Posicionamos su web SEO / SEM
Atlas Copco participa en la instalación geotérmica que climatizará la sala de visitas del Museo de las Minas de Cercs (Barcelona)

Volver al centro de la Tierra

Esther Güell22/03/2011

22 de marzo de 2011

Históricamente el hombre ha sabido obtener el máximo provecho de las entrañas de la Tierra extrayendo de su interior aquellos materiales necesarios para su vida diaria; desde minerales como el carbón hasta piedras preciosas. En los últimos años, sin embargo, con la vista puesta en el cielo, nos olvidamos de todas las bondades del centro geológico. Al menos en parte, porque algunas empresas sí saben cómo sacar provecho del calor de la Tierra.
foto
Los asistentes, ingenieros en su mayor parte, siguieron con interés las más de 3 horas que duró la perforación de los últimos 20 metros del pozo.

Precisamente gracias a la geotermia Geotics, empresa especializada en el aprovechamiento de esta energía, participó en la construcción de un pozo geotérmico, de baja entalpía (junto a las empresas Atlas Copco y Movilair),  que servirá para climatizar la sala de exposiciones del Museo de las Minas de Cercs, el museo dedicado a la explotación minera de la comarca del Alt Berguedà (en el límite de la provincia de Barcelona), más concretamente la empresa ‘Carbones de Berga, S.A.’ fundada el 1911 y que cesó sus actividades definitivamente en 1991.

La instalación final permitirá climatizar la sala de audio, con dificultades a la hora de calefactar por sus dimensiones y altura del techo y que, además, requería una solución de bajo nivel sonoro para no dificultar el audio.

En lo que fue una ‘vuelta al centro de la Tierra’, la construcción de este pozo geotérmico fue la demostración final de la jornada dedicada a la geotermia que el Colegio de Ingenieros de Minas de Catalunya organizó en las instalaciones del museo.

En cifras...

  • Profundidad del pozo: 120 metros
  • Velocidad de perforación: unos 15-20 metros/hora
  • Longitud de las secciones de tubo de perforación: 3 metros
foto
Este proyecto, realizado por Geotics, empresa especializada en el aprovechamiento geotérmico, junto a las empresas Atlas Copco y Movilair, servirá para climatizar la sala de exposiciones del Museo de las Minas de Cercs.

La demostración contó con la participación de Atlas Copco, tanto de su división de compresores como de minería. Los asistentes, ingenieros en su mayor parte, asistentes a las jornadas, Alba Boixader, directora del Museo, Manel Vinyals, director de I+D de Geotics, Roberto Pascual, ingeniero de Minas y Business Line Manager de la división de Exploración Geotécnica, y el alcalde de Cercs, Ferran Civil —presidente también del Consorcio de Ruta Minera de Catalunya— que siguieron con interés las más de 3 horas que duró la perforación de los últimos 20 metros —el día antes se había dejado el pozo ya a 100 metros de profundidad para agilizar la demostración— bajo un cielo amenazante y a 6 °C grados de temperatura. Decir, sin embargo, que la obra se lo merecía.

Conscientes de que la geotermia puede representar una buena alternativa a los sistemas tradicionales de combustibles fósiles, desde el Colegio de Minas se apuesta por esta energía que, además, puede servir para recuperar espacios naturales que habían sido fuente de riqueza como era la minería y que habían caído en el olvido.

Ferran Civil, por su parte, en representación del consistorio, puso el énfasis en el trabajo conjunto realizado por el Museo y el Colegio, que “además ha supuesto contar con esta obra (el pozo geotérmico), subvencionada por ACC1Ó, haciendo innecesaria la inversión por parte del municipio”. Civil recalcó también que trabajar “codo con codo con la ciencia puede comportar oportunidades y nuevas posibilidades que no imaginamos”.

Datos técnicos

Peso

 

De unidad completa, versión básica  6.200 kg

 

Dimensiones

 

Longitud con deslizadera horizontal 6.030 mm

 

Anchura 1.700 mm

Altura con deslizadera horizontal 2.550 mm

Motor

Deutz BF4L 2011 Diesel   55.1 kW

Potencia a 2.800 rpm    24 V

Almacén de tubos

Integrado en máquina. Con movimiento hidráulica de avance, también usado como apoyo. Capacidad con rosca int para 50 tubos de 76 mm.

foto
A la izq., Manel Vinyals, director técnico de Goetics Innova. A la dcha. Roberto Pascual, responsable del departamento de Geotecnia de Atlas Copco.

Manel Vinyals, en representación de Geotics, hizo un repaso a la trayectoria de esta empresa —“fue la primera dedicada al aprovechamiento geotérmico en España”. Para Vinyals, España tiene un importante potencial para aprovechar la temperatura de la Tierra, porque está a unos 15 °C, poniendo el acento en que se trata de una energía que utilizan incluso en países de auténtico frío como Suecia o el Círculo Polar Ártico. Recordó también que en el Santuario de Nuria (Girona) han inaugurado recientemente una instalación geotérmica donde el Sol está a 7 °C. “¿Por qué? Porque hay mucho calor en las capas subterráneas y freáticas. La geotermia es una técnica que se utiliza desde hace años en toda Europa y en EE UU tienen experiencias de más de 50 años”.

La solución propuesta para el pozo del Museo de las Minas de Cercs es, en palabras de Vinyals, “¡tan sencillo como aprovechar el calor de la Tierra! Con una bomba de calor y evitando además el transporte de otros sistemas y combustibles, un transporte que consume también energía”.

Los sistemas geotérmicos permiten calefactar y refrescar, “si es una instalación adecuada, claro. Para calefactar funcionan muy bien los suelos radiantes o conectar la instalación a los radiadores, pero para refrigerar, es mucho mejor utilizar un sistema de aire”. Así, —puntualizó Vinyals— cuando se hace una nueva instalación basta con gastar menos del 10% del total de la obra en un sistema que durará 100 años, el pozo claro, las máquinas no”, según sus previsiones.

Sin embargo, Vinyals es consciente de que la situación económica en España no es la más adecuada para apuestas de este tipo, sin presupuestos adecuados para acometer las obras “hoy se pide a las empresas que recorten gastos para ajustarse a la demanda del cliente, pero ello que puede dar lugar a errores en la ejecución de la obra o a dimensionados erróneos. Hay que trabajar bien. Si no se hace adecuadamente, es mejor no realizar la obra geotérmica. Ni funcionará ni servirá de ejemplo de buenas prácticas”, en alusión a todos los instaladores que asistieron a la presentación oficial.

El responsable del trabajo bruto

Roberto Pascual fue el encargado de exponer el trabajo ‘bruto’ que realizó Atlas Copco: “antes de cualquier instalación hay que ensuciarse y perforar”. Para ello, la empresa aportó su grano de arena: su sistema de perforación con tubería de revestimiento. Actualmente es uno de los sistemas más utilizados para cimentaciones, trabajos de refuerzo y perforación de pozos. Es especialmente útil para trabajos urbanos, como la construcción de puentes, líneas de servicio público, muelles o edificios.

Dentro de esta gama Atlas Copco ofrece dos gamas de equipos de perforación. Odex, por una parte, que consiste en un sistema de perforación recuperable para barrenos pequeños, y Symmetrix, adecuado para cualquier obra, con barrenos de cualquier profundidad o tamaño. Ambos sistemas conforman la última tecnología en perforación con revestimiento. El sistema Symmetrix es adecuado para suelos semiduros o duros y para una profundidad ilimitada: basta con ir añadiendo tubos de revestimiento.

foto
La construcción de este pozo geotérmico era la demostración final tras la jornada dedicada a la geotermia que el Colegio de Ingenieros de Minas de Catalunya organizó en las instalaciones del museo.

Atlas Copco Christensen CT20: Alta entalpía

Cada vez se escucha más el término de alta entalpía. A todo el mundo, también a Europa y en España, llegan noticias de colaboraciones de diversas universidades con organismos públicos, empresas constructoras, energéticas, etc. sobre proyectos de estudio de geotermia de alta entalpía. Se trata de proyectos que contemplan la exploración térmica de la tierra mediante sondeos de gran profundidad. Siempre de más de 1.000 metros.

Atlas Copco dispone de dos gamas de sondas de exploración; Diamec preferentemente para aplicaciones de interior y Christensen para sondeos desde la superficie.

El modelo Christensen CT20 montado sobre camión ofrece una gran flexibilidad, capacidad de acceso y fácil transporte entre distintos puntos de trabajo. La CT20 es una potente sonda para recuperación de testigo además de ergonómica y de alta seguridad. Cumple con los requerimientos de este tipo de sondeos tan profundos. Además, el equipo dispone de una potente unidad de rotación de 4 velocidades alcanzando hasta 6.245 Nm de par y 1.300 rpm.

Con una robusta deslizadera de 6 metros (3,5 m de carrera) y opción de extensión telescópica de 3 metros, se puede extraer varillaje hasta 9 metros. Dispone de una fuerza de avance de 100 kN y un tiro de 200 kN, pudiendo perforar desde 45 hasta 90º.

También incorpora una moderna monitorización de los parámetros hidráulicos mediante la cual la sonda va regulando los parámetros de perforación según los cambios de formación rocosa.

Además del cabrestante wire-line de 3.600 metros de capacidad dispone de bomba de agua Trido 140, motor cummins modelo QSL 9 Tier III de 224 kW.

Debido a su diseño y capacidad, la CT20 es ideal para los sondeos de exploración de alta entalpía. De hecho, Atlas Copco está a punto de suministrar una unidad a la Universidad sueca de Lund para la ejecución de sondeos bajo el proyecto denominado ‘Deep Hole Project’.

Empresas o entidades relacionadas

Atlas Copco, S.A.E. - Div. Técnicas de Construcción y Minería

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

SMOPYC - Feria de Zaragoza

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS