Anfalum y AEC denuncian que el 17% de las víctimas mortales en accidentes de tráfico se produce por la noche en vías sin iluminar

La iluminación de las carreteras, un factor clave en la seguridad vial

Redacción Interempresas26/06/2012

26 de junio de 2012

En una rueda de prensa celebrada en Madrid, la Asociación Española de Fabricantes de Iluminación (Anfalum) ha estimado en 348 millones de euros la inversión necesaria para mejorar la iluminación de las carreteras españolas, lo que aumentaría la seguridad y permitiría un importante ahorro energético y una reducción de 400.000 toneladas de CO2.

La Asociación Española de Fabricantes de Iluminación (Anfalum), a través de su director general, Alfredo Berges, y de su responsable en el Comité de Dirección, Pilar Vázquez, y la Asociación Española de la Carretera (ACE), representada por su presidente, Miguel Mª Muñoz, y por su subdirectora técnica, Elena de la Peña, han participado en una rueda de prensa que tenía por objetivo presentar el informe ‘Estado de la iluminación de las carreteras españolas y su impacto en la seguridad vial. Coste de mejora y ahorro energético’.

foto
De izquierda a derecha: Pilar Vázquez, responsable en el Comité de Dirección de Anfalum; Alfredo Berges, director general de Anfalum; Miguel Mª Muñoz, presidente de AEC; y Elena de la Peña, subdirectora técnica de la AEC.

Según explicaba Alfredo Berges, España dispone de unos 4,4 millones de puntos de luz de alumbrado exterior, lo que equivale a 0,11 puntos de luz por habitante, frente a los 0,14 de Alemania, los más de 0,20 de Holanda y los 0,04 de la República Checa, lo que convierte a este indicador en un buen termómetro para medir el uso de las infraestructuras en los diferentes países.

De esos cerca de 4,4 millones de puntos de luz de alumbrado exterior, 1,9 están situados en las carreteras, y, de éstos, aproximadamente 1,5 millones se encuentran en autovías y autopistas y los otros 400.000 en travesías de ciudades. Del total de puntos analizados por la AEC y Anfalum, el 59% presentaban niveles inadecuados respecto a la reglamentación, tanto por exceso (23%) como por defecto (36%).

Además, como indicaba el director general de Anfalum, de estos 1,9 millones de puntos de luz, alrededor del 20% (unos 380.000) son de vapor de mercurio, una tecnología desarrollada en 1940, totalmente obsoleta en cuanto a consumo y rendimiento, “por lo que debería ser sustituida de inmediato”. Esta primera propuesta supone atacar más del 50% de los puntos de luz situados en zonas con un nivel por debajo de la normativa.

Si completamos esta actuación con una adecuación del 23% de los puntos de luz correspondientes a zonas iluminadas en exceso, estaríamos actuando sobre un total de 836.000 puntos. Esto supondría unos 348 millones de euros de inversión, que se amortizaría en menos de tres años y medio.

Como indicaba Pilar Vázquez, la propuesta de Anfalum se basa en sustituir por tecnología convencional el 95% de esos puntos de luz (795.000), lo que, según sus cálculos, ascendería a unos 300 millones de euros; y por tecnología LED el 5% restante (61.000), lo que valora en 48 millones de euros.

foto
Vía de gran capacidad (autovía) con las luminarias apagadas.

Por otra parte, el total de puntos de luz de las carreteras españolas presentan un consumo energético de 1.900 GWh/año. Casi la mitad de este consumo es generado por instalaciones ineficientes, por lo que mejorándolas se conseguiría ahorrar, en este grupo en concreto, entre un 35 y un 40%, lo que supondría aproximadamente una reducción de 665 GWh/año y 400.000 toneladas de CO2.

No obstante, incorporando nuevas tecnologías como la regulación de la iluminación, se podrían alcanzar ahorros superiores y la inversión no sería demasiado elevada. Por ejemplo, si fuera necesario regular la iluminación en el 30% de los puntos de luz (550.000), teniendo en cuenta que cada 100 puntos suponen 4.800, se debería aumentar la inversión en 23,5 millones de euros.

De los 85.503 accidentes con víctimas que se produjeron en España en 2010, un 30% tuvieron lugar durante la noche y el crepúsculo

Visión de la AEC

Miguel Mª Muñoz, presidente de la AEC, remitía durante su intervención a la presentación hace unos meses por parte de esta asociación del ‘Estudio sobre Necesidades de Inversión de Conservación’, un informe que, según sus propias palabras, “ha levantado ampollas” y que contempla la iluminación de las carreteras como uno de los elementos más importantes en la seguridad vial. “Según diferentes informes, la probabilidad de sufrir un accidente de noche es un 250% más alta que de día, por lo que una buena iluminación es fundamental para reducir ese riesgo”, apuntaba el presidente de la AEC.

Miguel Mª Muñoz aprovechaba también su intervención para recordar que en dicho Estudio se contempla una inversión cercana a los 5.500 millones de euros para poder corregir el peligroso deterioro que sufre la red viaria en España, una cantidad que equivaldría a aplazar durante unos años la construcción de 96 km de AVE.

En contraposición a la tendencia que se apunta entre los políticos de dirigir las inversiones en infraestructuras de transporte hacia el tren de alta velocidad, desde la AEC, su presidente, recordaba que “no hay una inversión más social y vertebradora territorialmente que la que se hace en carreteras”.

A continuación, Elena de la Peña, subdirectora técnica de la AEC, pasó a detallar los datos más significativos del informe sobre el estado de la iluminación en las carreteras españolas que señala, entre otros aspectos, que de los 85.503 accidentes con víctimas que se produjeron en nuestro país en 2010, un 30% tuvieron lugar durante la noche y el crepúsculo y, de ellos, el 20% en vías que carecían de iluminación. En esos doce meses, 996 personas fallecieron durante la noche o el crepúsculo en accidentes de tráfico, en carretera y zona urbana, lo que supone un 40% del total de fallecidos; en concreto, se produjeron 432 víctimas mortales durante la noche en vías sin iluminar (un 17% del total).

foto
Durante la noche se incrementa el riesgo de sufrir un accidente en carretera, por lo que es fundamental contar con una óptima iluminación.

En vías interurbanas se producen aproximadamente el 22% de los fallecidos y 16% de los heridos graves en tramos sin iluminar, por lo que se hace más que imprescindible mejorar el nivel y calidad de la iluminación.

Empresas o entidades relacionadas

Asociación Española de Fabricantes de Iluminación
Asociación Española de la Carretera

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

SMOPYC - Feria de Zaragoza

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS