Doing business in Spain? Interempresas Media is the key

Marcada por una clara vocación innovadora, esta compañía fue la primera en introducir el robot DXR 310 en España así como maquinaria de corte en Sevilla

Retasur ejecuta la demolición de la antigua fábrica de Cruzcampo en Sevilla con robots Husqvarna

David Muñoz07/05/2019

Desde el pasado año, la empresa Regolas y Taladros del Sur, Retasur, con sede en Dos Hermanas, Sevilla, es la encargada de realizar la demolición de los interiores y la instalación de las nuevas estructuras metálicas de dos de los edificios de la antigua fábrica cervecera de Cruzcampo en Sevilla. Para desarrollar un trabajo tan complejo técnicamente, la compañía está empleando, entre otros equipos, dos robots de demolición Husqvarna, modelos DXR 310 y DXR 140. Viajamos a Sevilla para conocer los detalles de este singular proyecto de la mano del director general de Retasur, Francisco Garrucho.

foto

Robots Husqvarna DXR 310 y DXR 140 de Retasur trabajando en la demolición de la antigua fábrica de Cruzcampo en Sevilla.

Para proceder a la construcción de las nuevas instalaciones de Heineken España el primer paso ha sido demoler esta antigua fábrica situada en la Avenida de Andalucía. Una demolición compleja porque se trata de edificaciones declaradas Patrimoinio de la Ciudad y en las que hay que mantener prácticamente intactas sus fachadas.

Por tanto, para poder ejecutar esta labor se necesitaba una empresa experimentada en este tipo de proyectos. Y la solución no estaba muy lejos: la empresa sevillana Retasur, especializada desde el año 2000 en el corte y perforación de hormigón, demoliciones técnicas y resinado de anclajes y estructuras, aunque con una larga experiencia previa acumulada en este tipo de actividades en empresas anteriores.

foto

Francisco Garrucho, director general de Retasur, junto al robot de demolición Husqvarna DXR 140.

foto

Estado actual de las obras en la antigua fábrica de Cruzcampo.

Primera fase

El primero de los trabajos de Retasur en este proyecto fue la ejecución de micropilotes (con la colaboración de Insersa), la instalación de las nuevas estructuras metálicas (con el apoyo de Rocom) y la demolición interior de uno de los edificios. Desde el principio, para la demolición de los suelos, techos y paredes, la compañía empleó el robot DXR 310 adquirido a Husqvarna en el año 2010 (el primero de este tipo que llegaba a España) y una nueva unidad, más pequeña, incorporada precisamente para realizar este proyecto, concretamente el modelo DXR 140. Ambos robots están equipados con martillos hidráulicos Atlas Copco (ahora Epiroc), modelos SB202 y SB152.

foto

El primero de los edificios donde Retasur realizó los trabajos de demolición.

La actuación se limitó a tres pisos (sotano, bajo y primera planta) y el procedimiento consistía, de forma resumida, en la instalación de las cerchas metálicas de sostenimiento para posteriormente proceder, de forma segura, a la demolición con los robots de techos, suelos y paredes. Para evitar transferencias de vibraciones a las fachadas, Retasur realizaba cortes con equipos de disco entre los forjados y las paredes.

Desde el primer momento, los robots de Husqvarna demostraron ser los equipos perfectos para efectuar estos trabajos, por su rapidez, potencia y rendimiento. Además, en un proyecto como este, donde no pueden permitirse paradas imprevistas, la garantía de disponer en todo momento de un ágil servicio postventa supone para el contratista una tranquilidad. En este sentido, Retasur ha estado siempre respaldado por servicio técnico de Husqvarna en Sevilla, E.R. Hidráulica, y por la central de Husqvarna en Madrid, incorporando un stock propio de repuestos de alta rotación.

foto

Los dos robots han seguido el mismo procedimiento de demolición en los dos edificios en los que han trabajado.

Los dos robots, de 2.000 kg y 1.000 kg de peso operativo, permiten trabajar perfectamente sobre los forjados de hormigón y se caracterizan por su gran fuerza de demolición a pesar de sus tamaños compactos. Son operados, como todos los robots de Husqvarna, con control remoto mediante Bluetooth, lo que no solo favorece la visibilidad de la zona de demolición sino también la seguridad de los operadores (con todo ello, estos trabajadores están también sujetos con líneas de vida y los forjados están sustentados con puntales durante la demolición, lo que demuestra el alto valor que da Retasur a la seguridad).

Como destaca Francisco Garrucho, los robots son fáciles de manejar, si bien es cierto que para garantizar su máximo rendimiento los operarios recibieron una formación inicial por parte de Husqvarna España. Además, son equipos que se agarran perfectamente a la superficie con sus potentes patas estabilizadoras y que permiten ver de forma óptima la zona de demolición, incluso en zonas muy oscuras, gracias a los focos frontales.

foto

Ambos robots están equipados con martillos hidráulicos de Atlas Copco (ahora Epiroc).

Segunda fase

Una vez terminada la primera fase de los trabajos de demolición, Retasur está ejecutando ahora la demolición del interior y el hormigonado de los nuevos forjados en el segundo edificio. Este tiene una menor superficie de planta pero los trabajos se hacen en más pisos (cuatro más el sótano).

foto

En la imagen se puede ver cómo están apuntalados los forjados durante los trabajos de demolición.

El procedimiento es prácticamente el mismo que se siguió en el primer edificio y se están empleando entre seis y siete días para demoler cada una de las plantas, las cuales miden 32 m de largo x 12 m de ancho.

Este edificio tiene además la singularidad de que una de sus fachadas sí se ha demolido íntegramente para hacer un cerramiento acristalado. El que esta fachada esté abierta está facilitando la evacuación con minicargadora y grúa de todos los residuos, tanto de los RCDs que van a una planta de tratamiento especializada, como de la ferralla, que es recogida por un chatarrero (los edificios siguieron un procedimiento previo de descontaminación de amianto).

foto

Los dos robots trabajan simultáneamente para lograr el máximo rendimiento de demolición.

Otra dificultad extra ha sido la demolición de 12 bañeras de hormigón de 6 m de largo, 3 m de ancho y 2 m de profundidad cada una, que albergaba este edificio para fabricar la cerveza. Gracias al empleo de los robots Husqvarna el trabajo se pudo realizar de forma eficiente.

foto
La antigua fábrica de Cruzcampo está ubicada en una enorme superficie en la que está previsto desarrollar próximamente un importante plan urbanístico.

Especialista en el uso de robots

Desde que en 2010 Francisco Garrucho viajó a la fábrica de Husqvarna en Suecia con la idea de incorporar el robot DXR 310 han sido numerosos los proyectos en los que ha intervenido este revolucionario equipo. Por ejemplo, ha trabajado en el fresado de dos muros de 2 km de largo cada uno del Canal de la Carretera de La Isla, en Dos Hermanas; en el puente de La Pepa de Cádiz usando fresadora y perforadora neumática; en la Torre Pelli de Sevilla con perforadora para realizar anclajes; y en diferentes edificios de Andalucía y de otras partes de España.

foto

Trabajos de refuerzo estructural y arriostramiento en el exterior del edificio.

El buen trabajo realizado en Sevilla desde su constitución ha permitido a Retasur, empresa que se ha convertido recientemente en miembro de la Asociación Española de Demolición, Descontaminación, Corte y Perforación (Aeded), ofrecer también sus servicios de perforación, demolición, corte y trabajos en altura en otras zonas de España como Madrid, Barcelona, León, Murcia y Valencia, así como acometer otros proyectos relevantes como es la remodelación del Archivo de Indias en Sevilla.

Con todo ello la empresa confía en seguir creciendo en los próximos meses de la mano de equipos tan destacados como estos robots de demolición de Husqvarna.

foto
Retasur, cuya imagen corporativa se puede ver en el andamio, espera seguir creciendo en los próximos años avalada por la calidad de sus servicios.
foto
Robot de demolición DXR 140 de Husqvarna.

Robot de demolición DXR 140 de Husqvarna

DXR 140 es el robot más compacto de demolición por control remoto de Husqvarna con un brazo que rota 360º. Con su potencia de 15 kW y su bajo peso es una potente máquina especialmente desarrollada para trabajos de demolición en espacios reducidos, donde el trabajo requiere una máquina compacta y manejable con una elevada demanda de eficiencia en demolición.

El DXR 140 es un versátil robot para la industria de la construcción. Se puede combinar con una gran variedad de herramientas como martillos, cizallas y cazo de acero.

Para los trabajos más exigentes, Husqvarna recomienda el uso de sus paquetes de funciones adicionales. Los paquetes pueden solicitarse como accesorios o ser instalados directamente desde fábrica.

Empresas o entidades relacionadas

Husqvarna-Construcción - Husqvarna España División Construcción

Comentarios al artículo/noticia

Nuevo comentario

Atención

Los comentarios son la opinión de los usuarios y no la del portal. No se admiten comentarios insultantes, racistas o contrarios a las leyes vigentes. No se publicarán comentarios que no tengan relación con la noticia/artículo, o que no cumplan con el Aviso legal y la Política de Protección de Datos.

VÍDEOS DESTACADOS

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

Municipalia - Fira de LleidaTrafic - IFEMA - Feria de Madrid

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS