Nuevos retos y oportunidades del Ingeniero de Montes

15/06/2006

Publicado en la revista Forestal Española núm.39 R.F.E. Mayo 2006

Todo Ingeniero de Montes, al finalizar su carrera, tiene la ilusión de poder trabajar en alguno de los numerosos campos que abarca su especialidad. No obstante, y debido al rápido cambio de la sociedad, tanto los retos del ingeniero como profesional y las oportunidades de trabajo que se le ofrecen han ido cambiando, al tiempo que van apareciendo nuevas oportunidades.
Para optar a algunos de esos puestos, proyectos u oportunidades, si se exceptúa la Administración Pública, se necesita no sólo un buen currículum profesional sino también un conocimiento del mercado de oportunidades, es decir, una buena red de información de los proyectos y actividades a los cuales el Ingeniero puede optar. Si bien el currículum se puede conseguir y mejorar a lo largo de la carrera y de ciertos cursos de especialización al finalizar la misma, existe un gran vacío de comunicación entre la oferta de servicios profesionales y los que demanda la sociedad. Resolver este problema es un gran reto para todos los implicados.

El desconocimiento de las capacidades y experiencia de nuestra profesión afecta frontalmente a la visión que tienen las empresas del Ingeniero de Montes. Es necesaria ampliar nuestra proyección y aumentar nuestra presencia en todos los ámbitos de la sociedad. Cuando no se conoce algo es exactamente como si no existiera. Ya incluso en la Universidad, es totalmente patente el desconocimiento de nuestra carrera fuera de la Politécnica. ¿Quién no ha oído el famoso comentario de <Ah!ingeniero de montes, canales y puertos ¿no?>.

Quizás por esa falta de comunicación e información, si se repasa el ámbito de actuación de los Ingenieros de Montes, exceptuada la Administración Pública, se observa que la profesión forestal está siendo desplazada por otras titulaciones, generalmente menos especializadas que la nuestra, pero probablemente mejor informadas. Según la empresa PROFOYMA, Sociedad de Proyectos y de Ingeniería, la repetición de ámbitos profesionales crea espacios de intersección de competencias en las que los ingenieros de Montes tendremos que posicionarnos con firmeza, profesionalización y eficacia. A parte de la conservación sostenible de los bosques y de las industrias forestales, hay ámbitos de actuación de gran actualidad e impacto económico y social en los que los Ingenieros de Montes tendrán que estar implicados cada día más. Por ejemplo, se pueden citar, entre otros, la utilización de la biomasa como fuente de energía, la generación eólica, la selvicultura urbana, la lucha contra el efecto invernadero (Kyoto), el ecoturismo, la conservación del agua, las barreras verdes contra el ruido y la desertificación y la evaluación de impactos medioambientales ocasionados por proyectos y actividades que afecten al paisaje, al relieve, a la calidad del aire y del agua y a la biodiversidad.

No obstante la mejor manera de defender los ámbitos de actuación de nuestra profesión es dar soluciones originales y eficaces a los problemas que planteen los clientes y las sociedades, tanto la nacional como las internacionales. Todo ello, dentro de un cuadro de libre competencia, puede conseguirse por lo menos a través de las tres líneas de actuación siguientes. La primera, a través de una formación continua que complemente y mejore la recibida en la Universidad. La segunda, mejorando y dinamizando los canales de comunicación actuales, tales como revistas especializadas, reuniones técnicas y ferias forestales, congresos especializados y participando en redes temáticas forestales y medioambientales nacionales e internacionales. En este último punto no hay que olvidar la gran experiencia, en información, generación de datos e índices agrarios, así como los documentos que generan los organismos y agencias de naciones Unidas, tales como UNESCO, FAO, UNIDO y las Comisiones Económicas que dichas organización tiene en cada continente. La tercera, y quizás la más importante, consiste en la participación en proyectos y programas avanzados que presenten retos a los cuales el Ingeniero de Montes pueda contribuir a resolver.

Los nuevos horizontes y oportunidades están ahí esperándonos. Saber responder a las nuevas necesidades de la sociedad es tarea que nos compete y a la que debemos dedicar esfuerzo y tiempo. Como abanderados tenemos nuestra formación de ingenieros y como aliados nuestra capacidad de trabajo y la experiencia acumulada desde hace más de 150 años.

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

SMOPYC - Feria de Zaragoza

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS