Posicionamos su web SEO / SEM
La caída del sector ha supuesto la destrucción de 6.000 puestos de trabajo directos y 20.000 puestos de trabajo indirectos

El consumo de árido cae cerca del 60% en tres años

Redacción Interempresas14/12/2011

15 de diciembre de 2011

El sector de los áridos es el principal suministrador de materias primas para la construcción de infraestructuras, para la industria y para la protección del medio ambiente, lo que le confiere el carácter de sector estratégico. Sirva decir que es la segunda materia prima más consumida por el hombre después del agua y que cada español consumió en 2010 cerca de 4.500 kilogramos anuales.

Los áridos se emplean en estas obras, como hormigón preparado, prefabricados de hormigón (el 80% del hormigón son áridos), mortero, aglomerados asfálticos (el 95% son áridos), construcción de carreteras (el 94% de los materiales necesarios para una carretera son áridos), ferrocarriles (balasto), etc. Estos materiales se emplean, mayoritariamente en las etapas iniciales de las obras, por lo que la evolución de su consumo es un buen indicador adelantado de la eficacia de los planes de infraestructuras.

Según las estimaciones de consumo de áridos para la construcción, en 2010 descendió nuevamente, para el conjunto del territorio nacional, con un reparto territorial desigual, lo que situó al sector en niveles de consumo similares a los registrados en 1992 y 1988: 207,6 millones de toneladas (-14,6%) de áridos para la construcción.

foto
Este gráfico representa una caída del -57,2% desde el máximo previo a la crisis (2006), momento en el que la producción era de 485 Mt.

Además, se produjo un nuevo retroceso en el consumo de áridos para aplicaciones industriales, tales como cementos, vidrios, cargas, filtros, industria química, siderurgia y metalurgia, etc., hasta los 41 millones de toneladas (-7%). Por lo tanto, el consumo total de áridos, en el año 2010, fue de unos 249 millones de toneladas (-13,4%). Un total de 1.350 millones de euros de volumen de negocio del sector de áridos para la construcción, excluido el transporte. La caída acumulada en términos constantes, desde 2007 hasta 2010 fue del -68%.

Esta situación supuso (con datos hasta 2010)  la destrucción de 6.000 puestos de trabajo directos y 20.000 puestos de trabajo indirectos, desde el inicio de la crisis. Además de la brusca disminución de la demanda experimentada en este trienio 2008-2010, el sector de los áridos y, por extensión, los de la mayoría de productos de construcción, siguen atravesando por una situación de estrangulamiento del capital circulante que está afectando a muchas de sus empresas, por estar sometidas al doble esfuerzo de fabricar y enviar los productos sin ningún tipo de cobertura de riesgo y, simultáneamente, tener que soportar la tensión de tesorería que supone cobrar, en muchos casos, a más de 200 días, con la posibilidad real de que el cobro no se llegue a producir. La caída del consumo de áridos para la construcción, en 2010, muestra una evolución territorial muy desigual, situándose en los extremos de mayor retroceso Andalucía (-19%) y Canarias (-25%).

foto
En este gráfico se muestra que Canarias, Madrid y Andalucía son las comunidades en las que más ha descendido el consumo de áridos.

El efecto de la crisis en el sector

Cantabria, Asturias, Extremadura y Navarra son las Comunidades Autónomas con menor incidencia desde el inicio de la crisis, si bien experimentaron retrocesos superiores al -30%. En el otro extremo se sitúan Madrid y Canarias, con un retroceso superior al -70%, la Comunidad Valenciana y Murcia. En la gráfica, el diferente trazado de las líneas continuas roja y verde muestra que la crisis se inició antes en algunas comunidades.

Por su parte, desde 2006, cuando el consumo de áridos por habitante en España era uno de los más importantes de Europa, con cerca de 12 toneladas/habitante/año, esta cifrasufrió una reducción considerable, hasta 4,5, situándose netamente por debajo de la media europea, de cerca de 6,0. 

foto
En España hay más de 1.700 explotaciones de áridos, 330 de ellas sólo en Andalucía. 
El número de explotaciones activas es de 1.743, según las informaciones recabadas de los Servicios de Minas de las Comunidades Autónomas. El tamaño medio de las explotaciones es muy variable, con un máximo en Madrid, de 463.000 toneladas por explotación y unos mínimos en La Rioja (60.000) y Castilla – La Mancha (67.000), ambas en la mitad de la media nacional, que asciende a 120.000 toneladas por explotación y muy por debajo de las 254.000 de media en los países europeos homólogos a España.
El consumo de áridos, tras la crisis, ha vuelto a niveles de 1988 acercándose a los 200 millones de toneladas

Perspectivas para 2011-2012

Las previsiones de Euroconstruct para 2011 y 2012, en cuanto a las infraestructuras, señalan que “2011 es el cuarto año consecutivo de contracción del sector (-13,6%). La tendencia negativa perderá intensidad hacia 2012 (-2,3%) y 2013 (+1,3%) en tanto que podría estar próximo el punto de equilibrio en el que el sector construcción alcance unos niveles de producción proporcionados a la situación objetiva del país. Los efectos de los planes de austeridad se han trasladado con gran rapidez al mercado de ingeniería civil en donde se aplican todo tipo de mecanismos para contener el gasto: se ralentizan los proyectos en marcha, se seleccionan estrictamente los proyectos nuevos y se descartan nuevos proyectos de envergadura”.

Según Seopan, la evolución prevista por tipo de obra para 2011, respecto a 2010, es de -4%/-7% en edificación residencial, 0/-3% en edificación no residencial, 0/-3% en rehabilitación y mantenimiento, lo que supone para el conjunto de la edificación -2/-5%. Asimismo, la obra civil retrocede más acusadamente, el -19%/-22%. En total, se prevé una caída del sector de la construcción de -8%/-10%.

De acuerdo con la evolución de todos los indicadores económicos de ámbito nacional y sectorial, las previsiones para el cierre de 2011 son, asimismo, negativas, con un nuevo retroceso del consumo de áridos para la construcción de cerca del -10%, respecto a 2010, es decir, en el entorno de los 190 millones de toneladas, llegando a niveles similares a los de 1985.

Con esta caída, se habrá alcanzado en el presente año, una disminución del consumo del -61% desde el máximo sectorial de 2006.

Dado que no se espera una rápida recuperación, es muy probable que no se recuperen los niveles productivos de diciembre de 2009 hasta el año 2014 y, una vez estabilizada la situación en los años posteriores, el consumo de áridos para la construcción se situará en los valores de 1995-1996, en una horquilla de 220 a 250 millones de toneladas.

foto
En el siguiente gráfico vemos la evolución que ha experimentado el sector entre 1980 y 2010.

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

SMOPYC - Feria de Zaragoza

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS