovecha la energía de retroceso, logrando una eficiencia máxima y protegiendo tanto el martillo como la máquina portadora.

StartSelect: el comportamiento de arranque y parada del martillo puede adaptarse a los requerimientos de utilización de cada una de las aplicaciones, para así conseguir siempre el máximo rendimiento en cada aplicación.

PowerAdapt: el martillo se desconecta automáticamente cuando hay sobrecarga de presión del aceite, evitando averías indeseadas además de las constantes pérdidas de energía que produciría una válvula de sobrepresión externa.

DustProtector II: una combinación de varios rascadores evita la intrusión de partículas de polvo abrasivas y cuerpos extraños en la parte inferior del martillo, alargando así la vida del mismo.

ContiLube II: el dispositivo automático de engrase garantiza en todo momento una óptima lubricación del martillo y por tanto una mayor durabilidad de sus componentes.

Insertos roscados: el sistema de unión entre los cuerpos principales de los martillos medianos y pesados permite alargar la vida del martillo así como disminuir los costes de mantenimiento.

Vibrosilence: Permite un óptimo aislamiento entre el mecanismo de percusión y el sistema de guiado externo, ayudando a evitar vibraciones, que pueden ser perjudiciales tanto para el operario, como para la máquina portadora. Adicionalmente garantiza un nivel de potencia acústica mínimo (según Normativa 2000/14/EC).

Cuerpo monobloque en serie ligera (hasta 520 kg): el cuerpo del martillo de una sola pieza significa más fiabilidad, menos componentes y menos mantenimiento.

Atlas Copco ofrece una completa gama de martillos hidráulicos desde 55 hasta 10.000 kg, aptos para todas las necesidades.